1 / 2

El dúo Weste presenta un nuevo disco y celebra diez años de historia en el Xirgu

destacada

 
Tras diez años de exploración sonora dentro del universo del pop étnico, el dúo Weste encuentra su más acabada forma musical en “Wish Wish”, su cuarto disco de estudio, que será presentado el viernes 18 de noviembre, a las 21, en Xirgu Untref, en el barrio porteño de San Telmo.

“Siento que este disco de alguna manera reunió lo que veníamos trabajando y a dónde queríamos ir. Por primera vez, los dos estamos satisfechos en cómo resultó. Siento que a los discos anteriores les faltaba algo más, de alguna manera estábamos aprendiendo, y este disco es el más consistente en este sentido”, confesó a Télam Wen, nombre por adopción de Clara Trucco, una de las patas de este dúo, también reconocida por ser integrante de Fémina.

Lo curioso es que minutos antes de que Wen se sumara a la charla con esta agencia, su compañero en Weste, el uruguayo Ignacio Pérez Traverso, conocido como Igna, también había manifestado a solas algo similar respecto al resultado del nuevo disco.

“Este disco es la llegada de los otros tres discos. Como que llegamos a un lugar luego de otros tres discos de búsqueda. Estamos muy contentos con el resultado. Mucho más aún que cuando habíamos terminado los discos anteriores”, había expresado la otra mitad del dúo.

El nuevo disco

En tal sentido, “Wish Wish” alcanza un equilibrio ideal entre la experimentación y la síntesis, a partir de once canciones que, si bien plantean un clima onírico, también resultan de fácil escucha, con guiños a diversos géneros pero siempre desde sonoridades étnicas y abordajes orquestales.

“Este disco es más pop a nuestra manera. Tiene más gancho, estribillos más pegadizos, una formación más clásica. No siento que estemos haciendo música muy complicada de escuchar”, resumió Wen.

Otra de las claves que hacen de “Wish Wish” una producción atrapante es que, aunque no se presenta como un disco conceptual, plantea una narración sonora que encierra una lógica interna.

“El disco nació con los primeros cinco temas que aparecieron, que fueron en el mismo mes, en septiembre de 2019. Ese fue el tronco fuerte. Cuando nacieron esas canciones, dijimos: ‘Acá hay algo’. En principio iba a ser un EP pero aparecieron muchas canciones más que nos daban lo que queríamos para el disco”, reveló Igna.

En el plano musical, la homogeneidad aparece en el abordaje orquestal y el uso de “instrumentos reales”, según el propio Igna, a diferencia de los trabajos anteriores en el que “los bajos y las baterías eran electrónica”.

“Más allá de que podamos pasar por diferentes ritmos, estilos o lenguajes, siempre hay algo que es una impronta muy propia nuestra. Eso se logra porque somos fieles a quienes somos. Entendimos que la identidad de eso es la fusión de nosotros dos”, amplió Wen.

En lo conceptual, Wen resumió el espíritu del a partir de la explicación del título elegido para la placa.

“Veníamos hablando del deseo, pero para mí ‘Wish Wish’ no es una traducción, es más una onomatopeya, como invocar un conjuro, o como bendecir algo. Hubo dudas en usar una palabra en inglés pero, a la vez, a mí me resonaba eso todo el tiempo, wish wish, como si fueran destellos. Y creo que este disco es bastante destellante. Habla de seguir el deseo, serle fiel a ese deseo y a esas ganas”, dijo.

La propuesta planteada en esta producción se refuerza desde el plano visual – otra cuestión que la banda nunca deja librada al azar- con los videoclips de las canciones “Jamás” y “Estupor”, los cuales operan como una suerte de corto en dos partes.

“Siempre que queremos llevar nuestras producciones al vivo o al tenemos un problema porque es tanta la libertad con la que producimos que afrontar eso es complicado, pero cada vez estamos más cerca de unificarlo para que todo funcione”, reconoció Igna

Por lo pronto, para el show del viernes, que será la presentación oficial del disco pero también el festejo por los diez años de historia, se prevén distintos formatos, desde una gran banda acompañante hasta un pasaje intimista con el dúo solo en el escenario, para poder trasladar la propuesta sonora del modo más fiel posible.

“El mundo Weste viene de hace rato y para mí viene del orden de lo onírico y de la fantasía. Somos muy curiosos los dos, de investigar cosas nuevas, buscar”, definió Wen al repasar los diez años de historia del dúo.

“Desde el primer día que nos pasa eso porque los dos vemos la música de manera similar. Cuando nos juntamos a hacer un tema es como el primer día porque aparece lo que nos unió para hacer música. Esa es la base de este proyecto y lo que lo diferencia de otros proyectos. Es algo que tiene más que ver con las personas, con lo que somos nosotros”, concluyó Igna.

Etiquetas: