90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Comenzó el juicio a un cura, un portero y una preceptora por abusos a cinco niños

destacada

Un sacerdote, un portero y una preceptora comenzaron a ser juzgados este lunes en los tribunales de San Nicolás, acusados de haber abusado sexualmente a niños y niñas de entre 3 y 5 años dentro del jardín de infantes Belén, de la localidad bonaerense de San Pedro, durante el ciclo lectivo 2017.

Los integrantes del TOC N°2, presidido por la jueza María Elena Baquedano e integrado por los jueces Alejandro López y María Belén Ocariz, dieron inicio al debate oral y público tras rechazar un planteo de la defensa del cura en virtud de un recurso de amparo presentado anoche para que se suspenda el proceso.

Los acusados son el sacerdote Tulio Matiussi, de 48 años; el exportero Anselmo Ojeda (60) –el único que continúa con prisión domiciliaria- y la preceptora María Luján Rubíes (53), quienes llegan a juicio por “abuso sexual simple agravado por la calidad de sus autores”, por tener a su cargo la guarda de los menores y, en el primero de los casos, por ser un de culto.

“Tenemos confianza, fe en que se puede hacer justicia en esta instancia a la que llegamos después de cuatro años de mucha lucha”, dijo a Télam Carla Vitali, madre de una niña que con su relato en cámara Gesell incriminó a los acusados.

“En este momento somos la voz de ellos y no nos queda otra que transmitir lo mejor que podamos de todo lo que ellos nos contaron, que fue muchísimo”, agregó.

Mientras se desarrollaba la primera audiencia del debate, afuera se manifestaban en reclamo de Justicia integrantes de diferentes organizaciones como Iglesia sin Abusos, la Corriente Clasista y Combativa, Las Mariposas, la Multisectorial de Mujeres de San Nicolás, la organización Yo sí te creo, la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico y la Agrupación contra el abuso sexual de San Nicolás (Acase).

Las próximas audiencias se desarrollarán los días 10, 11, 12 y 13 de mayo, a partir de las 9, y declararán unos 60 testigos.

“Estamos convencidos de que los tres imputados son culpables, porque nuestros hijos no mienten y porque en la causa sobran pruebas que los incriminan”, aseguraron los padres de los niños y niñas en un comunicado antes del inicio del juicio.

La investigación terminó en junio pasado, cuando el titular de la UFIJ 8 de Baradero, Hernán Granda, pidió la elevación a juicio por considerar acreditado que “durante el lectivo 2017” los imputados sometieron a abusos a los niños en horario de clases, delito que cometían tanto de manera “colectiva” como “individual”, con o sin la presencia de otros chicos como testigos.

Etiquetas: