90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Bolsonaro dice que no se echó atrás y les pidió paciencia a los camioneros que bloquean rutas

destacada

Bolsonaro había pedido a los camioneros deponer la actitud para no generar desabastecimiento.
Camioneros ultraderechistas que piden el cierre del Supremo Tribunal (STF, Corte Suprema) mantienen bloqueadas tres rutas en el estado sureño de Santa Catarina, fronterizo con la provincia de Misiones, pese a que el presidente Jair Bolsonaro reculó en sus amenazas contra la justicia que lo investiga y hasta les pidió que no pretendan “inmediatez” para resolver “la basura” de años.
Según la Policía Federal Caminera, se registran tres bloqueos de camiones en el de Santa Catarina, en rutas provinciales, y el Ministerio de Infraestructura informó que los cortes perdieron fuerza y no hay piquetes en las carreteras nacionales.
Sí dio cuenta de tres protestas menores en Rio Grande do Sul, fronterizo con las provincias de Corrientes y Misiones, Santa Catarina y en la amazónica Rondonia.

Bolsonaro había pedido a los camioneros deponer la actitud para no generar desabastecimiento y causar aun más ajustes en el precio de los combustibles”
Aún así, Bolsonaro pareció enviarle a esos seguidores un mensaje, durante un breve discurso que dio a las puertas del Palacio de La Alvorada, en el que explicó que no se echó “para atrás”, sino que hay procesos que “van lento”.
Bolsonaro ya había pedido a los camioneros deponer la actitud para no generar desabastecimiento y causar aun más ajustes en el precio de los combustibles.
Con ese pedido, el mandatario decepcionó a de sus bases -sobre todo a camioneros autónomos y a empresas ruralistas de transporte de granos-, que consideraron que cedió en sus posiciones.
El Ministerio de Infraestructura informó este viernes que los bloqueos organizados por camioneros bolsonaristas perdieron fuerza.
Este jueves, a 48 horas de amenazar con un golpe de Estado, Bolsonaro remarcó en una carta pública que respetará las decisiones del juez Alexandre de Moraes, del STF.
Este viernes volvió a cuestionar a sus seguidores más extremos, a quienes pidió paciencia y que no busquen “la inmediatez” para resolver “la basura” que arrastra el país desde “hace 30 o 40 años”.
“Aquí cada uno dice lo que quiere. Los tipos no han leído la carta y se quejan. Léanla, que es cortita y se entiende bien”, manifestó el presidente brasileño sobre la nota de ayer.
Igualmente, buscó elogiar al sector, al afirmar que “el de ustedes ha sido excepcional”, al punto que “la imagen está en todo el ”, pero volvió a la idea de manejar los tiempos, al ironizar con que “si uno se enamora y se casa en una semana, ese matrimonio va a salir mal”, según reportó la agencia Europa Press.
“Algunos quieren que vaya allí y masacre a todos. Hoy en día no hay un país aislado; todos están integrados en el mundo”, dijo Bolsonaro, según el sitio del Folha de San Pablo, que detalló que el expresidente Michel Temer (MDB) no solo fue consultado sobre el momento -algo que se supo ayer mismo-, sino que participó en la redacción de la nota del mandatario
Ante la pregunta de un seguidor sobre detalles de su intercambio con Temer, dijo que “hay cosas que no pueden contarse” y que a muchos les queda “confiar o no confiar”. “Podría cometer errores algún día. Hasta ahora no he cometido errores”, agregó.

Miles de mujeres indígenas protestaron contra Bolsonaro y presionan a la Corte Suprema
Miles de mujeres de pueblos originarios protestaron en Brasilia contra la “ anti indígena” del presidente Jair Bolsonaro y para presionar al Supremo Tribunal Federal (STF) por un juicio clave para el futuro de sus tierras ancestrales.
Unas 5.000 mujeres de 172 etnias de todo Brasil marcharon por la Explanada de los Ministerios de la capital brasileña entre cánticos y gritos de “Fora Bolsonaro”.
“Las mujeres son las que más necesitan los territorios demarcados”, declaró una mujer de 39 años de la etnia tupinambá de Bahía, citada por la agencia de noticias AFP.
“La vulnerabilidad de las mujeres es por la violencia de los hacendados, que invaden los territorios, agreden al medioambiente, talan árboles, tiran veneno en los ríos que acaba envenenando a nuestros hijos”, agregó.
Al término de la marcha, las manifestantes quemaron un muñeco de cartón con la figura del actual presidente brasileño, quien promueve una ley para legalizar la minería y el agronegocio dentro de las tierras indígenas del estado de Santa Catarina, reivindicadas por los pueblos xokleng, guaraní y kaingang.
Las mujeres acampan en Brasilia desde el martes, el mismo día en que se realizaron multitudinarias marchas a favor de Bolsonaro, y querían marchar ayer por la Explanada de los Ministerios hasta el STF, pero no pudieron hacerlo porque estaba bloqueada por camioneros partidarios del presidente.
La máxima corte brasileña retomó esta semana un largo juicio que deberá reconocer o no como tierras ancestrales aquellas ocupadas por pueblos originarios cuando se promulgó la Constitución brasileña en 1988.
“Justicia histórica. Nuestra historia no empieza en 1988”, pudo leerse hoy en una pancarta durante la manifestación.
Los indígenas, que representan un 0,5% de los 213 millones de brasileños, llevan décadas en conflicto con el sector del agronegocio para defender sus reservas, que ocupan el 13% del territorio de Brasil y son objetivo frecuente de invasores de tierras, mineros y traficantes de madera ilegal.

Etiquetas: