90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Chile vive una tensa calma en vísperas de conmemorar el primer año del estallido social

destacada

Los militares “van a estar en condiciones de desplazarse si es necesario”, alertó el ministro de Defensa.
Chile conmemora mañana un año del estallido social que puso en jaque al Gobierno de Sebastián Piñera, con manifestaciones convocadas por sectores de la oposición y de la población civil, que se encontrarán en las calles con un fuerte operativo de policías y militares con la consigna de evitar “eventuales hechos de violencia”, anunciaron las autoridades.
La oposición al Gobierno llama a manifestarse pacíficamente para evitar la represión de Carabineros, institución fuertemente repudiada por su accionar durante las protestas del último año.
“Hago un llamado a que quienes quieran manifestarse lo hagan pacíficamente, que aíslen y condenen la violencia”, dijo Daniel Jadue, alcalde comunista de la popular comuna capitalina de Recoleta en un acto público.
Del lado oficialista, el ministro de Defensa, Mario Desbordes, indicó en una entrevista a Radio Pauta que “no se permitirán (en eventuales protestas) que suceda lo que pasó el 18 de octubre (del 2019)” en donde fueron incendiadas varias estaciones de subte y fue el comienzo del estallido social.
Los militares “van a estar en condiciones de desplazarse si es necesario”, alertó Desbordes.
Felipe Guevara, intendente de la Región Metropolitana, aspira a que “no haya una destrucción de la ciudad ni violencia, es antidemocrático manifestarse violentamente. El llamado es a quienes se manifiesten, que lo hagan en paz”.En la búsqueda de promover un 18 de octubre sin violencia, el presidente Sebastián Piñera sostuvo una reunión virtual con los exmandatarios Eduardo Frei y Ricardo Lagos, en la que destacó “la necesidad de condenar la violencia” y valoró las “legítimas manifestaciones pacíficas”, según informó el Gobierno en un comunicado.
El carabaniero Zamora Soto empujó al lecho del río Mapocho a un adolescente de 16 años semanas atrás.
Gobierno y oposición tratan de evitar nuevos enfrentamientos cuando aún está fresco el episodio de violencia de hace un par de semanas en los que un joven de 16 años fue arrojado al vacío por un carabinero desde un puente sobre el río Mapocho.
Sobre el accionar de Carabineros desde el 18 de octubre del año pasado, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) reveló en un informe que esa fuerza policial tiene más de 2.000 querellas en su contra por violar los derechos fundamentales de los manifestantes.
El INDH también informó que existen 3.023 chilenos que han sido víctimas de violaciones a sus derechos humanos, según su trabajo de investigación llamado “INDH: un año de la crisis social”, presentado en Santiago.
Sergio Micco, director del INDH, informó que presentaron 2.520 querellas contra organismos de seguridad por violaciones a derechos humanos, de las cuales 2.340 fueron contra Carabineros, 97 contra el Ejército, 34 contra integrantes de la Policía de Investigaciones (PDI) y 49 a “otros”.
El INDH informó que sólo se han formalizado 31 causas y se han imputado a 72 involucrados en violaciones a derechos fundamentales.📽️ Director Sergio Micco, se refiere al estado de avance de las querellas por violaciones a los #DDHH presentadas por el #INDH. Revisa aquí las cifras. pic.twitter.com/4dUfBndVfe— INDH Chile (@inddhh) October 16, 2020
Estas protestas vividas en Santiago y en regiones, con su epicentro entre octubre y diciembre de 2019, se detuvieron por la pandemia del coronavirus, pero en las últimas semanas, con el inicio del desconfinamiento de la capital, volvieron a las calles y con ello las jornadas de violencia.
Sobre estas jornadas de manifestaciones, el vocero del Gobierno, Jaime Bellolio, aseguró que “la violencia no puede estar presente este fin de semana y menos a una semana del plebiscito”.
Pidió que las manifestaciones “siempre deben ser pacíficas y si hay que manifestarse, que sea de manera segura, es decir, sin violencia y guardando todos los resguardos sanitarios”.La crisis social que se vive en Chile tiene entre sus banderas reclamos por cambios económicos, políticos y sociales.”Si hay que manifestarse, que sea de manera segura, sin violencia y guardando todos los resguardos sanitarios””Jaime Bellolio
Estas manifestaciones dañaron estaciones de subte, semáforos, calles y espacios públicos de la capital chilena, y para ello, el Gobierno lanzó el plan “Recuperemos Chile”, con inversiones en planes de mejoramiento para estos sectores vandalizados.
El ministro de Vivienda, Felipe Ward, informó en conferencia de prensa que el plan tiene tres ejes: el primero es la rehabilitación de semáforos, el segundo el mejoramiento de calles y veredas de barrios de la capital y el tercero la recuperación de espacios públicos, por un valor mayor a los 5 millones de dólares.
Chile se prepara para un fin de semana movido a nivel social, también de cara al domingo 25 de octubre, cuando los chilenos están llamados a votar si quieren cambiar o no la actual Constitución, redactada durante la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990).
Las primeras manifestaciones dañaron estaciones de subte, semáforos, calles y espacios públicos de la capital chilena.

El estallido social dejó más de 30 fallecidos y 460 personas con lesiones oculares
A un año del estallido social en Chile, las protestas que pusieron en jaque al Gobierno de Sebastián Piñera dejaron una treintena de muertos, 460 personas con lesiones oculares y más de 2.000 denuncias contra la policía, mientras que 25 estaciones de subte fueron incendiadas y hubo más de 4.000 imputados por saqueos.
Los enfrentamientos que protagonizaron las fuerzas de seguridad y manifestantes dejaron 31 muertos, según un reporte de la Fiscalía Nacional, citado por la agencia de noticias AFP.
Otra de las marcas más dramáticas fueron los 460 heridos oculares producto del disparo de perdigones o bombas lacrimógenas, reportó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que presentó 163 querellas al respecto, de las cuales tres están en etapa de formalización.
En tanto, la Fiscalía señaló que se presentaron hasta ahora 8.827 denuncias por “delitos cometidos por agentes del Estado”, mientras que el INDH presentó 2.520 acciones legales entre el 18 de octubre de 2019 y el 18 de marzo de 2020 de víctimas de “hechos vulneratorios de derechos humanos”.
De momento, 75 uniformados fueron formalizados por violaciones a los derechos humanos, de los cuales 25 están en prisión preventiva.
También desde octubre de 2019 hasta hoy, la Fiscalía informó que se trató a 5.084 personas “por diversos delitos” cometidos en las protestas, de las cuales 648 están en prisión preventiva y 725 recibieron condena.
Los saqueos fueron el delito que registra más imputados, con 4.004 personas, mientras que 208 individuos fueron formalizados y 68 condenados por incendios y porte de artefactos incendiarios y otros 678 resultaron inculpados por desórdenes públicos.
Asimismo, entre el 19 de octubre de 2019 y el 31 de marzo de 2020, la Policía reportó 544 ataques a sus cuarteles y, dentro de sus filas, se registraron 4.817 lesiones entre el 18 de octubre de 2019 y 1 de abril de 2020. 
El Departamento de Comunicaciones de Carabineros aclaró que esta cifra corresponde a “la cantidad de veces que han sido lesionados en el ejercicio de sus funciones, puesto que un carabinero puede aportar con uno o más ingresos en un determinado periodo en estudio”.
También la Policía de Investigaciones informó que 22 de sus sedes fueron atacadas entre octubre pasado y abril de este año, mientras que 103 funcionarios resultaron heridos en contexto de protestas.
El Ejército, que veló por el cumplimiento del toque de queda impuesto por Piñera el 19 de octubre, reportó el ataque a 13 cuarteles y 26 uniformados resultaron con lesiones de distinto tipo.
La Armada, que lo garantizó en las ciudades costeras, recibió también ataques en dos cuarteles, mientras que 149 de sus funcionarios resultaron heridos.
Como fruto del descontento popular por el aumento de tarifas, 25 estaciones de subte fueron quemadas entre la noche del 18 y el 19 de octubre de 2019. En total, 118 sufrieron daños en distinto nivel, lo que significó un gasto de reconstrucción de 250 millones de dólares.
Según datos de la Fiscalía, 42 personas fueron formalizadas por estos incendios, de las cuales 42 fueron imputadas, 10 están en prisión preventiva y 5 recibieron condena.
Las dos últimas estaciones que quedaban por restaurar fueron reabiertas el pasado 25 de septiembre y el subte ya funciona con normalidad.

Etiquetas: