90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Conabip llegó a la Feria del Libro con un reconocimiento a Andruetto

destacada

Con un acto emotivo de reconocimiento a las bibliotecas populares que cumplieron 100 y 150 años y la distinción especial a la escritora cordobesa María Teresa Andruetto como amiga de las bibliotecas populares, más un show musical a cargo de Teresa Parodi y Liliana Herrero, la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) marcó su presencia en la 46º Feria del Libro de Buenos Aires que se desarrolla en La Rural.

En una espaciosa sala Hernández colmada por los representantes de las Bibliotecas Populares, con sus carritos y bolsos, y pancartas pidiendo por la defensa del fondo que sustenta económicamente a la Conabip y la Red de Bibliotecas, que tiene fecha de caducidad en diciembre de este año, dio comienzo al esperado encuentro presencial de las más de 1200 bibliotecas populares de todo el país.

Con la presencia de la oradora principal y titular de la Conabip, María del Carmen Bianchi, se escucharon las emocionadas palabras de agradecimiento de la escritora María Teresa Andruetto que recibió su distinción como Amiga de las Bibliotecas Populares, un reconocimiento que otorga la Conabip desde 2006.

También en el acto se homenajeó a las 31 bibliotecas populares de distintas localidades y provincias que cumplieron en estos tres años de su 100 y 150 años de vida.

El punto de largada fue precisamente el reclamo desde los trabajadores de la Comisión con las leyendas #NoalaLey27432, #BibliotecasPopularesAbiertas y el fuerte discurso de Bianchi, exdiputada nacional, para que se “corrija el error” del inciso b del artículo 4 de la Ley 27.432 sancionada el 28 de diciembre de 2017, y poder dar continuidad así a la tarea de un organismo que cumple 152 años y fue creado por Domingo Faustino Sarmiento.

Palabra de Andruetto

“El premio que me honra enormemente ha sido ganado antes por muy distinguidas de la cultura que admiro. Estoy muy conmovida, y también por la materialidad del premio que tampoco esperaba, que es una tremenda escultura de Carpani: con un grito y los puños en alto que tanto se condice con la fuerza de la Red de Bibliotecas”, comentó Andruetto en diálogo con Télam.

“Había en el salón unas 4.000 más o menos, todas ligadas a este quehacer de construir lectores en nuestro país. Porque sin lectores no hay literatura, no hay industria editorial, no hay ferias, no hay nada”, reflexionó. Y agregó: “Sin lectores la literatura se reduce a una élite, a un sector muy pequeño de la sociedad. Siempre he tenido la idea de la lectura como un bien social, una oportunidad, como un derecho de todos”.

“La distinción es muy impresionante para mí, impactante, conmovedora, primero porque es una distinción hecha desde las bases mismas, los bibliotecarios y las bibliotecas que votan y por mayoría eligen al Amigo de la Biblioteca o amiga en este caso”, destacó.

En ese sentido resaltó “el lugar tan potente que tienen las bibliotecas en la construcción de una sociedad lectora. La red de bibliotecas de nuestro país que es bicentenaria, la más antigua de Sudamérica; y por esa base social de hacia la comunidad que dio origen a las bibliotecas me llena de orgullo ser elegidas por ellas, ellos, elles, las y los y les bibliotecarios del país”.

“Las bibliotecas populares son una combinación única, porque es la combinación entre el Estado y organismos de la sociedad civil. Es la tensión y la combinación entre la sociedad civil, que se agrupan para resolver problemas de sus comunidades en articulación con el Estado que sostiene la red de bibliotecas populares, que contribuye con dinero para las bibliotecas con aportes de libros como el de Libro %”, explicó ganadora del premio Hans Christian Andersen, conocido como el Nobel infantil y juvenil en 2012.

La escritora se refirió al programa que durante la pandemia se llevó adelante de modo virtual y que tuvo su punto de largada tras el acto finalizado con las exponentes de la música popular Liliana Herrero y Teresa Parodi.

Las bibliotecas reciben un cheque de compra entregado por la Conabip para que durante tres días adquieran directamente en las editoriales y a mitad de precio los libros para sus comunidades en el marco de la Feria del Libro.

“Eso me parece muy importante de sostener. Lo mismo la para que se derogue el inciso que da de baja el gravamen a los premios de la lotería y la quiniela cuyo destino va a las bibliotecas populares y se lo quiere bajar para que vaya directo a las arcas del Estado sin discriminación hacia las necesidades de las bibliotecas. Esa lucha también la están haciendo los bibliotecarios de todo el país”, graficó.

La autora de “Lengua madre” definió a Conabip y a la red de bibliotecas como “un proyecto de la cultura nacional que además tiene más de 150 años de existencia con algunos beneficios conseguidos en los años 70, antes de la dictadura, y en los 80, durante el gobierno de (Raúl) Alfonsín, que se sostuvo en todos los gobiernos democráticos”.

Bianchi, por su parte, destacó que “se está discutiendo en el Congreso Nacional si reparan o no el error que cometieron cuando sancionaron la Ley 27.432 y en el inciso B del artículo 4 condenaron a la desaparición a la Conabip y las Bibliotecas Populares”. Lo que se anula es “el gravamen de emergencia a los premios de determinados juegos de sorteo y concursos deportivos previsto en la ley 20.630”, tal como figura en el artículo cuestionado desde el movimiento de Bibliotecas Populares y la Conabip.

“Se está debatiendo si la historia de este movimiento social y cultural único y admirado en todo el va a ser tomado en cuenta o no. Si este movimiento que pone de pie cada día la oportunidad para miles de argentinos, el que hizo posible las lecturas de muchos de nuestros escritores destacados, incluso internacionalmente y de nuestros científicos, sigue”, dijo.

La de la Conabip repasó algunas mentiras escuchadas en la Comisión de presupuesto de la Cámara de diputados estos días, entre ellas, manifestó que “es mentira” que se pretenda la creación de un impuesto nuevo. “Este impuesto que confirma el Fondo Especial de la Conabip fue creado en 1973 por una ley 20.630 sancionada por el Congreso y se ha renovado cada 10 años. No se crea un gravamen nuevo”, sostuvo.

También explicó que no se deroga ningún impuesto sino que este gravamen pasa directamente a las arcas del tesoro nacional y no al Fondo especial; y por último que este impuesto no afecta a los sectores productivos.

“La Cámara de Diputados toma decisiones políticas que operan sobre las políticas públicas y tienen que hacerse cargo de eso. Queremos señalarles que en 2017 cometieron un terrible error, porque ni siquiera ameritó una discusión. Fue una ley entre tantas que se votó y nada más. Por eso pedimos que lo subsanen ya”, manifestó.

Por otra parte indicó que la “Ley 23.351 (sancionada en 1986 y que creó formalmente el fondo especial) está llena de vida y explicaciones que cuentan, desde ya, qué son las bibliotecas populares y la Conabip” y “merece no ser arrasada por un inciso de un número de otro número en un de números. Queremos el respeto que las bibliotecas populares se merecen por la labor que desempeñan, pedimos eso”, por esos más de 30.000 voluntarios que no cobran un sueldo, remarcó en un mensaje urgente dirigido a los presentes y a los diputados.

Etiquetas: