90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

El Congreso vota su apoyo a la eventual destitución de Trump

destacada

La Cámara de Representantes de Estados Unidos hacía un nuevo intento de presionar al vicepresidente Mike Pence y los ministros del Poder Ejecutivo para que destituyan a Donald Trump antes de votar la apertura de un juicio político contra el presidente saliente por “incitación a la insurrección” por el reciente ataque de sus partidarios al edificio del Congreso.

El Congreso vota este martes por la noche su apoyo a la eventual destitución de Trump
El pleno de la Cámara de Representantes votaba este martes por la noche la medida que insta al vicepresidente Pence y al gabinete a destituir a Trump con la autoridad que para ello les confiere la 25ta. enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.
Según su artículo cuarto, si el vicepresidente y una mayoría de los principales funcionarios del Poder Ejecutivo o de otro cuerpo como el Congreso transmiten al presidente pro tempore del Senado y a su par de la cámara baja una declaración escrita que establece que el presidente no está en condiciones de ejercer sus poderes y ocupar su cargo, el vicepresidente asumirá los poderes.
La mayoría demócrata, que mantiene la acusación de juicio político en el bolsillo, utilizará nuevamente esta estrategia por “incapacidad” con el objetivo de apartar a Trump del poder, luego de que el lunes la resolución no obtuviera consenso para su aprobación al ser bloqueada por un congresista republicano.
Tras la votación, Pence tendrá 24 horas para responder si invoca la enmienda y remueve a Trump de su cargo y, en caso de negativa, comenzará el procedimiento de juicio político, explicó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.Trump, por su parte, se mostró confiado y dijo que hay “cero” posibilidad de que su Gobierno lo obligue a dejar anticipadamente la Presidencia de este modo.”La 25ta. enmienda es de cero riesgo para mí”, enfatizó, desde Alamo, Texas, en alusión a la presión de los demócratas sobre Pence para proceder con su destitución, según la cadena de noticias CNN.
En la misma línea aseguró que la enmienda “no tiene riesgo” para él, pero sí para Biden, y añadió: “Acechará a su administración. Como dice la expresión, tengan cuidado con lo que desean”.
De acuerdo a lo explicado por Pelosi, en caso de que Pence rechace la propuesta, mañana la Cámara de Representantes comenzará a debatir la acusación de juicio político contra Trump por “incitación a la insurrección”, vía por la que se convertirá en el primer presidente de la historia en ser acusado dos veces, y en un lapso de 13 meses.La acusación menciona las repetidas denuncias falsas de Trump de fraude en las elecciones de noviembre pasado y el discurso que dio a sus partidarios el miércoles último incitándolos a marchar al Congreso cuando éste certificaba su derrota en las urnas.
Asimismo, establece que Trump puso en peligro la seguridad de Estados Unidos y sus instituciones y que seguirá siendo una amenaza para la Constitución y la democracia del país si se le permite continuar en el cargo, pese a que apenas quedan ocho días para la asunción del presidente electo, el demócrata Joe Biden.
“Vamos a demostrar de manera inequívoca que el lenguaje del presidente, las declaraciones que hizo, la promoción de la gran mentira hicieron que la violencia en el Capitolio fuera inevitable”, dijo hoy uno de los coautores de la acusación, el congresista demócrata David Cicilline.
Por su parte, el fiscal general interino, Michael Sherwin, informó que ya se cursaron acusaciones para más de 70 personas y se abrieron más de 170 expedientes, durante una conferencia de prensa.
“Mientras estamos sentados aquí literalmente días después de que este evento ocurriera, ya hemos abierto más de 170 expedientes, lo que significa que estas personas han sido identificadas como potenciales personas que cometieron delitos en los terrenos del Capitolio dentro y fuera del edifico”, expresó Sherwin, citado por la agencia Sputnik.
El general de más alto rango del país, Mark Milley, y todo el Estado Mayor Conjunto, compuesto por los jefes de cada fuerza, condenaron los incidentes del miércoles en el Capitolio y recordaron su obligación de apoyar y defender la Constitución y rechazar el extremismo.
“Cualquier acto que interrumpa el proceso constitucional no solo va en contra de nuestras tradiciones, valores y juramentos; es contra la ley”, dice la declaración publicada hoy y en la que también se hizo referencia al acto de posesión de Biden, quien “tomará posesión y se convertirá en nuestro 46to. comandante en jefe”.El documento de las Fuerzas Armadas se difundió luego de que el lunes el FBI advirtiera de potenciales “protestas armadas” en Washington y en numerosos estados del país por parte de seguidores de Trump el día de la asunción de Biden, el 20 de este mes, lo que derivó en la decisión de cerrar al público el capitalino Monumento a Washington por temor a disturbios.
Realzando la naturaleza agorera de la advertencia del FBI, el secretario de Seguridad Interior en funciones, Chad Wolf, jefe de todas las fuerzas de seguridad federales no militares, renunció ayer de manera abrupta.
Trump ya fue sometido a un juicio político en el Congreso.
Dominada por los demócratas, la Cámara de Representantes lo acusó de presionar al Gobierno de Ucrania para que investigara a Biden en diciembre de 2019.
En un proceso rápido y que nunca tuvo chances de triunfar, fue absuelto por el Senado, de mayoría republicana a inicios de 2020.
A diferencia de ese juicio político, esta vez los tiempos serán más rápidos y se espera que no haya una larga investigación ni extensas audiencias públicas con testigos.
Solo así la cámara baja podría aprobar la acusación esta misma semana, como se proponen Pelosi y los demócratas.
Sin embargo, nuevamente, nada indica que tengan los votos en el Senado para alcanzar la mayoría especial que necesitan para destituir el presidente y, mucho menos, hacerlo antes del traspaso del poder del miércoles de la semana próxima.
Biden, que hasta ahora no se había pronunciado sobre la posibilidad de un juicio político, aseguró que tiene “esperanza y expectativa” por esa iniciativa.
Pero también dijo que espera que no sea una excusa para que el Senado no avance en la ratificación de sus nominados para formar el próximo gabinete o en su prometido nuevo paquete de ayuda económica por la pandemia de coronavirus.

Etiquetas: