90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

El milenario tesoro arqueológico escondido bajo tierra en Godoy Cruz, que investigan en la UNCuyo

destacada

Hace dos semanas especialistas hallaron restos que datan de hace más de 1.500 años, en el marco de una investigación realizada en una obra en construcción en Godoy Cruz. El primer paso, una vez que concluya el informe, será brindar información a representantes de comunidades originarias.

La forma de vida, creencias, hábitos y rituales que configuraban la matriz de las culturas prehispánicas que habitaban estas tierras de desierto y aguas que dan vida al bajar desde la cordillera, es motivo de arduas investigaciones que a lo largo de años han movilizado a científicos de Mendoza. Recientemente, un nuevo  arqueológico ha motivado nuevas expectativas por parte de un grupo de especialistas de la Universidad Nacional de Cuyo, quienes aseguran que en un plazo mínimo de un mes podría haber avances del trabajo que se está llevando adelante en el laboratorio de Arqueología Histórica de la Facultad de Filosofía y Letras.

Hasta el momento, los especialistas de la institución han puesto el foco en tres esqueletos  que fueron hallados de manera reciente en el marco de una intervención solicitada por el área de Patrimonio de la Provincia, luego de que se despertaran sospechas de la existencia de piezas de origen arqueológico en una obra en construcción ubicada en calle Pedro J. Godoy, a la altura del 1198. Allí, los trabajos para avanzar con la construcción de un megaedificio continúan, en tanto que dentro del predio los investigadores acordaron realizar las correspondientes excavaciones en un perímetro de cuatro metros cuadrados donde -de acuerdo a instancias previas de investigación- se sospechaba la posible presencia de restos óseos humanos. 

Lo cierto es que el martes 6 de septiembre, el equipo de especialistas mendocinos halló tres esqueletos  que de acuerdo a los protocolos establecidos, fueron trasladados para su investigación al laboratorio de la facultad. Entre los datos preliminares, se descubrió que los cuerpos tienen una antigüedad de 1.500 años y que habrían pertenecido a un enterratorio de comunidades originarias. No hay materiales o utensilios en sus cercanías ni tampoco vestimentas o indicios que hasta ahora permitan a los investigadores dilucidar otros detalles en relación al contexto en el que los cuerpos fueron dispuestos allí, en las cercanías del zanjón Frías.

El

Horacio Chiavazza, director de Patrimonio de Mendoza, destacó en este sentido, que por ahora no es posible adelantar información más detallada respecto de este hallazgo debido a que en esta instancia inicial existe un acuerdo de confidencialidad por parte de los científicos, quienes una vez que cuenten con todas las conclusiones, en primera instancia deberán informar los resultados a los representantes de comunidades originarias.

LAS INVESTIGACIONES SE INICIARON EN EL MARCO DE UNA CAUSA QUE TIENE AL MENOS TRES AÑOS/ IMAGEN ILUSTRATIVA

“Hasta ahora todo indica que se puede haber tratado de un enterratorio de las comunidades originarias; los esqueletos hallados tienen una antigüedad mínima de 1500 años, por lo que el primer paso del equipo de científicos ha sido cumplir con el de limpieza de los huesos para focalizarse a su estudio. El resultado del informe completo podría tardar meses”, indicó a MDZ Chiavazza y aclaró que este enterratorio prehispánico podría ser una fosa común, ya que los esqueletos “fueron encontrados en posición secundaria, sin ajuar ni objetos que den cuenta de su pertenencia a una clase social”. Datos como las características antropométricas de los cuerpos y las posibles edades que habrían tenido los cuerpos al fallecer, forman parte de los interrogantes que por estos días intenta responder el equipo arqueológico que lleva adelante la investigación.

Sebastión Gianotti, es uno de los investigadores que lleva adelante este proceso de con alto patrimonial para los mendocinos. Indicó que por el momento, no es posible difundir más detalles sobre los avances de las investigaciones, ya que solo se podrá acceder a tal información una vez que se concluyan todas las etapas dispuestas por en estos casos. “Existe una política de comunicarnos y dar información en primer lugar, a los representantes de las comunidades. Es posible que este mes o el que viene tengamos una reunión con ellos y allí recién podremos dar más detalles de este hallazgo arqueológico“, explicó el investigador al confirmar el hallazgo arqueológico dentro del perímetro del edificio en construcción, ubicado sobre un terreno cercano al colegio San Jorge.

Antecedentes

La investigación que lleva adelante la UNCuyo está en sintonía con las excavaciones que desde 2018 se vienen realizando en este sector de Godoy Cruz. En 2019, en el marco de una investigación solicitada por la fiscal Claudia Ríos, se hallaron restos óseos que de acuerdo a las mediciones científicas con carbono 14 dieron por resultado una antigüedad de más de 1300 años.

A principio de agosto de pasado, se difundió la  realizada por un anónimo que alertaba sobre la existencia de huesos hallados debajo de la tierra en el marco de la obra en construcción y que habrían estado siendo arrojados a contenedores por solicitud de la empresa a cargo de las obras de construcción del edificio. Luego de llevar adelante la investigación necesaria, la fiscal de instrucción de Homicidios, Andrea Lazo indicó que no fue posible determinar tal procedimiento.

Sin embargo, de acuerdo a Chiavazza, el pedido de intervención para que los equipos de investigadores retornaran al lugar para continuar con las excavaciones, dio por resultado el reciente hallazgo.

Fuente: MDZ on line