90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Absolvieron al acusado por el crimen de la mochilera Cecilia Basaldúa

destacada

Un tribunal técnico de la ciudad de Cruz del Eje absolvió en la tarde de este viernes a un albañil que llegó a juicio por jurados como acusado de haber asesinado a la mochilera Cecilia Basaldúa, la mujer de 35 años que fue abusada sexualmente y asesinada en abril del 2020 en la localidad cordobesa de Capilla del Monte.

El tribunal técnico de la Cámara del Crimen cerró este viernes la última audiencia luego de que el jurado popular declarara inocente a Lucas Bustos y dispuso su absolución, tras lo cual ordenó que se remitan las actuaciones para una nueva investigación.

Detalles del caso y el juicio

El fiscal Sergio Cuello pidió este viernes que sea condenado a prisión perpetua Lucas Bustos (25), el albañil acusado del femicidio de la mochilera Cecilia Basaldúa (35), asfixiada en abril del 2020 en la localidad cordobesa de Capilla del Monte, al exponer sus alegatos en el juicio por jurados en el que durante esta jornada se dará a conocer el veredicto.

Por otra parte, tanto la querella que representa a los padres de la mochilera como la que actúa por la Secretaría de de la Nación, pidieron en sus alegatos que Bustos sea absuelto por falta de pruebas en su contra.

El primero en alegar ante el jurado fue Cuello, quien consideró a Bustos autor de “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa y homicidio doblemente agravado criminis causa y por mediar violencia de género”.

Para el fiscal “hay medios suficientes para acusar. Son pruebas de indicios” que incriminan a Bustos, aunque admitió que “es un caso complicado desde el punto de vista de las pruebas”.

Asimismo, destacó que “la prueba contundente es la confesión” del crimen que Bustos realizó ante la policía, la cual “no está puesta en dudas”, ya que el imputado “nunca dijo que fue apremiado” para declararse culpable del femicidio sino que “lo hizo voluntariamente”.

Respaldándose en algunos informes periciales, Cuello consideró que por la profesión de albañil del acusado “tenía la mano hábil, el músculo poderoso y la fuerza suficiente para desarticular la mandíbula” y ocasionar el estrangulamiento que le provocó a la mochilera la muerte por asfixia.

Dijo también que el albañil tenía lesiones, al igual que Cecilia, y que ellas habrían sido producto de la defensa de la víctima cuando fue atacada.

En su exposición, el fiscal consideró que el escenario del crimen fue el lugar donde fue encontrado el cuerpo y descartó que haya existido abuso sexual con acceso carnal: “No se puede hablar de consumación del abuso sexual porque los resultados dieron negativo, pero sí está probado que hubo una tentativa”, dijo.

Después de Cuello, alegaron las querellas encabezadas por la abogada de la familia de la mochilera, Daniela Pavón, y el letrado Gerardo Battistón, por la Secretaría de DDHH.

Pavón solicitó la “absolución” de Bustos al considerar que “las pruebas indiciarias mencionadas por el fiscal no son suficientes” y solicitó que se “remitan las actuaciones para que se realice una nueva investigación”.

“Nadie en este juicio mencionó a Bustos”, dijo la letrada, quien aseveró que este debate no conduce al esclarecimiento y que “se le dieron dos años de ventaja a los verdaderos asesinos”.

Por su parte, Battistón, al pedir también la absolución de Bustos por “ausencia de pruebas”, añadió que el albañil fue vinculado al caso porque “no tenía recursos intelectuales ni materiales para defenderse” y “lograron acorralarlo y sin evidencia”.

“No se ha investigado correctamente y no se han valorado pruebas importantes. La investigación fue solamente policial y no judicial”, cuestionó.

En la mañana de este viernes, antes del inicio de la audiencia, el padre y la madre de la víctima, Daniel Basaldúa y Susana Reyes, dijeron que esperaban que este debate termine para que pueda iniciarse una “nueva investigación, seria y responsable”.

“Bustos no tiene nada que ver; no hay pruebas en su contra. Lo instalaron como de la estrategia para desviar la investigación y encubrir a los verdaderos responsables”, manifestó a Télam el papá de la víctima.

“Se perdieron dos años pero estamos muy esperanzados con una nueva investigación que analice todos los elementos de prueba que aportamos y no tuvieron en cuenta”, expresó Basaldúa padre.

En tanto Reyes, la mamá de la mochilera, dijo que “no solo se tiene que investigar la verdad de lo que le ocurrió” a Cecilia Basaldúa sino también “a todos los que encubrieron, los que saben y silenciaron y los que desviaron la investigación”.

Sobre la víctima

Cecilia Basaldúa, residente en la ciudad de Buenos Aires y quien en 2015 integraba la Selección Argentina de Hockey sobre Hielo, integró la comitiva para participar del los Panamericanos en México y, a concluir la competencia, se quedó en ese país para luego recorrer, por cinco años, otros destinos americanos.

En 2019 regresó a la casa familiar, en el barrio porteño Núñez, y pasó las fiestas de fin de año y vacaciones con su familia.

En marzo, en el inicio de la pandemia del coronavirus, se trasladó a Capilla del Monte, para instalarse en esa localidad al pie del cerro Uritorco para comenzar a escribir sobre las experiencias de esos viajes.

El 5 de abril fue vista por última vez y fue encontrada sin vida 20 días después, el 25 de abril, en una zona de Capilla del Monte, cercana a la ruta nacional 38 y a unos 500 metros del rio Calabalumba y en las proximidades de la vivienda del imputado Bustos.

Para la fiscal Kelm, “en fecha y hora que no se ha podido determinar con exactitud, pero comprendida entre las 23 del 5 de abril y el 15 de abril” de 2020, “en lugar tampoco determinado con exactitud”, Bustos “se habría encontrado con Cecilia Basaldúa, que caminaba por el lugar, y mantuvo una conversación acerca de caballos”.

En ese lugar, Bustos “doblegó a la víctima” para luego someterla sexualmente y asfixiarla, estimándose que “la asfixia ha sido la causa eficiente de la muerte” de la mochilera, de acuerdo con la acusación fiscal.

Etiquetas: