90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

El presidente azerbaiyano visitó Nagorno Karabaj y Armenia enfrenta una crisis política

destacada

Aliyev y Mehriban mientras son aclamados por la multitud durante un viaje desde Jebrail a Fizuli. 
El Gobierno de Azerbaiyán difundió este martes imágenes de una visita triunfal del presidente Ilham Aliyev y la vicepresidenta, su esposa Mehriban, a lugares emblemáticos de los territorios reconquistados durante el reciente conflicto en Nagorno Karabaj contra secesionistas armenios, mientras el Gobierno armenio plantea alternativas para enfrentar la crisis política.
Las escenas publicados este martes por la Presidencia muestran a Aliyev y Mehriban mientras son aclamados por la multitud durante un viaje desde Jebrail a Fizuli, ciudades en distritos homónimos recuperados en estas últimas semanas por tropas azerbaiyanas.
“No habrá un estatuto de autonomía para Karabaj. Azerbaiyán es un país indivisible”, afirmó Aliyev en el video, mientras conducía un vehículo blindado, citó la agencia de noticias AFP.
La pareja fue fotografiada frente al puente medieval Jodafarin, ubicado en la frontera con Irán, que estuvo bajo el control de las autoridades de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj durante casi tres décadas.Los armenios “destruyeron todo aquí por lo que responderán ante los tribunales internacionales”, declaró.
En la misma línea, añadió: “Miren lo que hizo el enemigo en la ciudad de Jebrail. Su objetivo era que los azerbaiyanos nunca regresáramos, pero nosotros viviremos aquí. Estamos de vuelta en nuestras tierras natales”.
Con mediación de Moscú, Aliyev y el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, acordaron el 9 de noviembre pasado un alto el fuego en Nagorno Karabaj, tras seis semanas de intensos combates, tregua que sumió a Armenia en una profunda crisis política.
El presidente armenio Armen Sarkisián aseguró hoy que ve “inevitable” la convocatoria de unas elecciones generales anticipadas “para mantener al país alejado de conmociones políticas”, e informó que “mientras tanto, el poder se cedería a un gobierno de acuerdo nacional altamente cualificado”.
Tras la firma del alto el fuego que puso fin a los enfrentamientos que se desarrollaban desde el 27 de septiembre. 
Tras la firma del alto el fuego que puso fin a los enfrentamientos que se desarrollaban desde el 27 de septiembre, rechazada por fuerzas opositoras y sobre la que Sarkisián denunció no haber sido consultado, el mandatario realizó una serie de consultas políticas y reuniones con parlamentarios y distintas organizaciones.
“La gran mayoría está de acuerdo en un tema: la dimisión del primer ministro o el final de su mandato de acuerdo con la Constitución y la convocatoria de elecciones anticipadas”, expresó este martes el presidente de Armenia, citado por el digital Mediamax, replicado por la agencia de noticias Europa Press.
En la misma línea indicó que el “único enfoque responsable” pasa por que el Gobierno y el partido que lo sustenta presenten en un breve plazo “una hoja de ruta” que incluya un “calendario” para iniciar “importantes procesos constitucionales” que hagan posible convocar elecciones legislativas anticipadas.
El acuerdo firmado por las partes establece que Armenia y Azerbaiyán mantendrán las zonas “conquistadas”, mientras que una fuerza de paz extranjera -cerca de 2 mil militares rusos- controlará el cese de hostilidades en la línea divisoria de facto entre los lugares bajo control armenio y azerbaiyano, y entre el Nagorno Karabaj separatista y la República de Armenia.
Además, Armenia resta entregar tres distritos de los siete que eran controlados desde los años 90 por sus fuerzas. Cuatro de ellos, incluidos los de Jebrail y Fizuli, ya fueron retomados militarmente, mientras que otros tres serán devueltos a Bakú entre el 20 de noviembre y el 1 de diciembre.
El 15 de noviembre pasado, Azerbaiyán accedió a extender hasta el 25 de noviembre la retirada armenia desde el distrito de Kelbecer (Kalbajar), que vencía ese mismo domingo.
El enclave en disputa y poblado hoy en su mayoría por armenios cristianos declaró su independencia de Azerbaiyán, país musulmán chiita de habla turca, poco antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, lo que desató una guerra entre ese país y Armenia, el principal apoyo de Nagorno Kabaraj, hasta 1994, cuando ambos firmaron un alto el fuego.

Etiquetas: