90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Facundo Ballvé, el arquitecto visual de la escena urbana argentina

destacada

El realizador audiovisual Facundo Ballvé, quien con sus videoclips para las principales figuras de la escena urbana argentina se erige desde hace años como uno de los diseñadores de la identidad visual de una musical que no para de crecer, conversó con Télam sobre su actualidad y su reconocimiento en un “ latino” al que, aseguró, es “difícil entrarle”.

“Shot by Ballve” (filmado por Ballvé) es la marca registrada personal que aparece en los créditos de tantísimos videos de canciones y que hasta Cazzu rinde homenaje con un tatuaje en su piel. La huella de esos clips es bien profunda: es innegable su aporte a la refundación de la música argentina en toda su dimensión desde aquellas primeras incursiones en los sonidos del trap de artistas como Duki, YSY A, Ecko, C.R.O y Trueno, algunos de los nombres con los que ha trabajado más de una vez.

“Cuando arrancamos no podíamos visualizar ni de cerca lo que está pasando hoy con la escena en general. Los chicos crecieron mucho y también hay artistas nuevos. Para nosotros también implicó tener que crecer mucho para estar al nivel de ellos; fue casi por inercia, y con eso aprendí un montón”, señaló el joven realizador de 26 años.

Para él, lo más difícil fue tener que “crecer mucho en tantos aspectos a partir de algo que no existía” y sin tantas referencias: “Un poco que nos nutrimos de nuestro propio trabajo, y mientras íbamos construyendo también íbamos aprendiendo solos acerca de la escena y la musical”.

“En mi caso, tuve que aprender acerca de cómo funcionan las productoras, o cómo es hacer una producción grande, cuánta gente implica, cómo manejarla, además de la parte administrativa y el armar una empresa. Un montón de cosas que yo nunca me imaginé que me iban a suceder cuando hice mi primer video de trap”, añadió en referencia a Anestesia Audiovisual, la productora que creó después de una adolescencia dedicada a la fotografía.

Anestesia cuenta ya con un portfolio de más de 120 videos musicales y funciona hoy como una gran estructura que produce piezas publicitarias para marcas y que hasta cuenta con su propio sello discográfico.

Al igual que lo que ocurre con los artistas que lo eligen, el de Ballvé conquista prestigio y concentra la mirada de millones de personas dentro y fuera de Argentina: lo prueba el video de “Entre Nosotros Remix”, que se impuso semanas atrás como “Mejor Video” en los dominicanos Premios Heat Latin Music Awards en una terna cargada de nombres fuertes como Bad Bunny, J Balvin, Rosalía y Alejandro Sanz, entre otros.

El video, que hizo para Tiago PZK -quien cantó en la ceremonia en Punta Cana y se llevó además otro reconocimiento como “Mejor Artista Región Sur”-, interpela sin golpes bajos y con sensibilidad problemáticas como el bullying, el alcoholismo, la depresión y el agobio por la fama repentina, a partir del cruce de historias que protagonizan el cantante y sus invitados, Nicki Nicole, María Becerra y Lit Killah.

 

Télam: ¿Qué valor le das al reconocimiento en los Premios Heat?

Facundo Ballvé: Hace varios años que estamos haciendo videos y nunca nos habían tenido en cuenta para un premio de afuera. Sí habíamos recibido varios de acá y alguno de Sudamérica, pero el latino es un poco más cerrado y es difícil entrarle. Por suerte nos están teniendo en cuenta y es un orgullo para todos los que estamos haciendo videos acá. Está bueno que se nos reconozca el y que se nos empiece a dar lugar ahí.

T: ¿Tiene un condimento especial que hayas ganado gracias al voto del público?

FB: El apoyo de la gente es muy importante para que nosotros sigamos metiéndole día a día. Todos sabemos que los chicos en Argentina tienen mucha gente que los sigue y que la música argentina está subiendo mucho el nivel y se está expandiendo cada vez más. Eso hace que mucha más gente apoye y tenga ganas de estar atrás de lo que hacemos. Llama la atención y es muy positivo que los argentinos estemos ocupando esos lugares aun teniendo artistas tan grandes al lado como Rosalía o Sebastián Yatra.

T: ¿Cuál fue la premisa para encarar este video y abordar problemáticas como el alcoholismo, la depresión y el bullying?

FB: La premisa fue continuar con esta temática del cielo y el infierno del video de la canción original (dirigido por Agustín Portela). Tiago quería llevarlo más a la realidad a partir de una historia que tocara temas más cotidianos que tuvieran que ver con estos dos mundos. El de la vida y la muerte, el del bien y el mal. Es un video muy personal donde cada uno de ellos tiene su bloque dentro de la canción y con una historia que empieza y termina. Los chicos dieron su punto de vista para definir a dónde querían llevar la historia que los representara. Y a partir de ahí surgió lo de María con el bullying que sufrió de chica, o la de Nicki con sus problemas por la exposición que vive día a día. Y en paralelo, el grueso fue con Tiago, que es el artista principal de la canción. Como no podíamos contar con los cuatro juntos en el set por problemas de agendas, apareció esta idea de que aparecieran como enchufados y que las historias fueran como un recuerdo guardado en el inconsciente.

T: ¿Qué aplicás de aquellos primeros tiempos cuando el lema era hacer videos de manera “rápida y fácil” para encarar estas grandes producciones con mayores recursos técnicos y presupuestarios?

FB: En este nuevo al que estamos ingresando ahora, el de producciones más grandes, por suerte llegamos después de haber recorrido el otro. Siento que me dio muchas herramientas toda la etapa de crecimiento donde era todo muy a pulmón y había que resolver con lo que había. Incluso en el video de “Entre Nosotros Remix” también nos pasó, porque tuvimos que montar todo en una misma locación. Las cuatro historias suceden en el mismo lugar, en un lugar no muy grande, que tuvimos que ir disfrazando. Así que siento que gracias a ese recorrido y a todo ese aprendizaje hoy podemos llegar al rodaje con capacidad para resolver cualquier problema. También mucha de esa experiencia nos ayuda a resolver en un país donde siempre es difícil filmar, ya sea por los tiempos, la economía y otras cuestiones.

T: ¿Cuánto aportó el éxito de esta generación de artistas para que otros roles como el tuyo fueran mucho más visibles y reconocidos?

NB: La verdad es que cambió mucho. Cuando arranqué a mediados de 2016, se le daba muy poco lugar a toda la parte relacionada con la producción. Estábamos como en las sombras. Tanto el rap como el reggaetón siempre fueron géneros que intentaron elevar a esos rubros nombrando a los en las canciones. La masificación ayudó a que tuviéramos más lugar, pero cuando empecé no había una y tampoco tenía muchos referentes a quien mirar y tampoco se los identificaba tanto. El crecimiento fue muy grande, y hoy nos toman como un artista más. Hoy muchos directores pueden vivir de esto cuando antes era impensado.

Etiquetas: