1 / 2

El intendente de San Francisco reafirmó que el odontólogo detenido fue quien lo baleó

destacada

El intendente de la cordobesa de San Francisco, Damián Bernarte, baleado cuando se retiraba de un evento en esa del este provincial, ratificó en la Justicia que el odontólogo Carlos Lucato fue el que le disparó con un arma corta en la zona abdominal que le causó serias lesiones por las que permanece internado, informaron fuentes de la investigación.

El fiscal de Delitos Complejos de San Francisco, Bernardo Alberione, se trasladó para tomarle declaración testimonial sobre el hecho que se investiga.

Una fuente vinculada a la investigación afirmó que en la declaración el intendente Bernarte (52) confirmó sin ninguna duda que el agresor fue el odontólogo Lucato (52), aunque nada trascendió sobre el móvil de la agresión.

Lucato está imputado del “homicidio en grado de tentativa agravado por uso de arma de fuego” y se encuentra alojado en el penal de Bouwer, ubicado en las afueras de la de Córdoba.

Luego de las graves heridas sufridas el intendente fue sometido a una cirugía y se recupera en una sala intermedia, luego de permanecer una semana en la Unidad de Terapia Intensiva, y hoy envió un mensaje a la sociedad de San Francisco, en el cual expresó: “la vida me dio una nueva oportunidad”.

Agradeció el acompañamiento de su familia, amigos y de la población, y lamentó el “angustiante hecho que puso en vilo la tranquilidad” de su querida comunidad”.

“Soy absolutamente consciente de que esta situación alteró la vida institucional de la y es por eso que siento la necesidad de pedirle perdón a cada uno de los sanfrancisqueños y sanfrancisqueñas. Y, de todo corazón, pedirles también, prudencia y respeto, dejando en manos de la Justicia el esclarecimiento de lo sucedido”, manifestó en un texto que se conoció por las redes sociales.

El hecho que se investiga ocurrió en las primeras horas de la madrugada del domingo 6 cuando el intendente se retiraba de un festejo por el Día del Empleado Bancario y, cuando estaba por subir a su automóvil, fue abordado por el odontólogo Lucato, quien le disparó con un arma calibre .22 que aún no fue encontrada.

Luego de recibir el balazo en la zona abdominal, el intendente pidió ayuda a unos vecinos, quienes lo trasladaron nuevamente hasta el salón del evento, donde recibió hasta que llegó el servicio de que lo atendió.

Mientras era atendido, Bernarte mencionó el apellido de Lucato como el del atacante y a partir de esos datos fue primero detenido Renzo Lucato (27), aunque luego fue liberado y quedó aprehendido su padre, cuya esposa trabaja como empleada municipal.

Por el daño causado por el balazo le extirparon al intendente un riñón, una del intestino delgado y unos 40 centímetros de la primera porción del intestino delgado, además de intervenciones en la zona del estómago.

Lucato, a través de su abogado Gabriel Cornaglia, había negado ser el autor del ataque, aunque previo al incidente las cámaras de lo ubican merodeando en las cercanías del automóvil del intendente.

Etiquetas: