90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

EVALÚAN LA CALIDAD DEL AGUA DEL RÍO PARANÁ

destacada

Realizaron monitoreos y tomaron muestras a lo largo de cinco puntos del natural de agua. Los datos servirán para generar información destinada a una base de datos que estará disponible para los organismos provinciales del país.

La Provincial del Agua (APA) e investigadoras del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) monitorearon los ríos Paraná y Paraguay con la colaboración de la Prefectura Naval de Barranqueras. Los resultados arrojaron que los valores de pH, conductividad y oxígeno disuelto se encontraron dentro de los parámetros normales.

Fueron realizados aguas arriba de la confluencia con el Paraguay, en la Isla del Cerrito; en el canal de navegación frente a Paso de la Patria; a la altura del barrio San Pedro Pescador, en cercanías del puente; en el riacho Barranqueras, en la toma de Sameep; y en la Isla Palomera.

El objetivo es generar información para una base de datos que se incorporará al proyecto “Socioecosistema fluvial Paraná – Paraguay: estudio argentino en el escenario de cambios globales”, y estará disponible para los organismos oficiales del país. El proyecto está a cargo de las investigadoras que participaron de la intervención, doctoras Marina Forastier y Luciana Gallardo.

El organismo también finalizó el programa anual de monitoreos sistemáticos del Negro que vela por la preservación integral de los recursos hídricos de los ríos de la provincia. Los puntos intervenidos fueron a la altura de La Escondida, La Verde, Laguna Blanca, Puerto Tirol, del Puente Phillipon, del puente sobre avenida San Martín, en Barranqueras, y del puente San Fernando. Además, siendo afluente, se evaluó el agua del río Tragadero sobre el puente ubicado sobre ruta 11, en Colonia Benítez.

Los valores de pH y oxígeno disuelto, obtenidos en el lugar, se encontraron dentro de los parámetros normales esperados por el organismo en ambos cursos de agua y en todos los puntos se observó una baja conductividad debido a las lluvias recientes. En la muestra extraída desde el puente San Fernando se halló una baja concentración de oxígeno disuelto, significando una elevada carga orgánica.

Cada muestra extraída del agua, posteriormente son enviadas y estudiadas de manera rigurosa en el laboratorio de la Administración, que cuenta con de última generación. Con las muestras se realizan análisis bacteriológico, de fitoplanton y cianotoxinas, fisicoquímico, metales pesados, DBO y DQO, hidrocarburos y pesticidas.

De esta manera la APA concluyó con su programa anual de monitoreos sistemáticos de los ríos. Quienes realizan esta práctica son la magíster en Impacto y Ambiental Nancy Raffault; la magíster en Gestión Ambiental Natalia Polich; el Técnico Juan Cruz Parera, pertenecientes al área de Preservación del Recurso del organismo, y la ingeniera Edith Almirón, del Laboratorio de Aguas de la APA.