1 / 2

Continúan las altas temperaturas en el país, pero anuncian un frente frío

destacada

Las altas temperaturas continuaban este viernes en la mayor del país, con alerta amarilla por máximas de entre 35 y 40 grados para el noroeste, Córdoba, y San Luis y marcas que rondarán los 25 y 30 grados para la Patagonia, pero con un progresiva reducción de las térmicas durante este fin de semana que ingresa un frente frío desde el sur, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“No va a haber muchos cambios de temperaturas respecto al día de ayer. Para el este de la Patagonia, en Chubut y Santa Cruz, serán altas y estarán entre los 23 y 26 grados y en el norte patagónico, como Río Negro, Neuquén y La Pampa, rondarán los 25 y 30”, detalló este viernes a Télam la meteoróloga del SMN Cindy Fernández.

En tanto, la franja central de la Argentina, como la ciudad y la de Buenos Aires, La Pampa y Mendoza rondarán los 30 y 34 grados, mientras que la costa bonaerense presentará algo de nubosidad y vientos del océano, con temperaturas relativamente bajas, entre los 20 y 25 grados, según precisó la meteoróloga.

“Desde las provincias de Entre Ríos, norte de la de Buenos Aires, Córdoba, San Luis, Santa Fe, Entre Ríos y el las temperaturas estimadas rondarán los 35 y 39 grados, donde las zonas más calurosas serán en Catamarca y La Rioja con máximas de 39 y 40”, apuntó Fernández, quien calificó a este calor “un poco más elevado de lo normal para el mes de noviembre, pero esperable en episodios cortos”.

La ocurrencia de tormentas arribó a las provincias de La Pampa y el sudoeste de Buenos Aires debido a “una masa de aire caliente e inestable con el avance de un frente que se mantiene estático sobre la zona central de la Argentina, lo cual favorece a la formación de tormentas”.

Lluvias y tormentas se van a mantener con mayor o menor probabilidad de ocurrencia de los fenómenos, para el este de Chubut, Río Negro, la región de Cuyo, San Luis, La Pampa, sur de y centro y sur de la de Buenos Aires.

En tanto, la meteoróloga aclaró que el calor “continúa hasta mañana sábado, mientras que el frente frío comienza a avanzar desde la Patagonia hacia el centro del país, y a medida que la masa de aire avance, se producirá un descenso de la temperatura entre mañana y el domingo, con mayor nubosidad a partir del sábado”.

A su vez, continuarán las precipitaciones en la franja central del país y se prevé un promedio de temperaturas entre los 20 y 25 grados para el lunes en esa región central, con mínimas de entre 10 y 15 grados.

Ese frente frío tardará un poco más en ingresar al norte argentino y será temporario debido a que “las marcas térmicas vuelven a aumentar entre el martes y miércoles próximo, en todo el país”, aseguró la meteoróloga.

Etiquetas: