90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

La empresa que fabricará chapa naval apunta a cubrir toda la demanda local a fin de año

destacada

La de laminados de chapa para la industria naval, que se volverá a realizar en Argentina después de 50 años, apuesta a cubrir para fin de año la demanda local en su totalidad y, luego, el mercado regional, en especial la provisión a Paraguay.

El insumo lo fabricará la pyme santafesina Laminados Industriales, que cuenta con una capacidad de de 200 mil toneladas anuales, suficientes para abastecer la demanda local y expandirse hacia Paraguay, Chile y Uruguay.

En diálogo con Télam, tanto desde la empresa privada como desde la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA) destacaron el hecho como “un hito histórico para el país”, que dinamizará al sector y sustituirá importaciones que en la actualidad provienen principalmente de Brasil y China.

Laminados Industriales llevará a cabo la línea de tras haber obtenido recientemente la certificación Grado A, que es la necesaria según los estándares internacionales. En ese proceso que llevó más de nueve meses, la pyme fabricó una muestra de 500 toneladas que hoy tiene disponibles para la venta.

El director comercial de Laminados Industriales, Daniel Rodríguez Linck, dijo a Télam: “estamos pensando en abastecer el mercado local y el regional (básicamente el paraguayo). Hay muchos astilleros que se fueron a Paraguay y se concentraron ahí, y apuntamos a cubrir esa demanda”.

“Nuestra planta ya tiene capacidad para producir 200.000 toneladas por año y con eso cubriríamos la demanda local, la de Chile, la de Uruguay y la de Paraguay”, precisó Rodríguez Linck.

El directivo de la empresa también aseguró que el producto es “altamente competitivo” en precio y calidad, y sostuvo que “hoy por hoy, si se comparan nuestros precios con los de Brasil, estamos más bajos. Al productor nacional le conviene comprarnos a nosotros”, aseguró.

Laminados Industriales es una mediana empresa que cuenta con 100 empleados y abastece también con sus insumos a la industria metalmecánica, a la agrícola, y a la construcción de galpones, entre otros sectores.

En coincidencia con Rodríguez Linck, la de Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA), Silvia Martínez, indicó que la chapa “será competitiva” y adelantó que “ya muchos astilleros se han comunicado con Laminados” para adquirir el insumo.

El regreso del país a la de laminados de chapa para el sector naval fue anunciado semanas atrás por el Ministerio de Desarrollo Productivo desde la planta de Laminados Industriales, en la localidad santafesina de Villa Constitución, y contó con la participación de representantes de distintos astilleros como Tandanor, Río Santiago, Omega, entre otros.

En esa oportunidad, el secretario de Industria, Ariel Schale, resaltó que “hace 50 años que Argentina no fabricaba chapa para la industria naval; esto también es el resultado de haber recuperado la política industrial, con más nacional y más trabajo argentino”.

Schale destacó que “la industria nacional sigue marcando hitos en sus capacidades productivas”, y resaltó que el sector naval “está atravesando uno de sus mejores momentos históricos” que puede comprobarse “en las órdenes de compra, en el nivel de órdenes y pedidos que tienen nuestros astilleros, casi garantizada su de aquí a cuatro años”.

En ese sentido, la titular de CINA calificó como “muy importante” el respaldo del nacional a la iniciativa del sector privado.

En tanto, el del astillero estatal Río Santiago, Pedro Wasiejko, celebró ante Télam “la excelente noticia que permitirá la provisión local de un insumo clave para la industria”, y dijo que “para nosotros es muy importante porque estamos con muchos planes de trabajo, por lo que necesitamos proveedores de chapa”.

El sector naval atraviesa un momento de recuperación, apalancado en buena medida por el crecimiento de las exportaciones del sector pesquero, que en 2021 vendió al por US$ 1.990 millones, lo que significó un incremento del 15,1% interanual, de acuerdo con datos del Indec.

El buen desempeño del sector pesquero impacta en la industria naval, al aumentar la necesidad de construcción, armado y reparación de buques, entre otras actividades que se benefician.

Etiquetas: