90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Capitanich recorrió la planta potabilizadora del Segundo Acueducto: “Garantizamos el acceso al agua potable”

destacada

El gobernador Jorge Capitanich supervisó este jueves las instalaciones de la planta potabilizadora del segundo acueducto del interior, ubicada en Barranqueras. “Estamos llevando adelante estrategias excepcionales para lograr abastecer con agua a toda la provincia”, aseguró.

El mandatario recorrió las instalaciones junto al jefe del Departamento de Proyectos Externos de la empresa, Ricardo Requena, y constató el funcionamiento de la planta que hace varios meses se encuentra en período de prueba y recibiendo las correcciones pertinentes para su óptimo rendimiento.

En los próximos dias se prevé una combinacion de factores como temperaturas superiores a los 40°, la drástica caída en el caudal del río Paraná y los altos niveles de sedimentación del Bermejo, “lo que implica un incremento sustancial de los costos operativos de procesamiento”, indicó el mandatario.

“Estamos haciendo un esquema en el que la provisión de toda el agua vaya al interior y que el resto de las plantas funcionen para el área metropolitana, para mejorar el sistema de distribución y presión, como así también la captura de agua en el riacho Barranqueras”, explicó el mandatario.

Requena señaló que “después de unos meses de iniciadas las pruebas, hace un par de días la planta está con mucha más continuidad y aportando un caudal importante de agua que va a permitir ir mejorando la situación en general del área y del interior”.

Así, el funcionario coincidió con el gobernador que en la se vive una situación crítica y extraordinaria por la conjugación de factores que complejizan el procesamiento del agua. Y aunque la continuidad del trabajo de la planta ayudará a paliar la situación, es necesario reiterar la importancia del consumo responsable, consideró.

“Les pedimos hacer un consumo racional del agua, evitando desperdiciar este recurso tan preciado en estos tiempos”, indicó Requena.

La situación de escasez, que se da a nivel provincial tanto en barrios del Gran como en del interior, se debe a diferentes factores: el gran aumento de la demanda producido por las altas temperaturas registradas y su continuidad en el tiempo; la producida por la falta de precipitaciones; la persistente bajante del río Paraná (hoy 0,15 metros); y a la turbiedad del río Bermejo, que está creciendo y que conlleva más consumo de agua en el proceso de potabilización debido al aumento en la frecuencia de lavado y purga de las unidades de potabilización.

A fin de paliar esta situación y mantener al servicio, además de utilizar un sistema de potabilización adicional, gracias a la Planta potabilizadora del Segundo Acueducto del Interior para atender la demanda, se ejecutan obras para aumentar el caudal de distribución instalando nuevos equipos de bombeo, se incorporan productos químicos adicionales para mejorar la sedimentación, se realizan perforaciones en el interior, acarreos de agua en camiones, se intensificaron las tareas de regularización clandestinas y se incrementaron los equipos de trabajo para solucionar la mayor cantidad de pérdidas de agua potable.

La Planta del Segundo Acueducto para el Interior tiene capacidad de tratar inicialmente en el módulo habilitado, 1.300 metros cúbicos por hora de agua cruda, cuya producción resultante ronda los 1.150 metros cúbicos por hora, los cuales se transportan directamente al interior de la a través del 2° Acueducto, agua que se tomaba de las plantas que alimentan el Área del Gran Resistencia (AMGR).

Dicha planta tiene una capacidad de producción de poco más de 6.000 metros cúbicos por hora, caudal al que se llegará progresivamente en los próximos meses, en los que se irán habilitando los demás módulos de la planta. Como ese volumen de agua supera la demanda del interior de la provincia, a través de un by pass, se podrá incorporar el volumen remanente de agua potable a las cisternas que alimentan el AMGR mejorando notablemente su servicio

Ante esta situación, Sameep hace hincapié en el cuidado del vital elemento y en evitar el derroche del agua potable para poder abastecer a toda la población en esta instancia tan delicada que estamos atravesando.