90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

El enemigo ahora está adentro: llega la tercera temporada de “Ozark”

destacada

Ozark: Temporada III
El drama narco “Ozark”, serie de Netflix que sigue la historia de un asesor financiero y su esposa forzados a lavar una fortuna de dinero para un cártel de droga mexicano, regresa el viernes con una tercera temporada marcada por el enfrentamiento abierto en la pareja y la pérdida de los últimos vestigios de inocencia.
Lejos en el tiempo quedó la época en que Marty y Wendy Byrde (la magnética dupla conformada por Jason Bateman y Laura Linney) podían acusar ingenuidad o una suerte de pureza por estar involucrados sólo en el aspecto económico de las actividades del cártel de Navarro.
Al comienzo, la pareja se veía obligados a dejar junto a sus hijos adolescentes su Chicago natal para instalarse en el lago Ozark de Missouri, en un centro vacacional sureño en el que debían instalar una estructura de emprendimientos y negocios que les permitieran lavar el dinero de la droga.

Pero tras sobornar a políticos y funcionarios, extorsionar a todo aquel que se opone a sus necesidades, manipular al FBI y hasta llevar a cabo un asesinato por sus propias manos, los Byrde se parecen ya más de lo que hubieran deseado a sus empleadores.
Creada por Bill Dubuque y Mark Williams, la serie llegó en 2017 como una heredera de la ya concluida “Breaking Bad”.
Al igual que la popular serie protagonizada por Bryan Cranston, “Ozark” presentaba a un hombre brillante pero tímido y apocado que cruzaba su camino con el de poderosos narcos mexicanos.
Una vez dentro, su extraordinaria capacidad de resolver problemas e ingenio despiertan en él, y pese a las consecuencias, un costado de sí mismo que le era desconocido.
Ahora bien, aunque debía mucho de su inspiración inicial a “Breaking Bad”, la serie galardonada con dos premios Emmy y nominada a los Globo de Oro parece haber entrado en una fase más emparentada con la elogiada dinámica de presidente y primera dama con la que Kevin Spacey y Robin Wright deslumbraron en “House of Cards”.
Es que con el correr de los episodios, el frío y calculador Marty comenzó a apoyarse más y más en su pareja, ambiciosa y con grandes dotes para aceitar las relaciones políticas. View this post on Instagram Good players know their chip count. Great ones know their opponent’s, too. #OzarkS3 A post shared by OZARK (@ozark) on Mar 18, 2020 at 10:15am PDT
En permanente peligro de muerte, sofocando un incendio tras otro, los miembros de la pareja que supo funcionar como un mecanismo de relojería perfectamente sincronizado comienzan a desconfiarse, a actuar por propia cuenta de manera inconsulta y, sobre todo, a tener anhelos diferentes.
“Todo lo que hice fue para proteger a mi familia”, dice casi sin inmutarse el gélido Marty, mientras Wendy responde enojada: “¿Ah, sí? ¡Esa es una excusa muy gastada!”.
La pequeña escena pertenece a la tercera temporada y muestra a Marty y a Wendy discutiendo ante la mirada de una terapeuta de pareja, en una evidente y creciente disputa que marcará el pulso de la nueva tanda de diez episodios.
La nueva entrega de la serie retoma la trama seis meses después de la anterior y luego de que la pareja consiguiera, contra todo pronóstico, barajar su lesionada vida familiar junto con sus hijos adolescentes Charlotte (Sofia Hublitz) y Jonah (Skylar Gaertner), con la amenaza del FBI y los intereses del cártel, de los narcos locales, de la mafia de Kansas City y de la corruptela municipal.
Con un casino propio como fachada perfecta, el dinero de los narcos puede ser lavado e insuflado nuevamente al mercado, ahora reluciente y sin vestigios criminales.
Pero la aparente tranquilidad alcanzada no une sino que distancia a Marty y Wendy; el primero más preocupado por encontrar una salida y la segunda engolosinada por el poder.
Los deseos de expansión de ella, apoyados por la abogada del cártel Helen Pierce (Janet McTeer) y el mismo capo Omar Navarro (Félix Solís), supondrán más cortocircuitos y un duro escollo para su sociedad.
En tanto, “Ozark” no olvidará la subtrama de Ruth Langmore (la ganadora del Emmy Julia Garner), la inescrupulosa y malhablada jovencita que supo ganarse la confianza de los Byrde luego de un comienzo tumultuoso y que ahora es la responsable del día a día de las operaciones del casino.
Además un nuevo personaje, el hermano de Wendy, el bipolar Ben (Tom Pelphrey), ingresará para complicar sus vidas todavía más.

Etiquetas: