1 / 2

Ecologistas arrojaron harina sobre un automóvil pintado por Andy Warhol

destacada

 
Activistas ecológicos lanzaron en Italia ocho kilos de harina sobre un automóvil diseñado por el artista estadounidense Andy Warhol (1928-1987) que se presenta en una exposición de Milán, y se pegaron a las ventanas del vehículo, en un nuevo episodio de la absurda saga de ataques a obras de en Europa.

¿Es que acaso creen que a los museos no les preocupa el cambio climático? es un interrogante que bien podría desprenderse del comunicado firmado la semana pasada por 92 museos del mundo -que dio a conocer el ICOM- al pronunciarse sobre la seguidilla de ataques, donde además advierten sobre la “fragilidad de estas irremplazables obras del patrimonio cultural mundial”.

El nuevo acto de vandalismo tuvo lugar este viernes cuando activistas del grupo ambientalista Ultima Generazione arrojaron ocho kilos de harina sobre un auto como parte de la exposición “Andy Warhol: La Pubblicità Della Forma’, instalada en la Fabbrica del Vapore de la ciudad italiana de Milán.

El BMW decorado por el artista es una de las principales piezas de la exposición y, según los organizadores, los activistas habían pagado la entrada y accedieron con la harina oculta, según informó el periódico La Repubblica.

La Fabbrica del Vapore, en Milán es un complejo de que funciona en una antigua fábrica de trenes, donde se presenta por estos días la muestra temporaria “Andy Warhol: La publicidad de la forma”, que incluye el automóvil atacado.

La muestra abarca más de 300 obras -pinturas, serigrafías, dibujos, polaroids, fotografías, portadas de discos- que dan cuenta de todos los períodos en los que el artista fue capaz de innovar la historia del del siglo XX, aventurándose en diferentes campos como la moda, la música y el emprendimiento.

Ola de protestas

Además, otra obra de Warhol ya había sufrido este mismo mes esta ola de protestas, cuando dos activistas se pegaron a reproducciones de las latas de su icónica Sopa Cambell en Australia, mientras que días atrás, otro ataque tuvo lugar cuando ecologistas lanzaron aceite sobre el cuadro “Muerte y vida” de Gustav Klimt, en el Museo Leopold de Viena.

En las últimas semanas, los activistas medioambientales han tomado como base de operaciones de sus proclamas distintos museos, atacando obras de para alertar a la opinión pública sobre el calentamiento global.

Entre las afectadas por los ataques hay dos obras de Goya del Museo del Prado en Madrid, los “Girasoles” de Van Gogh en Londres y una pintura de Claude Monet, en Potsdam, cerca de Berlín.

Pinacotecas internacionales como el Museo del Prado de Madrid, el Louvre de París, o el Museo Guggenheim de Nueva York, declararon la semana pasada estar “profundamente conmocionados” por la amenaza, en un comunicado emitido por el Consejo Internacional de Museos (ICOM).

Etiquetas: