90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

La tecnología aplicada al agro convierte a la Argentina en potencia regional

destacada

“Si bien el ecosistema Agtech es relativamente pequeño considerando el tamaño de la nacional, se suma a otros sectores de la actividad económica vinculados con el mundo biológico”.
El surgimiento de empresas de base tecnológica con foco en el sector agropecuario, denominadas agtech, cobró importancia en la Argentina en los últimos años y colocó al país junto con Brasil, como líder en este segmento a nivel regional.
“El sector agtech alcanzó un importante nivel de consolidación en la Argentina. De hecho, las empresas agtech pudieron crecer e internacionalizarse a pesar de un contexto económico adverso a nivel local”, destacó un análisis de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario.
En la misma línea, la directora de la fundación Endeavor en Rosario, María José Soler, indicó a Télam que la Argentina “tiene una gran oportunidad para seguir consolidándose como líder en este sector debido a un mercado local de mayor escala, ecosistemas favorables a los emprendimientos de base tecnológica, masa crítica de profesionales dedicados a la agricultura intensiva y tendencia a mayor especialización apuntando a más verticales”.
Endeavor viene llevando desde hace tiempo programas de incubación y aceleración de emprendimientos, y en los últimos años contribuyó al de varias agtech argentinas.”El sector agtech alcanzó un importante nivel de consolidación en la Argentina””informe de la Bolsa de Rosario
Bolsa de Rosario: “El sector agtech alcanzó un importante nivel de consolidación en la Argentina”. Las agtech argentinas
Uno de esos casos es Agidea, nacida en la localidad bonaerense de Pergamino para hacer que las empresas agropecuarias produzcan alimentos de una forma más segura, sostenible y de alta calidad con un menor impacto ambiental.
Fundada por Mariano Battista y Gonzalo Grigera, dos ingenieros agrónomos que combinaban experiencias en el ámbito de compañías multinacionales privadas y de la investigación científica, y que compartían el espíritu emprendedor, hoy emplea a más de 100 profesionales y está ampliando su oferta de soluciones a la industria agroalimentaria.
Agidea articula con las empresas que desarrollan nuevas semillas, productos para la protección de cultivos, y productos biológicos promotores del crecimiento de los cultivos más amigables con el .
Otra de ellas es Deepagro, fundada en la localidad santafesina de Casilda por Juan Manuel Baruffaldi, licenciado en Ciencias de la Computación con especialización en Inteligencia Artificial y Computer Vision.
DeepAgro es una empresa de software basada en inteligencia artificial, que desarrolló SprAI, un sistema inteligente de detección de malezas para realizar una aplicación selectiva de herbicidas en cualquier etapa del crecimiento del cultivo de , que permite ahorrar hasta un 70% en agroquímicos dependiendo de la cantidad de malezas en el lote.
DeepAgro desarrolló SprAI, un sistema inteligente de detección de malezas que permite ahorrar hasta 70% el uso de agroquímicos.
También está Sima, surgida en la Universidad Nacional de Rosario, de la iniciativa de Andrés Yerkovich, Geronimo Oliva y Mauricio Varela.
De ahí sale la app de Sima que luego se complementó con una plataforma web que desarrollaron Agustin Rocha y Pablo Etchanchu, cofundadores también, y dio como resultado una gran base de datos de conocimiento agrícolas que conduce a y empresas a tomar decisiones basadas en datos, principalmente para la producción de cultivos extensivos.
Fuera del universo Endeavor aparecen otras agtech como B.I.F.E., emprendimiento de Juan Craveri, presidente de los que llevan su apellido.
Esta agtech utiliza técnicas de cultivo celular para desarrollar un sustituto de la producción de carne tradicional, que presenta amplias ventajas en materia de salud, medioambiente y sustentabilidad.
Si bien en el mundo existen laboratorios, grupos de investigación y startups que comenzaron a desarrollar esta tecnología desde hace varios años, B.I.F.E. es la primera compañía argentina que se encuentra desarrollando la tecnología para obtener carne animal a partir del uso de técnicas de cultivo en el laboratorio, y la primera en Latinoamérica que llevó a cabo una degustación privada.
B.I.F.E. utiliza técnicas de cultivo celular para desarrollar un sustituto de la producción de carne tradicional.El interés de los gigantes
Las posibilidades que presenta la Argentina en este segmento no sólo permitieron el desarrollo y el crecimiento de estas nuevas empresas, sino que también generaron el interés de gigantes mundiales, como Bayer, que trajo al país su agtech FieldView, una plataforma que integra los datos sobre siembra, pulverización, cosecha, monitoreo, imágenes satelitales y suelo, en una experiencia visual sencilla y amigable.
Es una solución tecnológica que facilita la gestión del campo con beneficios concretos en ahorro de recursos y costos, además de aportar mejoras notorias en el rendimiento de los cultivos y el cuidado del medio ambiente.”Indudablemente, esta serie de actividades altamente innovadoras ofrecen una oportunidad para el desarrollo productivo y tecnológico del país””informe de la Bolsa de Rosario
“Si bien el ecosistema Agtech es relativamente pequeño considerando el tamaño de la economía nacional, se suma a otros sectores de la actividad económica vinculados con el mundo biológico, que también exhiben un rápido crecimiento sobre la base del talento y las capacidades de su capital humano, y los esfuerzos de innovación que llevan a cabo”, indica el informe de la Bolsa de Comercio rosarina.
Subrayó que “indudablemente, esta serie de actividades altamente innovadoras ofrecen una oportunidad para el desarrollo productivo y tecnológico del país de forma articulada a uno de los sectores con mayor historia y tradición de la economía nacional, como lo es el de la producción y exportación de alimentos”.

“Argentina es un buen escenario para empezar una agtech”, afirman emprendedores
La histórica ventaja comparativa que presenta la Argentina en materia de recursos naturales y para la producción de alimentos, sumada al potencial de la economía del conocimiento, hacen del país “un buen escenario para empezar una agtech”, afirmaron emprendedores consultados por Télam.
Gonzalo Grigera, de Agidea, señaló que “el fenómeno de las agtech es una gran oportunidad para los emprendedores que deciden ser protagonistas, y para los consumidores en general porque estas empresas buscan dar soluciones a demandas de una producción de alimentos más segura”.
También subrayó que es una oportunidad “para el país por la generación de que se traduce en potencial de empleabilidad y exportaciones”, y consideró que “por eso es crucial el apoyo del emprendedorismo como política de Estado, manejada en forma precisa para seleccionar y apoyar, generar estímulos, financiar con criterio”.
Por su parte, Juan Manuel Baruffaldi, de Deepagro, afirmó que “las agtech son el resultado de la evolución tecnológica en múltiples sectores que decantan en el sector agro para potenciar la producción de alimentos a nivel global y mejorar la calidad de los mismos”.
“Argentina sigue siendo referente a nivel global en materia agropecuaria y un gran escenario para empezar una agtech. La del productor agropecuario y su predisposición a incorporar tecnología lo vuelven referentes a nivel mundial”, subrayó Baruffaldi.
En tanto, María José Soler, de Endeavor, señaló que “ante el crecimiento de la población mundial que se espera para los próximos años, la productividad alimentaria sólo puede incrementarse a través del uso de tecnología para lograr un incremento equivalente al 70% en las siguientes tres décadas”.
Precisó que “América Latina juega un rol fundamental en este desafío al ser productor del 14% de los alimentos en todo el mundo, teniendo el 33% de los recursos de agua dulce y el 36% de las tierras cultivables adicionales”.
“Para que Argentina se consolide como líder es necesaria la articulación de varios sectores. Los gobiernos, los inversores, las universidades y los organismos locales son socios naturales en este y actores claves para empujar este crecimiento que se está dando de manera muy tímida”, afirmó Soler.
Por su lado, Juan Craveri, de B.I.F.E., remarcó que “Argentina está muy bien posicionada como polo agtech ya que es una de las potencias agrícolas del mundo y sabemos mucho acerca del sector”, y puntualizó que “es un excelente mercado para diseñar y poner a prueba soluciones para luego escalarlas al resto del mundo”.
“La tecnología vino para quedarse y trasciende todas las disciplinas y negocios. La agricultura no escapa a esta realidad. Argentina siempre se destacó por estar en la cresta de la ola en tecnología y particularmente también lo está en el escenario agtech”, sostuvo Craveri.
En la misma línea, Matías Corradi, de FieldView, subrayó que “el agro es innovación constante, particularmente en la Argentina”, y aseguró que “en ese marco, la agricultura digital viene creciendo de manera sostenida en los últimos años”.
“Desde marzo , se sextuplicó la cantidad de hectáreas en las que se utiliza esta plataforma de Bayer en el país. Esta expansión muestra el rápido crecimiento que tiene la incorporación de la ciencia de datos al proceso de toma de decisiones en el negocio agrícola argentino”, afirmó Corradi.

Etiquetas: