90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Familiares de una joven asesinada por su novio la recordaron con actividades de género

destacada

La joven tenía 27años y era madre de un bebé.
A un año del femicidio de Elba Eliana Mendilaharzu, una joven de 27 años que murió en la ciudad bonaerense de Azul tras permanecer 70 días en coma luego ser atacada a patadas en la cabeza por su novio, quien será sometido a un juicio por jurados, los familiares realizaron diferentes actividades para recordarla y denunciar la “violencia de género”.
Uno de los actos se llevó a cabo en la Plaza Ameghino, en el centro de Azul, donde se colocó un banco pintado de rojo en alusión a la sangre derramada por cada mujer asesinada, en especial la de Elba, que agonizó más de dos meses internada”, dijo a Télam la madre de la víctima, María de los Ángeles Zárate.
“Este es un banco simbólico pero para mí es un banco doloroso. Tendría que ser el banco donde Ely ve jugar a sus niños, compartir un mate, una charla o reírnos con ella que era la alegría de nuestro hogar”, expresó la mujer. 
Según la madre de la víctima, en los próximos días le pedirán “a los jueces de Azul que pongan fecha de inicio del juicio del femicidio a Marcos Ponce (34), porque están todas las pruebas y los testigos preparados”. 
“No se puede demorar más la justicia que tanto buscamos. Ponce se juega la última carta que es que se haga un juicio por jurado, y eso es lo que va a pasar, pero todos los que estaban en la casa el día del ataque saben muy bien lo que pasó. No se va a salvar de nada porque todo Azul sabe lo que hizo con mi hija y como trataba a las mujeres. Quiero justicia para que mi hija descanse en paz y la prisión perpetua para que muchas se animen a denunciar la violencia de género”, añadió Zárate.
Las fuentes judiciales informaron que el acusado será representado por un defensor oficial en el juicio por jurados que será dirigido por el juez Joaquín Duba del Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de Azul, con la acusación de la fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6, Karina Genusso, mientras que el abogado Sergio Hernández, de Asistencia a las Víctimas, estará acompañando a la familia Zárate.
Según las fuentes, la víctima, a quien en su barrio la llamaban “Ely” o “Porota”, estuvo internada en estado de coma desde el 17 de agosto del año pasado hasta el 27 de octubre a las 23, hora de su deceso en el Hospital Ángel Pintos de Azul.
La autopsia estableció que el fallecimiento fue causado por una “insuficiencia ventilatoria aguda por -cardiorrespiratorio” productos de fuerte golpes en la cabeza.
El hecho ocurrió cerca de las 22 del domingo 16 de agosto en una casa ubicada en Camilo Gay al 1000, casi esquina Guido Spano Oeste, en Azul, a 300 kilómetros al sudoeste de la Ciudad de Buenos Aires, donde Elba convivía con el imputado y ese día estuvieron con amigos y parientes, con los que compartieron un asado y bebidas alcohólicas.
Para la fiscal Gennuso, la mujer fue atacada en el interior de la habitación matrimonial de la vivienda en el marco de “violencia de género y maltrato habitual” por del acusado, quien presuntamente la “agredió físicamente con intenciones de ocasionarle la muerte, tomándola de su cuerpo y haciéndola caer al piso, luego de lo cual le propinó al menos un golpe en la cabeza”.
A raíz del ataque, la víctima quedó tirada inconsciente entre la cama y la cuna del hijo de dos meses que tenía con Ponce, tras lo cual fue llevada en ambulancia hasta el municipal de Azul, donde fue asistida en la guardia y recobró el conocimiento.
Por insistencia de los acompañantes de la mujer, entre ellos el propio Ponce, y contra el de los médicos, Elba fue regresada la madrugada del lunes 17 en ambulancia a su domicilio, aunque horas después se volvió a descomponer y sus familiares la llevaron nuevamente al donde finalmente quedó internada en grave estado.
De a la acusación de la fiscalía, un testigo presencial declaró que fue el concubino de la víctima quien le había empujado y pegado una patada en la cabeza, por lo que Gennuso le imputó el hecho a Ponce, quien en su indagatoria aseguró que si bien él estaba con su pareja en la habitación, ella se golpeó sola al caerse de la cama.
En base a los elementos de prueba, en septiembre pasado, la fiscal solicitó la prisión preventiva del imputado, la cual fue dictada por el Juzgado de Garantías 3 de Azul.

Etiquetas: