1 / 2

La autarquía de Indec “es clave” para asegurar la independencia y el profesionalismo

destacada

Distintos especialistas valoraron el proyecto de ley elaborado por el nacional para fortalecer la independencia del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) que le otorga la condición de ente “autárquico”, lo cual, entienden, será clave para elevar el profesionalismo de los equipos de trabajo en una nueva era de los datos.

En diálogo con Télam, el exdirector de Estadísticas Económicas del Indec, Víctor Beker, consideró que “todo lo que se haga para dar mayor autonomía al organismo y garantizar la veracidad de las estadísticas es bienvenido”, y remarcó que “la actual Ley de Estadísticas data de 1968, por tanto, amerita una actualización”.

Por su parte, el experto internacional en Gobernanza Estadística, Hernán Muñoz, agregó que “es muy importante que el Indec tenga autarquía, ya que es uno de los pocos institutos técnicos que no la tiene, y su actual carácter subordinado al Ministerio de Economía implica un techo a sus capacidades y un riesgo para su independencia”.

El nacional envió al Congreso para tratamiento en sesiones extraordinarias un proyecto de ley que, si se aprueba, consagrará al Indec como un ente autárquico con autonomía funcional, y con autoridades elegidas a través del Poder Legislativo, entre otras propuestas.

La iniciativa también busca adaptar la legislación estadística a las nuevas prácticas internacionales y fortalecer la independencia y coordinación del Sistema Estadístico Nacional (SEN).

A partir de una consulta de Télam, fuentes oficiales aseguraron que “el proyecto adopta todos los principales lineamientos básicos de los mejores sistemas estadísticos del mundo”.

Qué dice el proyecto

En efecto, el artículo 3 del Capítulo 1 de la ley establece que “los y las productoras de estadísticas oficiales deberán elaborar, producir y difundir estadísticas oficiales conforme a los Principios Fundamentales de las Estadísticas Oficiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”.

Además, se incorpora una definición específica de Registros Administrativos (RR.AA.) y, para asegurar la protección de los datos, se fortalece el secreto estadístico, las condiciones de confidencialidad, y los protocolos de procesamiento y almacenamiento de los datos.

En ese sentido, Muñoz -que fue funcionario del Indec entre 2015 y 2019- señaló que “existe un marco estándar aprobado por las Naciones Unidas y adaptado por la Cepal para la región. A nivel global las recomendaciones de los organismos internacionales y las implementadas por los países van todas en la misma línea”.

Y destacó que “en el estado actual de la legislación argentina, lo importante es la autarquía, el de carrera propio, el acceso a los registros administrativos y la independencia profesional”.

El especialista consideró que la norma “es necesaria y urgente” en un contexto global en el que las personas que tienen capacidad para procesar grandes volúmenes de datos son muy requeridas por las empresas privadas.

“Hoy en día los equipos técnicos se están resintiendo porque no pueden retener a sus mejores recursos humanos, que son muy demandados por el sector privado. Los datos son el nuevo petróleo. Está pasando en todo el mundo”, aseguró el economista.

En ese marco, un Indec autárquico con mayor presupuesto y autonomía para fijar sus categorías salariales y planes de carrera como brindan AFIP o el BCRA podría retener a sus técnicos más calificados, de al análisis de Muñoz.

En la actualidad el Indec es un organismo descentralizado que opera dentro de la órbita del Ministerio de Economía de la Nación. De sancionarse el proyecto, pasaría a tener autarquía y una estructura de funcionamiento propia.

Días atrás, el de Economía, Sergio Massa, convocó a la oposición a acompañar la propuesta “de autarquía del Indec, para que no haya en la Argentina ningún que pueda trabajar en la manipulación estadística”.

A partir de la nueva legislación, el organismo estaría conducido por un Director Ejecutivo propuesto por el Poder Ejecutivo, el cual deberá ser ratificado por el antes de los 60 días hábiles, para poder entrar en funciones.

Ese cargo tendrá rango y jerarquía de secretario o secretaria de Estado, y cumplirá un mandato por un plazo de cinco años, renovable sólo una vez.

El Director Ejecutivo elegirá -previo concurso público de antecedentes y oposición- un Director Técnico, que contará con rango y jerarquía de Subsecretario o Subsecretaria y una duración en el cargo de cinco años, que podrá ser renovado.

En diálogo con Télam, Beker -ex director de Estadísticas Económicas del organismo durante el de Raúl Alfonsín- destacó que el proyecto “parece recoger aspectos de aquel que entre los años 2008 y 2009 elaboramos un grupo de ex funcionarios del Indec y que fuera aprobado por la Cámara de Diputados en noviembre de 2010”.

En efecto, ambas iniciativas coinciden en la propuesta de crear una Comisión Bicameral de Seguimiento del Sistema Estadístico Nacional, con parlamentarios encargados de promover mejoras metodológicas, nuevas operaciones y productos estadísticos que atiendan las demandas de información de la población.

Etiquetas: