90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Filba, un festival para expandir la literatura y cruzar lenguajes

destacada

Vivian Gornick, una de las invitadas al festival de literatura virtual.
El Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires estrenará el próximo viernes su primera edición digital con un discurso inaugural de la neoyorquina Joyce Carol Oates, cuyas palabras de apertura marcarán el inicio de un encuentro literario que hasta el 24 de octubre desplegará y amalgamará distintas lenguas y lenguajes, junto a unos cien autores argentinos y una importante delegación de invitados internacionales, como Siri Hustvedt, Sharon Olds, Nic Pizzolatto y Vivian Gornick.
Además de los grandes nombres que robustecen esta atípica edición del Filba con entrevistas en primera persona, hay una agenda subrepticia pensada desde el mundo digital para agudizar los sentidos, desafiar la monotonía de las pantallas y atravesar géneros y tramas, curada a partir de la idea de transformación no solo como cambio sino como “paso de un estado a otro”, tal como definen sus organizadoras a Télam.¿Qué otras actividades se solapan detrás de las charlas, lecturas y entrevistas con las principales figuras invitadas, entre ellas las estadounidenses Hustvedt, Oates, Gornick y Olds, su par, el guionista Nic Pizzolatto; el rumano Mircea Cartarescu, el británico M. John Harrison, la antiguana Jamaica Kincaid, el mexicano Guillermo Arriaga, el chileno Alejandro Zambra, el costarricense Luis Chaves o el francés Mathias Énard?
La respuesta es tan diversa como original: desde cuentos por audios de WhatsApp, ventanas para espiar cómo trabajan los autores, recitales de literatura contada y cantada para cerrar los ojos, mesas literarias con fotos y videos para estimular las experiencias y mucha perfomance para cruzar lenguajes y también pandemia y confinamiento, como la que realizarán la cantante mexicana Julieta Venegas, la actriz y bailarina Margarita Molfino y el escritor Federico Falco sobre escenas domésticas, el 22 a las 22 con el título “Vivir es ir de un espacio a otro”El Filba reconoce que llega en un momento en el que la aceleración de lo virtual se pregunta por “la transformación de los hábitos culturales””
“Al Filba 2020 hay que entrar sin prejuicios y con todos los sentidos porque, más que nunca, es un escenario para las literaturas expandidas”, dice Catalina Labarca Rivas, programadora de Fundación Filba, para quien esta edición es en “sí misma una novedad. Pensar en hacer un Filba online fue un ejercicio al que nos vimos obligadas a principios de la pandemia y que luego derivó en repensar el festival para llevarlo a la virtualidad, porque la idea no era trasladar lo presencial a lo virtual, sino adaptarlo al nuevo formato”.
Sin evocar una réplica de lo físico pero tampoco perdiendo algunos clásicos del evento -como charlas, talleres, catas de lectura, consultorio lector o la Noche de Poesía- y apostando por lo experimental, el Filba reconoce que llega en un momento en el que la aceleración de lo virtual se pregunta por “la transformación de los hábitos culturales”, como sugiere por su parte Amalia Sanz, directora de Fundación Filba.
“La literatura es una de las actividades más solitarias pero un festival apunta al encuentro, con lo cual ahí ya hubo una distancia entre el acto de leer y el de encontrarse para hablar de libros. Veremos cómo influye la virtualidad con ese cuerpo que, en principio, está ausente pero está frente a una pantalla, es otro cambio interesante para pensar”, dice Sanz.”Las nuevas tecnologías nos permiten llegar a rincones y públicos que antes no tenían la posibilidad de acompañarnos y eso es una oportunidad enorme””Catalina Labarca Rivas
La distancia supuso varias ventajas, por un lado extender la invitación a más autores internacionales, algunos muy difíciles de conseguir como el ilustrador Oliver Jeffers, que de otro modo no viajaría al país, o aquellos que “hace tiempo cuestionan el impacto ecológico por la huella de carbono” en largos viajes de pocos días, cuenta Sanz. Por el otro, agrega Labarca Rivas, “las nuevas tecnologías nos permiten llegar a rincones y públicos que antes no tenían la posibilidad de acompañarnos y eso es una oportunidad enorme”.La idea de transformación que atraviesa el programa surgió de la incertidumbre y la vorágine de la virtualidad: “Cuando comenzamos a repensar el Filba el concepto de cambio era ineludible. La vida de todo el mundo literalmente había cambiado y de un día para otro la humanidad se vio obligada a adaptarse a una realidad que parece sacada de ciencia ficción. Sin embargo, nos parecía que no era solo el cambio lo que se imponía, sino también la transformación, es decir, ese paso de un estado a otro que, en este caso además, se da a puertas cerradas”.
“La literatura y las artes siempre han corrido el límite, y no solo piensan en el cambio, sino que lo impulsan. En Filba creemos profundamente que la literatura transforma, es un refugio y nos permite entender este presente incierto”, reflexiona Labarca Rivas, una de las responsables de idear los contenidos del programa en el que “apelamos a otras lenguas, lenguajes y artes”.”En Filba creemos profundamente que la literatura transforma, es un refugio y nos permite entender este presente incierto””Catalina Labarca Rivas
En torno al tema de la transformación habrá dos actividades en diálogo directo con la literatura, en el marco de la sección “Buenos Aires, ciudad de traductores”: “‘Cambia, todo cambia’ en la que seis autores y autoras pensarán cómo nos transformará (o no) la pandemia y ‘En transformación’ en la que, a modo de festejo de los 10 años de Filbita y como un manifiesto, le propusimos a 10 autores/ilustradores un juego que condensa el recorrido de todos estos años y que a la vez hace muy patente que la lectura y la literatura son conversaciones que nos transforman”.
Este Filba como “escenario para las literaturas expandidas” se podrá percibir desde lo oídos con textos narrados por escritores y escritoras que se enviarán cada noche a través de audios de WhatsApp o también a partir recitales pensados para ser oídos con los ojos cerrados, como los de la cantautora española Christina Rosenvingey la danesa Madame Nielsen -artista, multifacética, narradora, perfomer, que se reconoce ante todo como pájara o “utopía viviente”-, el 17 y 19 a las 22, respectivamente.
Y también habrá soporte en el registro audiovisual porque algunas lecturas sumarán “elementos que la enriquezcan y que formen parte del relato, como ‘Rutas de autor’ en donde cuatro autores y autoras nos comparten recorridos por las ciudades que consideran propias y complementan la experiencia con fotos y videos; y ‘Desde mi propio cielo’, donde cuatro creadores de distintas partes nos cuentan cuál y cómo es el cielo que miran durante estos meses de encierro”, cuenta la programadora.Ya empezó la #CuentaRegresiva para el #FilbaOnline.+ https://t.co/Xvj3V0hTgu 🔥🔥🔥 pic.twitter.com/u2GmxoBVqu— Festival Filba 2020 (@FundacionFilba) October 14, 2020
En este contexto donde el contagio obliga al encuentro a través de dispositivos electrónicos, habrá actividades en clave doméstica e intimista para descubrir los procesos creativos de sus invitados, como la iniciativa “En proceso”, donde el escritor chileno Alejandro Zambra, la traductora argentina Cecilia Pavón y el ilustrador Cristian Turdera, compartirán sus detrás de escena para ser espiados por lectores, al estilo voyeurs, detrás de las pantallas.¿Qué busca ese ejercicio de “conocer la cocina” de las y los autores? “Todo escritor, es ante todo, un gran lector y siempre hemos tenido actividades vinculadas a esta idea. También pensamos que el proceso creativo es parte de la experiencia literaria y las posibilidades que se abren desde los formatos virtuales potencia lo que ya veníamos buscando desde hace años, con propuestas como el cruce epistolar o el recorrido por casas, es decir, espiar la `intimidad de la escritura`. Este poder mirar de cerca nos permite un registro de `trastienda` que no puede sino enriquecer la experiencia en el festival”, sostiene la programadora.
Este año también habrá noche de poesía (viernes 23 a las 22), curada por Gabriela Borrelli. Participarán ocho poetas de distintas latitudes como la estadounidense Margaret Randall, la alemana Nora Gomringer y el peruano Mario Montalbetti.
Para ver la programación completa ingresar a www.filba.org.ar.

Las principales actividades internacionales de este Filba online
Con la presencia de Mircea Cartarescu, Joyce Carol Oates, Jamaica Kincaid, Vivian Gornick, Siri Hustvedt y M. John Harrison, el Filba tendrá una de las ediciones más destacadas de sus doce años de historia por la cantidad y calidad de las figuras internacionales, que compartirán sus universos narrativos mediante entrevistas y lecturas virtuales.
La primera en abrir esta nómina de distinguidos autores será la novelista, cuentista y dramaturga Joyce Carol Oates, la elegida para dar inicio a este evento con un discurso de apertura que reflexionará sobre la literatura y su capacidad permanente de transformación, el viernes 16 a las 20.
A lo largo de los nueve días del Filba también estará el escritor rumano Mircea Cartarescu (Bucarest, 1956), que dialogará el sábado 17 a las 20.30 con la editora y periodista cultural Lala Toutonian; mientras que un día después, el domingo 18 a las 20, la poeta Sharon Olds leerá una selección de poemas, acompañada por su traductora, la escritora argentina Inés Garland.
El martes 20 a las 20 se transmitirá la entrevista de Valeria Tentoni a Jamaica Kincad, escritora antiguana radicada en Estados Unidos, una de las autoras menos conocidas para las y los lectores de Argentina porque su obra tiene muy pocas traducciones distribuidas en el país, aunque en el mundo su literatura es muy reconocida, tanto que su nombre sonaba fuerte entre las apuestas al Premio Nobel de Literatura, que finalmente fue para la poeta Louise Glück.
El autor inglés M. John Harrison participará por segundo año consecutivo en el encuentro organizado por Fundación Filba: el miércoles 21 a las 20 conversará con Mariana Enriquez, una ferviente lectora del autor de “El curso del corazón” y “Preparativos de viaje”, al que define como “un escritor que siempre trabajó al borde de los géneros”.
Otra gran figura que se sumará al Filba online es la escritora Siri Hustvedt, Premio Princesa de Asturias, especialista en neurobiología y con una amplia obra publicada en el país con títulos como “Todo cuanto amé” o “El verano sin hombres”, que será entrevistada el jueves 22 de octubre a las 20 por Eugenia Zicavo.
El viernes 23, el anteúltimo día del encuentro literario, habrá una conversación entre el francés Mahias Enard y Rodrigo Fresán -argentino radicado en Barcelona desde 1999-, en la que recorrerán sus biografías como escritores, su vida de lectores y las pertenencias de sus literaturas.
Finalmente, el sábado 24 a las 20, casi al cierre del Filba, será el turno de la entrevista que realizará Tamara Tenenbaum a la estadounidense Vivian Gornick, escritora, periodista y voz emblemática del feminismo de Estados Unidos de los 70 y autora de “Apegos feroces”, “La mujer singular y la ciudad” y “Mirarse de frente”, entre otros libros.
Ese mismo día, una hora antes a las 19, se podrá seguir una mesa titulada “Lectura. Covid-19” con Siri Hustvedt y la escritora chilena Lina Meruane como invitados internacionales y Martín Kohan y Carmen Cáceres en representación local, quienes leerán textos escritos durante los últimos meses con la pandemia como trasfondo.

El cine y la performance también protagonistas
Bajo la idea de literatura expandida, esta edición del festival Filba otorgará un rol central a la performance y al cine para cruzar lenguajes en torno a la literatura, la lectura y los libros, porque “más que nunca, el espacio virtual permite la construcción de una narrativa propia, incluyendo sistemas, capas y formas de expresiones muy originales”, dice su programadora, Catalina Labarca Rivas.
Con las performances lo que se buscó es “pensar la literatura más allá del soporte libro y hacer de la experiencia literaria, algo que nos rodea y se encuentra en todas partes. En ‘Casa cosa, es todas las cosas’ buscamos atrapar la lectura y proponerla como un espacio colectivo. Mientras una mujer toma un libro y lee un fragmento al azar y otra le responde con fragmento azaroso, hay alguien que tipea lo que escucha, lo que atrapa, lo que quiere, en un documento que compartimos”.
Otra propuesta novedosa, cuyos detalles se conocerán el viernes, es la performance digital “Poesía URL”, bajo la producción de Javiera Pérez Salerno, un espacio donde durante los nueve días del festival se podrán ver proyectos en los que la literatura aparece expandida, como una forma de traducción no ya entre lenguajes sino entre sistemas.
Como explica Labarca Rivas, la iniciativa que se presenta como una performance digital alojará un espacio en donde “artistas, escritorxs y editorxs latinoamericanos se internan en espacios alternativos y componen este ecosistema digital en el que se puede encontrar memes, bots, videopoemas, literatura random, ecopoesía y oráculos de internet”.
El festival terminará el sábado 24 con la proyección de “Pongamos por caso”, una performance creada por Rafael Spregelburd, en colaboración con Ian Barnett, Manuela Cherubini, Frances Riddle, Rodolfo Prantte, Ariel Dilon, Javier Marra y Svenja Becker, realizada con traductores y no con actores que indagarán en la pregunta “¿Habrá traducción sin intervención de lo humano?”.
En cuanto a cine, “además de pensarlo como un arte que todo el tiempo dialoga con la literatura, lo consideramos en muchos casos expresión de la misma”, dice la programadora. Las charlas en primera persona de dos invitados trazan la importancia que tiene en esta edición: Nic Pizzolatto y Guillermo Arriaga, el primero estadounidense reconocido por ser el creador de la serie “True Detective”, el segundo mexicano que escribió películas como “Amores perros”, “21 gramos” y “Babel”. 
Además de esas charlas (Pizzolatto el 19 a las 20, Arriaga 19 a las 18) habrá un ciclo de cine porque “por primera vez se dieron todas las condiciones técnicas para poder hacer un ciclo en Filba y convocamos a directores que habían hecho películas o documentales en los que la literatura era la principal protagonista”, de las cuales dos se estrenan en el marco del festival literario.
Se trata de “Catálogo, personas narradas por escritores” de Diego Bliffeld y Javiera Pérez Salerno, una película que combina la ficción, el documental y la literatura, con textos narrados por I Acevedo, Fabián Casas, Mauro Libertella, Pedro Mairal y Romina Paula, realizada por Diego Bliffeld; y “Cómo hablar con Lorrie Moore” de Majo Moirón, sobre la visita de la escritora a nuestro país.
Otros films que se podrán ver son “Zurita, verás no ver”, “Invernadero”, “Este sitio inmundo”, “Beatriz Portinari. Un documental sobre Aurora Venturini” y “327 cuadernos”, mientras que en Filbita se proyectarán varios cortos de cuentos clásicos ilustrados por distintos artistas y leídos por Ana Padovani.
El Filba podrá seguirse de manera gratuita a través de las plataformas Zoom, Meet, Instagram y el canal de YouTube del festival. Si bien algunos talleres y clases magistrales ya están con cupo completo, el resto de las actividades serán con cupo ilimitado.

Etiquetas: