90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Lanzan una colecta para salvar la Biblioteca Feminaria, un espacio único en América Latina

destacada

La vieja sede del Centro Cultural Tierra Violeta. Tierra Violeta, un centro cultural feminista que alberga la Biblioteca Feminaria -donde hasta el año pasado se atesoraban más de 21 mil libros sobre feminismos, géneros, mujeres y disidencias sexuales- abrió una convocatoria solidaria para recaudar fondos que permitan relanzar el proyecto y reabrir al público.
“En plena pandemia, nuestra sede sufrió dos inundaciones: se perdieron materiales de archivo, , computadoras, cámaras y muchos libros. Necesitamos ayuda urgente para recuperar de los materiales dañados. Debemos hacerlo pronto porque muchos de esos materiales y libros no están en otras bibliotecas. Si no se recuperan estarán perdidos para siempre”, reza el pedido subido a la plataforma DonarOnline.
Desde su en 2012, Tierra Violeta funcionó en Tacuarí 538, en el barrio porteño de San Telmo, en un edificio emblemático que tenía un mural con mariposas de las Hermanas Mirabal, las tres mujeres dominicanas que se opusieron a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo y fueron asesinadas en 1960. En el primer piso, estaba la Biblioteca Feminaria.
En , hubo una gran inundación en plena pandemia, que recién lograron advertir cuando una de las colaboradores se encontró con una suerte de cascada de agua al ingresar a la sede.
Entonces, decidieron mudarse a un edificio en Perú y México, también en San Telmo. Allí instalaron las bibliotecas en las paredes y estaban trabajando en la catalogación de material, pero una nueva inundación y la rotura de un caño del nuevo edificio derivaron en otro desastre y muchos libros se arruinaron.
“Ese nivel de catástrofe y repetición me hizo pensar que el proyecto se había acabado”, cuenta la filósofa y ensayista Diana Maffía, una de sus fundadoras, quien se volcó a las redes para pedir la ayuda y colaboración económica de la comunidad.
Maffía señala que, en otra circunstancia, hubieran redoblado el esfuerzo con la de talleres o encuentros para solventar el costo de reconstruir el proyecto, pero sabe que la pandemia dificulta mucho toda instancia social.
“Tras el desastre, alguien me hizo una pregunta sencilla, pero que yo no había evaluado: ¿Por qué no pedís ayuda? Entonces, lo estamos intentando. Si mucha gente se solidariza, podremos recuperar parte del material. Casi no hay apoyo estatal para de este tipo porque se ha derivado todo el dinero para atender necesidades básicas. Y sinceramente puedo entenderlo. Pero ya no damos más para solventarlo. Por eso ideamos esta ”, explica la investigadora en diálogo con Télam, sobre la situación del centro cultural que no había logrado reabrir cuando sucedió la segunda inundación.La Biblioteca Feminaria es un espacio único en América Latina: cuenta 21.000 libros desde el siglo XIX, archivos y otros materiales sobre feminismos, géneros, mujeres y disidencias sexuales.
Para recuperar parte de los materiales dañados, los responsables de Tierra Violeta abrieron una colecta virtual en la que se puede colaborar con sumas pequeñas o más importantes, mensuales o por única vez. Quienes quieran ayudar al proyecto pueden hacerlo desde el link . Y, desde el , también se pueden hacer aportes.
El fondo bibliográfico inicial de la biblioteca y centro de documentación se formó con la colección privada personal de Lea Fletcher, fundadora y editora de la revista y de la Editorial Feminaria, emprendimientos sostenidos ininterrumpidamente por dos décadas.
El acervo documental recopilado por Fletcher refiere principalmente a teorías feministas, de las mujeres, narrativa, ensayos y poesía de escritoras argentinas y latinoamericanas, de mujeres, material gráfico y documental vinculado a la representación de las mujeres y al mundo femenino, entre otros.
Este acervo cuenta también con la biblioteca privada personal de Maffia, con publicaciones en las áreas de filosofía y teoría política feminista, teoría de género, , epistemología feminista, de consulta (diccionarios filosóficos, feministas y de ciencias sociales), teología feminista, teoría queer, así como colecciones de revistas feministas.

Etiquetas: