1 / 2

En el Poder Judicial admiten que “hay complicidad policial con el narcotráfico”

destacada

La fiscal general de Rosario, María Eugenia Iribarren, aseguró que “hay casos de complicidad policial con el narcotráfico”, al referirse a la situación que atraviesa esa ciudad y otras localidades del sur provincial, donde en los últimos días mataron a balazos a un niño de 11 años y además fueron dos efectivos de la fuerza bajo sospechas de integrar la banda narcocriminal “Los Monos”.

En declaraciones a la emisora rosarina LT8, Iribarren advirtió que esa complicidad “es una degradación que se viene dando desde hace años”.

En el mismo sentido, y al analizar la llegada de más fuerzas federales para actuar en los barrios `calientes´ de la ciudad de Rosario, expresó: “No se le puede negar a ningún rosarino la percepción de que no hay policías en las calles”.

No obstante destacó que cotidianamente se topan con “falta de personal policial en la función judicial, el policía que realiza investigaciones” lo que “no se va a cubrir con la llegada de más fuerzas federales a colaborar en esta tarea de prevención”.

“Estamos atravesando una situación de crisis y lamentablemente no se ve un punto de inflexión de podamos ver algún tipo de reacción o medida que haga revertirla. Son situaciones que se vienen enquistando desde hace años y que no vamos a cambiar de un día para el otro”, prosiguió la funcionaria.

En este orden, la fiscal explicó que “hay una toma de conciencia real del problema y de la gravedad y dimensión, pero hasta que no haya una concientización general de los niveles que corresponden del Estado de que esto tiene que cambiar, no va a ocurrir”.

Consultada sobre el crimen de Máximo Gerez, el niño asesinado el pasado domingo en una balacera en el barrio “Los Pumitas”, de Empalme Graneros, en la que además resultaron heridos otros tres chicos y derivó en un ataque vecinal contra donde funcionaban búnkeres de drogas, la fiscal sostuvo que “ese tipo de situaciones ocurren por complicidad policial. No podemos ser hipócritas y negarlo, pero es una degradación que venimos viendo desde hace años”.

“Es muy difícil llegar a un alto jefe policial porque nosotros tenemos que investigar con la policía. Investigar sin ella es mucho más dificultoso”, agregó Iribarren, quien dijo que es necesario “pensar en cómo replantear la policía, porque hay mucha policía que trabaja bien y quiere algo distinto para la fuerza”.

“Hoy el problema está en Rosario, hay que inyectarle todos los recursos para que el problema disminuya y haya más policía en la investigación, y sumar también para la prevención”, añadió.

Finalmente, al referirse a proyectos para llevar adelante reformas en el sistema penal enviados por el Omar Perotti a la Legislatura, la jefa de los fiscales dijo que “cuando se trata de hacer más restrictivas -con la aplicación de prisión preventiva- hay que pensar que esas medidas implican mayor cantidad de detenidos, lo que implica mayor y menor posibilidad de control en las cárceles”.

“Lo que no estoy escuchando es que se hable de qué se va a hacer con los presos de la provincia, porque los presos no son un problema sólo de la o del Servicio Penitenciario. Acá tenemos problemas graves en (las cárceles) de Coronda o en Piñero y eso es lo que repercute en la ciudad. Si sólo se está pensando en una reacción que implique más presos, tampoco es la solución”, concluyó.

Etiquetas: