90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Fiestas sin estruendos: el Municipio de Resistencia canjea elementos de pirotecnia por barriletes

destacada

Con el lema “No a la pirotecnia, remontemos barriletes”, por segunda vez Resistencia realizará la campaña para desalentar el uso de fuegos artificiales nocivos para personas y mascotas vulnerables a estos elementos, utilizados mayormente en estos tiempos festivos de diciembre.

 Impulsada por el Gustavo Martínez y la concejala, se puso en marcha esta iniciativa surgida de varias fundaciones, tomando acciones tendientes a crear conciencia en la comunidad sobre la no utilización de estos elementos de estruendo y que contaminan el ambiente. En tal sentido, la propuesta se refiere al canje de materiales reciclables o elementos pirotécnicos por barriletes, sumándose al mensaje de la importancia del cuidado de la Ciudad.

“Es la continuidad de una tarea que visibiliza un instrumento jurídico, una ordenanza aprobada hace varios años”, observó el intendente, quien presentó esta campaña con la concejala, la secretaria de Desarrollo Humano e Identidad y las representantes de las fundaciones “Creando espacios” y “Sembrando conciencia”, además del de la Cámara de Comercio.

“Es el segundo año y se busca evitar el consumo de pirotecnia que provoca daños a los niños y niñas autistas, adultos y a las mascotas, son realmente graves las consecuencias negativas que genera”, aseveró. Recordó que “la tasa de accidentes crece, tanto en hospitales como en guardias veterinarias, todo a raíz de este tipo de elementos”.

Se lamentó que “una sociedad que apuesta al desarrollo de valores y una vida armónica no tenga en cuenta que esta pequeña diversión de fin de año, ocasiona un gran daño”. Por eso, resaltó el acompañamiento de las instituciones como estas fundaciones y de la Cámara de Comercio, por la responsabilidad social.

“Junto a Laura Balbis apostamos a construir la mejor Navidad entre todos, porque ha sido un año y medio muy difícil, a veces tenemos memoria selectiva, muy rápido nos olvidamos que a esta altura del 2020 nos reuníamos en la mesa con grupos muy reducidos, no podíamos saludar a un familiar o a un vecino”, apuntó.

“Este año, gracias a Dios y a la ciencia pudimos recuperar los afectos, el encuentro y proyectarnos a un año mucho mejor”, puntualizó.

El jefe comunal reflexionó diciendo que “hay que poner en valor la salud de nuestros seres queridos, pongamos toda la garra para salir adelante en 2022, con conciencia y compromiso social, valoremos lo que tenemos, y a esto sumemos el compromiso de no dañar a otras personas”.

“Esto debe sostenerse en el tiempo, que no se escuche un solo estruendo, hay que seguir remontando barriletes”, manifestó.

Detalles de esta iniciativa

Blanc, a su vez, recordó que desde 2004 está vigente una ordenanza municipal que prohíbe el uso de bombas de estruendo pero que era poco conocida.

Por eso, junto al Martínez, en 2020 se lanzó otra ordenanza que motiva a sustituir la pirotecnia por otro elemento que sirva de inclusión, diversión y sin dañar a nadie, ni el ambiente, mascotas y a los niños, niñas y adultos.

“Esta iniciativa fue a causa de pedidos de organizaciones ambientalistas, protección de animales e instituciones para niños autistas, el tema es serio, hay que crear conciencia”, señaló.

Balbis, por su parte, detalló que esta campaña incentiva el no uso de la pirotecnia y consiste en el canje de pirotecnia y elementos reciclables por barriletes.

Los que se sumen a esta iniciativa podrán canjearlos en veterinarias, pets shops, centros comunitarios y el próximo 19 de diciembre habrá una convocatoria en el espacio verde de avenida Sarmiento y el viaducto de la autovía de la ruta nacional 16, donde actuará el payaso “Pochosky”.

El acompañamiento civil

El de la Cámara de Comercio de Resistencia, expresó que “estamos comprometidos con una responsabilidad social, son acciones positivas porque hay gente que sufre con estas bombas de estruendo, es una causa justa”.

López, a su turno, dijo que “vengo en nombre de las personas del espectro autista, que sufren mucho en esta época del año. A todos nos gusta juntarnos pero a ellos les provoca mucho estrés, en lugar de disfrutar, sienten mucho miedo”.