90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Influencers, nichos literarios y literaturas orientales, la juventud protagoniza la Feria

destacada

De recorrida por los pasillos, haciendo filas para entrar a las charlas, buscando comics, mangas o biografías de músicos o haciendo largas filas para llevarse un ejemplar firmado por su autora o autor favorito, los adolescentes habitan la Feria del Libro con fervor e intensidad y demuestran que en las generaciones más jóvenes la lectura en papel está presente, aún cuando la proliferación de pantallas avanza y los supuestos se repiten sin correlato en la experiencia que se vivió estos días en La Rural.

“Me preguntan por qué los adolescentes no leen y digo ¿en base a qué hacemos esa acusación? Porque no es una hipótesis, es una acusación. Parece ser que a la juventud hay que caerle siempre con algo”, dijo la periodista y y booktuber Cecilia Bona, en la charla que compartió con el poeta y tallerista Santiago Llach, en el marco del ciclo organizado por la agencia de noticias Télam. Y, con solo recorrer un rato los pasillos del predio de la Rural, se puede ver que los jóvenes representan gran parte del público de la Feria.

Con uniformes de colegios privados o guardapolvos blancos, muchos llegan al predio de Palermo con su escuela, otros lo hacen en grupos más pequeños y los stands que más visitan son los de las editoriales que tienen catálogos orientados a adolescentes y jóvenes, como VyR, Planeta y Penguin Random House y los de comics y mangas como Panini revistas donde los fines de semana las filas para pagar llegan a durar entre media hora y hora y media.

Allí “Berserk”, un manga creado por Kentaro Miura y posteriormente adaptado en animé que después de la muerte de su autor sigue batiendo récords de ventas, las series de Marvel y la de Naruto, escrita e ilustrada por Masashi Kishimoto, encabezan las listas de consultas y pedidos.

Daniela Díaz y Mariana Marqueroni están en la Feria con otros amigos, vinieron de José C. Paz, tienen entre 16 y 17 años y buscan un libro sobre la banda Mötley Crüe. Es su primera vez en la Feria, entraron gratis con sus ertificados de alumnos regulares y no tienen previsto participar de ninguna firma de libros pero sí recorrer stands y buscar biografías de cantantes de rock.

En los pasillos del stand azul, tres alumnos del Instituto Verbo Divino de Pilar se desprenden del grupo de compañeros para ir a buscar un libro para regalarle a la madre de una de ellos. Después de la compra, hablan con Télam y cuentan qué están buscando: un libro de la cantautora, productora, actriz, directora, diseñadora y empresaria estadounidense Taylor Swift y otro de la argentina Agus Cámara titulado “Menta granizada”.

Los libros de Harry Potter en su edición especial por los 20 años de la saga de J. K. Rowling no dejan de levantarse en las pilas de las mesas de la librerías y editoriales mientras pasan los contingentes de estudiantes. Mientras que tres jóvenes se detienen en el espacio de la Editorial Brujas buscando textos de piscología y filosofía. Uno de ellos, de pelo largo, mochila al hombro y todo de negro, cuenta que ya compró la manga Chainsaw Man. Su amigo sigue buscando, pero dice que está leyendo la autobiografía de David “Dave” Scott Mustaine -fundador, guitarrista, vocalista y principal compositor de la banda de thrash metal Megadeth y guitarrista de Metallica- y la Biblia.

Los pasillos del predio tienen como visitantes también a alumnos de la escuela 84 de La Matanza, que se toman unos minutos para hablar con Télam y cuentan que se trata de la primera excusión que hacen después de mucho tiempo. “Buscamos comics, libros sobre guerra y mangas”, dice uno de ellos.

Hay una autora que convoca a un público joven que la sigue para escucharla, para que le firme sus libros de cuentos y novelas y para sacarse fotos: Mariana Enriquez, quien inauguró el ciclo Diálogo de Escritoras y Escritores de Argentina entrevistada por Elsa Drucaroff y causó furor el 4 de mayo, con muchos que no pudieron entrar a escucharla por la capacidad reducida de la sala Victoria Ocampo, lo que generó un importante revuelo entre los “fanáticos” como bromeó una de las chicas. La crítica según las lectores y los lectores es que desde la organización no fueron claros en cuanto a la capacidad de sala y no hubo avisos en redes sociales.

Pero Enriquez siguió su itinerario en la Feria, donde fue entrevistada por Nora Veiras, presentó el libro de Cristian Alarcón, entregó los diplomas de los ganadores del concurso del Fondo Nacional de las Artes y homenajeó a Juan Forn. Además, como columnista de Radio Nacional, viene asiduamente al programa de Mario Wainfeld y es retratada por celulares de adolescentes y jóvenes mientras habla de literatura. Sus libros están en el stand de la distribuidora Riverside y son lo más vendido y consultado.

Algo similar ocurrió con Camila Sosa Villada, que llenó la mayor sala de la Feria, la José Hernández, y luego de la lectura compartida en voz alta una masa de chicos, chicas, adolescentes, jóvenes se dispusieron en una larguísima fila para que la autora de “Las malas” y “Soy una tonta por quererte” firmara los libros, que llevaban como trofeos debajo del brazo.

En la disparidad de gustos e intereses que se delinean en la inclasificable categoría de las juventudes, una atracción de ese orden generó también Paulina Cocina, la influencer gastronómica que motiva e impulsa a las generaciones que están dando sus primeros pasos en la cocina.

Otro increíble episodio que dejó esta edición de la Feria fue lo que pasó el primero de con la presentación de los libros de Maximiliano Pizzicotti y Victoria Resco, influencers literarios y autores del sello VyR. Dos horas antes de la cita, ya había dos colas de cuadras para ingresar. “La cantidad de jóvenes desbordó el lugar y tuvimos que terminar firmando ejemplares en la plaza de Juramento, y negociando con los feriantes que estaban vendiendo sus artesanías porque nunca habían vista semejante afluencia de público en el lugar”, recuerda Marcela Aguilar, directora editorial del sello que los publica.

En el espacio de Carbono, la editorial Gourmet es un atractivo para muchos jóvenes que van en busca de los libros sobre Andrés Calamaro, Gustavo Cerati y Luis Alberto Spinetta. Enfrente, en La Coop, la editorial de literatura coreana Hwarang atrae a muchos adolescentes que van directamente a buscar “La única en la tierra”, de Chung Serang, que llegó como serie a Netflix y cosecha lectores y lectoras en todo el mundo.

Pero los jóvenes no solo van a comprar y buscar libros, hacer firmar sus ejemplares o escuchar debates, también ponen en marcha transmisiones en vivo desde sus cuentas de Instagram, hacen vivos desde stands que les interesan y postean fotos de los títulos preferidos.

Para Aguilar “si tuviéramos que ponerle un titular a esta edición, la llamaríamos ‘La feria de los jóvenes’. Todos los eventos que descollaron los tuvieron como destinatarios y protagonistas. Si miramos los rankings de los títulos más vendidos en estos días estoy segura que más del 70% son sus títulos y autores favoritos, desde novelas gráficas y el fenómeno Heartstopper hasta los paranormales y el fantasy”.

Como la sección Los chicos no leen de la editorial Planeta, que se postula desde la convicción “que los chicos no leen poco ni a la fuerza” y como decía Cecilia Bona acerca de la acusación, la relación de preadolescentes, adolescentes y jóvenes con los libros es tan diversa e intensa como la cantidad de propuestas literarias que se encuentran en la Feria, ya sea con fenómenos importados como de la serie “Asesino de brujas”, de la escritora estadounidense Shelby Mahurin -la trilogía más vendida según el ranking actual del New York Times-o nacidos aquí mismo, en una red social, en alguna tendencia que todavía los adultos no lograron captar.

Como lo resume Aguilar, “hay nuevas configuraciones, nuevos formatos, nuevos ritmos y nuevas formas de leer y escribir, hay plataformas colaborativas donde incluso el autor se funde en la construcción colectiva de una historia. Si no escuchamos a estos jóvenes lectores y ponemos en disponibilidad historias con ritmos y géneros que los representen nos vamos a quedar sin lectores. Indudablemente los influencers le imprimen una huella diferente al fenómeno lector, para estas comunidades Leer está de moda, bienvenido sea”.

Este viernes está previsto uno de los eventos más convocantes de la Feria: el encuentro nacional de bookfluencers donde a las 18.30 se espera que se congreguen cientos de jóvenes y confirmen su protagonismo en esta edición.

Etiquetas: