90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

El Gobierno reglamentó la Ley para la Prevención del Suicidio

destacada

Argentina tiene alrededor de 10 muertes cada 100 mil habitantes por año. Foto: 123rf.
El Gobierno reglamentó este viernes la Ley Nacional de Prevención del Suicidio, que tiene por objeto la disminución de la incidencia y prevalencia del suicidio, a través de la prevención, y posvención,
Así lo hizo a través de la publicación del Decreto 603/2021 en el Boletín Oficial, que en sus considerandos subraya, entre otros aspectos, que la Mundial de la Salud () y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) consideran al suicidio como “un grave problema de salud pública de carácter prevenible mediante intervenciones oportunas, basadas en fidedignos”.
“Resulta indispensable dictar las normas reglamentarias que permitan la inmediata aplicación de las previsiones contenidas en la citada Ley Nacional de Prevención del Suicidio Nº 27.130”, plantea el Poder Ejecutivo en los considerandos de la reglamentación de la norma, que lleva las firmas del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y de los ministros Carla Vizzotti (Salud), Juan Zabaleta () y Nicolás Trotta (Educación).
De esta forma, el Gobierno nacional dio un paso vital para la puesta en marcha de esta norma, que había sido votada por unanimidad de ambas cámaras del Congreso en 2015 y que llevaba entonces ya siete años sin reglamentar, y, por ende, sin efectiva aplicación.
Según había anticipado ayer en diálogo con Télam el subsecretario de de Servicios e Institutos del Ministerio de Salud, Alejandro Collia, la reglamentación oficializada este viernes, en el marco del Día Mundial y Nacional de la Prevención del Suicidio,  fue “consensuada con todas las jurisdicciones, la comunidad científica, universidades y la sociedad civil, y con todos los actores que forman parte de la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657, ley marco que cambió el paradigma dándole una visión social y comunitaria a la atención, que pone en el centro de la escena a la persona como sujeto de derecho y se lo aborda desde una mirada global, que incluye esta problemática”.
En diálogo con Télam, el subsecretario de de Servicios e Institutos del Ministerio de Salud, Alejandro Collia, había dicho que “el suicidio es una problemática de salud pública mundial y de la Argentina, prevenible y multicausal”.
En cuanto a las tasas de mortalidad por suicidio, señaló que “varían en el mundo pero en la Argentina tiene alrededor de 10 muertes cada 100 mil habitantes por año”, mientras que “Estados Unidos está en 12 y Corea del Norte en 28”.El Ministerio de Salud detalló que los signos de alerta son: aislamiento, persistencia de ideas negativas, dificultad para comer, dormir y trabajar, desesperanza, llanto inconsolable, repentino cambio de conducta”
El funcionario indicó que “la Argentina tuvo entre 2010 y 2019 alrededor de 31.000 muertes por suicidio” y “las franjas etarias que mayor prevalencia tienen son las de los 15 a 29 años y de 25 a 39, pero también depende de los países y los diversos factores culturales, socio económicos, psicológicos, biológicos, ambientales, porque esta es una problemática multicausal”.
Collia: “El suicidio es una problemática de salud pública mundial y de la Argentina, prevenible y multicausal”. Foto: Prensa Ministerio
Collia indicó que la reglamentación plantea -entre otras cuestiones- tres intervenciones claves como la de fortalecer la atención de esta problemática en los centros de salud, que son el primer nivel de atención, mejorar la vigilancia epidemiológica, y que cada jurisdicción disponga de una línea telefónica para la atención de esta problemática las 24 horas.
A su vez, detalló que en este momento se está incluyendo medicación para los problemas de salud mental dentro de los botiquines del Plan Remediar, sumado a una fuerte estrategia de capacitación para los integrantes de los equipos de salud a través de las del Ministerio de Salud.
En paralelo, las autoridades sanitarias argentinas están avanzando en colaboración con la OPS en determinar lugares centinela, para tomar precisa de las causas a partir de la experiencia de distintos hospitales de referencia.
Collia: “Las franjas etarias que mayor prevalencia tienen son las de los 15 a 29 años y de 25 a 39”. Foto: Prensa Ministerio
Además, Collia destacó el trabajo en conjunto con las distintas jurisdicciones del país, bajo la rectoría del Ministerio de Salud, y aseguró que “en el contexto de la se estima que en el campo de la salud mental hay una proyección de un aumento de las consultadas de un 30 por ciento; y en relación a la problemática del suicidio es clave el monitoreo y las acciones prevención, asistencia y posvención”.
A su vez, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que cada año, más de 700.000 personas se quitan la vida tras numerosos intentos de suicidio, lo que corresponde a una muerte cada 40 segundos y que “los suicidios son prevenibles con intervenciones oportunas”, para las cuales es fundamental “un enfoque multisectorial” y así mitigar los factores de riesgo, reducir los medios de suicidio y potenciar los factores de protección, fomentar la resiliencia, que pueden “reducir de manera eficaz las tasas de suicidio”.
En su de concientización, el Ministerio de Salud detalló que los signos de alerta son: aislamiento, persistencia de ideas negativas, dificultad para comer, dormir y trabajar, desesperanza, llanto inconsolable, repentino cambio de conducta. Y se puede colaborar en la prevención reconociendo estas señales, mostrando interés y apoyo, respetando las diferentes expresiones de sentimientos, eliminando prejuicios.
Por último, Collia, también se refirió a las acciones remotas que se están llevando adelante desde que comenzó la pandemia, “algo muy importante para mantener los tratamientos que también sirven para evitar y realizar seguimiento en caso de suicidios o intentos de suicidios, con las tele consultas y tele recetas, la implementación de nuevas prestaciones en el Sumar , y el trabajo con la comunidad mediante la comunicación general del Ministerio de Salud”.
Con respecto al programa Sumar, señaló también su importancia en la posvención ya que incorporó una prestación “con la que se realiza seguimiento de la familia en domicilio tanto por intento de suicidio como por suicidio, no solo por la posibilidad de que exista otra situación similar sino por todo el impacto emocional que genera, que requiere el apoyo psicosocial”.
Desde el año 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto con la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP), impulsaron la conmemoración del 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que representa el compromiso mundial para trabajar desde los Estados y la sociedad civil en la prevención.
En 2010, en la Argentina la Cámara de de la Nación declaró el 10 de septiembre como el Día Nacional de Prevención del Suicidio.
Este año, la OPS propone como lema para concientizar “crear esperanza a través de la acción”.
La Ley se reglamentará este viernes.Cifras y datos vinculados a conductas suicidas
Algunos datos y cifras de la OMS/OPS y del Ministerio de que convalidan la caracterización de la conducta suicida como una problemática sociosanitaria prioritaria de alcance mundial:
• 703.000 personas se quitan la vida en el mundo.
• Conlleva a una muerte cada 40 segundos.
• Por cada suicidio consumado se estima que hay unos 20 intentos.
• Una de cada 100 muertes en el mundo es por suicidio.
• En 2019, fue la cuarta causa de entre personas de 15 a 29 años en el mundo.
• Es un fenómeno que afecta a todas las regiones del mundo.
• Sin embargo, el 77% de los suicidios ocurridos en el 2019 ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos.
• Aunque la relación entre el suicidio y los trastornos mentales está establecida, muchos suicidios se producen de forma impulsiva en momentos de crisis, como una pérdida económica.
• Se estima que 20 veces ese número pudo haber realizado intentos de suicidio.
• Hubo más de 31.000 muertes por suicidio en la Argentina en el período 2010-2019.
• La tasa argentina de mortalidad por suicidio fue de 7,3 por cada 100.000 habitantes en el 2019. No sufrió variaciones significativas en relación a años anteriores.
• Es mayor la incidencia de estas conductas en varones que en mujeres.

Centro de Asistencia al Suicida: “La sola presencia de una línea telefónica ya es preventiva”
El Centro de Asistencia al Suicida (CAS) es una organización no gubernamental pionera en la Argentina, que trabaja con voluntarios en la atención de la línea de prevención 135 desde 1967, para asistir de forma personal, confidencial y anónima a personas de todo el país que buscan ayuda.
“La sola presencia de una línea telefónica ya es preventiva”, aseguró en diálogo con Télam la psicóloga y presidenta de la comisión directiva del CAS, María Fernanda Azcoitia.
“El suicidio siempre fue muy tabú y estigmatizante -agregó-. Hoy, conocer las estadísticas sigue siendo complejo porque se sigue ocultando debido a que es una muerte que deja más preguntas que respuestas, es duro para el entorno”.
Y aclaró: “No hacemos terapia en la línea, sino que ayudamos a las personas a buscar alternativas con los recursos que tiene con una escucha atenta, porque cuando la crisis es muy profunda es como si el horizonte se cerrara, la persona no ve posibilidades, y el hecho de que la línea sea anónima hace que las personas sientan la confianza y la libertad para poder hablar, que supone un alivio siempre”.
“Muchas veces, luego de la escucha, se abren puertas de derivación a un tratamiento psicológico, otras líneas de ayuda u hospitales, de con los recursos de cada persona”, detalló Azcoitia.
Por su parte, una de sus voluntarias, quien tiene más de 20 años de experiencia en la atención de la línea y pidió mantener su identidad en reserva como parte de la política del CAS, dijo a Télam que la pregunta con la que comienzan muchos de los llamados es: “¿Tenés tiempo? ¿Me podés escuchar? Necesito que alguien me escuche”.
Para la voluntaria, ese tipo de inquietudes “dan la pauta de que en general las personas no tienen con quien hablar lo que les pasa, lo que están pensando o lo que van a hacer”.
También destacó que quienes contactar al CAS “reconocen que, en realidad, no quieren morirse. Lo que buscan es acallar el dolor del que no encuentran desahogo ni salida”, y “cuando les preguntamos si les gustaría vivir si las condiciones fueran distintas, todos dicen que sí”.
Este viernes, Día Mundial de Prevención del Suicidio, el CAS, Escenarios Saludables y la Asociación Argentina de Salud Mental realizarán una “Maratón por la vida” con charlas a través de Zoom y Facebook Live, de 9 a 22 horas, a la que se puede acceder a través de este link: https://www.asistenciaalsuicida.org.ar/post/maratón-por-la-vida
Además, iluminarán de amarillo, el color de la concientización de esta problemática, el planetario, el de la mujer y el monumento a los españoles.
*Ante una situación de riesgo recurrir personalmente o en nombre de otra persona al centro de salud más cercano o bien comunicarse con Línea de Prevención del Suicidio – Ayuda a Personas en Crisis: 135 (gratuita desde Capital y Gran Buenos Aires), (011) 5275-1135 o 0800-345-1435 (desde todo el país).

Las tareas comunitarias que reforzó una localidad entrerriana tras el suicidio de una adolescente
El suicidio reciente de una adolescente en la localidad entrerriana de El Pingo, distante a unos 70 km. de Paraná y donde residen 2.000 personas, llevó a reforzar las acciones preventivas de salud mental con perspectiva comunitaria, según una de las profesionales abocadas a esas tareas.
La muerte de una de las lugareñas “profundizó las intervenciones y territoriales comunitarios de prevención, atención, seguimiento y posvención del suicidio” en ese pueblo, señaló a Télam Sheila Chajud, psicóloga a cargo de social y del Área de Niñez, Adolescencia y Familia (ANAF) de la Municipalidad de El Pingo.
“Es la primera vez que sucede algo así acá y después de este caso, que nos consternó, trabajamos mucho con la posvención para armar una red inmediata de contención en un contexto que quedó vulnerable a nivel familiar, educativo y comunitario”, informó Chajud.
El equipo de trabajo territorial está conformado por una psicopedagoga, dos psicólogas una promotora de derechos y una asistente social para tratar problemáticas emergentes.
“Veníamos realizando promoción, socialización y difusión de la prevención a través de campañas y talleres y ahora profundizamos diferentes intervenciones y dispositivos territoriales”, agregó.
Además, explicó que, si bien la problemática es tabú y tiene muchos mitos que hacen que las personas a veces no hablen de eso, trabajan partiendo desde cuestiones de trasfondo como la comunicación, el diálogo y el vínculo.
En este sentido, señaló que implementan dispositivos “para encontrar a los padres con los adolescentes, para escucharse activa y atentamente” y, de forma articulada con la escuela primaria, la secundaria y el centro de salud del pueblo, realizan un trabajo en territorio más exhaustivo con “invitaciones personalizadas”.
“Nos enfocamos en que los padres, madres y adolescentes sepan que tienen un lugar donde compartir experiencias y que sepan que no están solos, hay un equipo que los puede ayudar”, completó.
Chajud también indicó que trabajan en “desterrar mitos como el de que ‘el que intenta o tiene ideas suicidas no lo va a hacer o que quiere llamar la atención’”.
Y, en este momento, comenzaron a trabajar con el centro de estudiantes de la escuela secundaria, “porque es un grupo de referencia que puede dar herramientas que los chicos pueden sostener”, concluyó.

Etiquetas: