90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

A 40 años del asesinato de monseñor Arnulfo Romero, un mártir en la lucha por los DD.HH.

destacada

El 24 de marzo de 1980, hace 40 años, un francotirador asesinaba durante una misa a monseñor Óscar Arnulfo Romero, un sacerdote católico salvadoreño que predicaba en favor de los humildes y los desamparados, canonizado años después por seguir “el ejemplo de Jesús”, según el papa Francisco.
Romero, de 62 años, llamado el “cura comunista” por la dictadura salvadoreña, fue ultimado de un disparo en la cabeza con la complicidad de la junta militar que gobernaba El Salvador, durante una ceremonia en la que pedía respeto por los derechos humanos en la capilla del hospital Divina Providencia de la capital de ese país.
Posteriormente fueron asesinadas varias personas que asistieron a su entierro, considerados por algunos analistas como el inicio de la guerra civil salvadoreña que dejó decenas de muertos hasta 1992.
Un año después de la firma de los Acuerdos de Paz en El Salvador, el 26 de julio de 1990, la ONU estableció que los responsables del asesinato de Romero fueron los Escuadrones de la Muerte creados por el coronel Roberto D’Aubuisson, fundador de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernaría el país centroamericano durante dos décadas.En 1992, la Comisión de la Verdad para El Salvador de la ONU estableció que fue el coronel D’Aubuisson el autor intelectual del asesinato de Romero en 1980. Sin embargo, la investigación sobre su crimen nunca prosperó en la justicia salvadoreña.
 Poco antes de perpetrar el magnicidio, los grupos de extrema derecha habían intentado matar a Romero, colocando una bomba debajo del púlpito de una iglesia.
El 14 de octubre de 2018, Romero fue canonizado en Roma por el papa Francisco junto a otros seis beatos, entre los que se destaca el papa Pablo VI.
El Pontífice dijo que el prelado asesinado siguió el “ejemplo de Jesús” al elegir estar “en medio de su pueblo”, en una declaración tras el dominical rezo del Ángelus.
Nacido el 15 de agosto de 1917 en Ciudad Barrios, en el este de El Salvador, en el seno de una familia humilde, Romero fue conocido desde muy pequeño por su amor a los pobres.
Cuando era todavía un niño asistió a una ordenación sacerdotal, quedando impacto por la ceremonia, por lo que tiempo después manifestó su deseo de convertirse en un sacerdote.
Entre 1931 y 1937, Romero estudió en el Seminario Menor de San Miguel de los padres Claretianos y en el Seminario San José de la Montaña con los jesuitas.
Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, en septiembre de 1939, fue enviado a Roma para completar su formación en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana, y dos años después fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942. En agosto de 1943 regresó a El Salvador, donde lo nombraron párroco en Anamorós, en el este del país.
Según la Oficina de Canonización del Arzobispado de San Salvador, Romero fue un sacerdote caritativo que no aceptaba obsequios por ayudar a los humildes.El 8 de febrero de 1977, cuando el gobierno de ultraderecha luchaba contra la guerrilla del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), inició su defensa de los derechos humanos.Romero le pidió al entonces presidente estadounidense, Jimmy Carter, que cortara la ayuda militar a El Salvador, pero cuando asumió el republicano Ronald Reagan en 1981 se incrementaron los fondos de Washington para ese país centroamericano, según el diario The New York Times.
 Tras los asesinatos y varias expulsiones de sacerdotes y laicos, Romero se enfrentó directamente con la dictadura salvadoreña a la que responsabilizó por los crímenes.
El papa Juan Pablo II respaldó su posición y lo animó a continuar por el camino de la justicia y la pacificación de El Salvador.
El 3 de febrero de 2015, el papa Francisco reconoció su lucha en favor de los pobres y fue beatificado el 25 de mayo de ese mismo año por el cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en San Salvador.
Romero fue una las 75.000 víctimas mortales que dejó el conflicto entre las fuerzas militares y la guerrilla FMLN que luego se convirtió en un partido político y en 2009 accedió a la presidencia salvadoreña por primera vez.

Etiquetas: