90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

China prohibió la entrada de extranjeros tras reportar 67 nuevos casos, todos importandos

destacada

Wuhan empieza a levantar restricciones tras meses de cuarentena
China reportó la aparición de 67 nuevos casos de coronavirus, todos ellos importados, es decir que no se diagnosticaron casos locales, razón por la cual el gobierno prohibió temporalmente la entrada de extranjeros al país, sin importar que tengan visados o permisos de residencia en vigor.
La Comisión Nacional de Sanidad de China detalló que, hasta la pasada medianoche, se habían certificado asimismo seis muertes por Covid-19, todos ellos en la provincia centro oriental de Hubei y, de los cuales, cinco ocurrieron en Wuhan, la capital provincial y cuna del brote.
Los nuevos casos importados se registraron 18 en Shanghái, 12 en Mongolia Interior, 11 en Cantón, seis en Beijing, seis en Fujian, tres en Shaanxi, dos en Tianjin, dos en Zhejiang, dos en Jiangsu, dos en Yunnan, y uno en Shanxi, Jilin y Henan, respectivamente, informó la agencia de noticias EFE.
El ministerio de Asuntos Exteriores de China señaló a través de un comunicado, citado por la agencia de noticias EFE, que “en vista de la rápida propagación de la Covid-19 en todo el mundo, China suspenderá temporalmente la entrada en el país de ciudadanos extranjeros con visas o permisos de residencia válidos en el momento de este anuncio”.
La medida entrará en vigor a partir de la medianoche del 28 de marzo.

Asimismo, el documento agregó que China “se ha visto obligada” a tomar esta decisión “ante el tenor de la situación del brote y las prácticas de otros países”, con el objetivo de frenar los llamados casos “importados”, que no dejan de aumentar en el país.
En la última semana, Beijing había anunciado el desvío de sus vuelos internacionales con destino a la capital china como medida de asegurar que los llamados casos “importados” no continúen creciendo en la capital china, lo que habría colaborado con la distribución geográfica de los nuevos contagios.
Con la suma de las últimas cifras, el número total de infectados diagnosticados en China desde el inicio de la pandemia es de 81.285, entre los que han muerto 3.287 personas.
También se ha dado de alta a 74.051 pacientes tras haber superado con éxito la enfermedad, por lo que el número de infectados “activos” es de 3.947, de los que 1.235 permanecen en estado grave.
Hasta la fecha se realizó el seguimiento médico a 695.305 contactos cercanos con infectados, de los cuales 14.714 continúan en observación, y de ellos 159 serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus.
Las nuevas normas de cuarentena en ciudades como Beijing, por ejemplo, han hecho que desde hace varios días la cifra de pacientes en observación vaya en aumento.

El pasado día 12, el gobierno chino declaró que el pico de transmisiones había llegado a su fin, aunque ha puesto en marcha medidas adicionales para evitar nuevos brotes como consecuencia de los llamados casos importados.
Desde el miércoles los habitantes de la provincia de Hubei, donde se inició la pandemia, volvieron a usar el transporte público luego de que el gobierno levantara las últimas de una serie de restricciones que confinaron en sus hogares a decenas de millones de personas durante dos meses.

Etiquetas: