90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Juzgan a un joven por el crimen de un comerciante asesinado durante un asalto

destacada

Gonzalo Ruiz Abraham será sometido a un juicio por el delito de “homicidio criminis causa”, que prevé prisión perpetua.
Un joven comenzará a ser juzgado desde este jueves por el crimen del comerciante Emiliano José Pereyra, asesinado de un disparo en la cabeza delante de su padre cuando en agosto del año pasado tres delincuentes quisieron robarle la camioneta en la que llegaba a su casa, en el partido bonaerense de La Matanza, informaron hoy fuentes judiciales.
Se trata de Gonzalo Ruiz Abraham (20), quien será sometido a un juicio acusado del delito de “homicidio criminis causa”, que prevé prisión perpetua, ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 del mencionado distrito situado en la calle Mendoza entre Arieta y Almafuerte, en San Justo.Por el caso, un adolescente de 17 años quedó acusado de haber participado en el crimen y será juzgado por un Tribunal de Menores, mientras que otro de 15 años fue sobreseído ya que por su edad es inimputable.
Fuentes judiciales informaron que la audiencia comenzará a las 10 y los jueces Lucila Pacheco, Diego Burgueño y Arturo Gavier escucharán cerca de 13 testigos que irán presencialmente a responder las preguntas de la fiscal Celia Cejas y de las partes.
“Esperamos la máxima pena, pedimos Justicia por ‘El Pela’ porque en realidad lo que nosotros queremos no se puede lograr, que es tenerlo acá”, dijo a Télam Matías, hermano de la víctima, constituido como particular damnificado y que en el debate será patrocinado por el Colegio de Abogados de La Matanza.
El juicio será semipresencial ya que si bien los jueces, los testigos y la fiscal concurrirán a los Tribunales, el acusado que está detenido y su defensa lo seguirán virtualmente.El homicidio en agosto 2019
El homicidio ocurrió en la madrugada del viernes 16 de agosto del año pasado en Juan de Basualdo al 1100, en Villa Luzuriaga, de La Matanza, adonde la víctima llegó a su vivienda a bordo de una camioneta Fiat Fiorino que había comprado cuatro meses antes.
Tres delincuentes se movilizaban en un Ford Focus robado la noche anterior y, al observar la situación y al voleo, el acompañante descendió del auto y amenazó con un arma de fuego al padre de Pereyra, que se disponía a abrir el portón de la casa para que su hijo ingresara el vehículo.
Por su parte, otro asaltante descendió de la parte trasera del Focus e interceptó a la víctima cuando todavía estaba dentro del vehículo.
Pereyra (38) comenzó a forcejear con el delincuente, por lo que el cómplice, que estaba con el padre, se sumó a la pelea y ambos asaltantes le efectuaron disparos a cada uno, impactando uno de ellos en el parietal izquierdo de la víctima fatal.
Tras balear al hombre, los dos asaltantes se subieron nuevamente al Focus y escaparon del lugar sin robar nada, añadieron los voceros.
Por su parte, el herido caminó unos metros pero se desplomó sobre la vereda y falleció en el lugar.”Mi hermano era un laburante, tenía su negocio de pizzas con mi papá y también se dedicaba a la tapicería, herrería, etcétera”, expresó Matías y añadió: “En el barrio lo querían todos, mi familia quedó destruida, fue algo muy fuerte y muy injusto porque a los laburantes le arrancan la vida por nada”.
“El Pela” tenía una hija de actualmente 20 años y era el único de los siete hermanos que vivía con sus padres, quienes tras el crimen se fueron a vivir a Tierra del Fuego con tres de sus hijas que ya residían allí.
“Esta es historia es una de tantas y lamentablemente tantas que se van a venir porque el problema no es solamente de las leyes, sino del contexto social que vivimos de muchos años que cada vez es peor, un contexto de impunidad, de corrupción y de impunidad y las víctimas siempre somos los que hacemos las cosas bien”, concluyó Matías.

Etiquetas: