1 / 2

Detuvieron a un cerrajero por tener un taller para clonar llaves y cometer robos

destacada

Un hombre de 55 años que tenía una cerrajería donde fabricaba llaves para luego cometer robos fue en su casa del barrio porteño de San Telmo, informaron voceros policiales.

La investigación del personal de la División Investigaciones de la Comuna 2 comenzó en diciembre pasado tras un en ausencia de moradores de una propiedad ubicada en la calle Azcuénaga al 1200, en Recoleta.

En la casa, el ladrón se llevó una pulsera y varias cadenas de oro, de las cuales una posee un medallón de oro con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, siete anillos de oro y plata, dos perfumes, cuatro relojes, 15.000 pesos argentinos, 5.400 dólares y un par de lentes.

Los efectivos realizaron un relevamiento de cámaras de seguridad, testigos y hubo peritajes a cargo de la Superintendencia de Policía Científica, que en primera instancia dio con un “rastro positivo”.

Un taller de cerrajería montado en la casa del

El cerrajero detenido tenía montado en su casa de San Telmo un taller de cerrajería, con todos tipo de llaves y moldes con direcciones y otras descripciones de domicilio y analizan si tenía planes de otros robos con la misma modalidad. También se sospecha si el cerrajero hacía copias de llaves para venderlas a otros delincuentes.

En el los agentes secuestraron 7.100 dólares en efectivo, 40.100 pesos argentinos, 1.230 pesos uruguayos, una escopeta calibre 12, ocho de puño (dos pistolones y seis pistolas), dos cajas de municiones calibre .22, 42 relojes, tres cajas fuertes abiertas y sin llaves; diez llaves magnéticas en un llavero; herramientas varias para el copiado de llaves y material para efracción.

Además en la vivienda hallaron elementos utilizados para forzar puertas, sumado a las anotaciones manuscritas de distintos domicilios particulares.

El detenido quedó a disposición de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Número 8, a cargo del Leonel Gómez Barbella y ante la Secretaría Única de la doctora Patricia Medina Torres.

Etiquetas: