90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Los stands internacionales diversifican la oferta editorial

destacada

Con propuestas variadas que incluyen charlas, talleres y la posibilidad de acceder a libros que no llegan habitualmente a las librerías, los stands internacionales enriquecen la Feria del Libro y seducen a los lectores con un muestrario del mercado editorial pero también hacen un aporte para la diversidad y el diálogo cultural.

En distintos rincones de los pabellones Amarillo y Azul del Predio de la Rural donde se desarrolla la 46.ª Feria Internacional del Libro, el visitante podrá conocer los stands de Armenia, Brasil, Italia, Japón, Paraguay, Perú, Chile, Ucrania, Italia, Uruguay y de La Habana (Cuba), la invitada de esta edición.

Con temáticas sobre el dolor, la literatura que desconoce las fronteras territoriales e historias sobre maternidades y paternidades, el stand de Perú “sacó músculo” desde los primeros días con la del Día de Perú, la participación de la Valeria Román Marroquín en el Festival de Poesía y de Issa Watanabe en las Jornadas Profesionales.

Para los próximos días, convocó a varios de sus autores para entablar diálogos latinoamericanos. La escritora Katya Adaui (cuyo cuarto libro “Geografía de la oscuridad” acaba de ser publicado en Argentina, España, Perú y México) el autor de narrativa, Diego Trelles Paz y el escritor Oswaldo Estrada participarán del ciclo “Diálogos de Escritoras y Escritores de Latinoamérica” en esta edición de la Feria y, de esta forma, celebrarán la primera vez que Perú cuenta con un stand propio en la Feria del Libro. Con diseño inspirado en el del kené de la Amazonía peruana, el stand 1814, en el Pabellón Amarillo, fue pensando desde la Dirección del Libro y la Lectura del Ministerio de Cultura del Perú, ofrece 270 títulos de 35 editoriales y le propone al visitante conocer un “Mapa Sonoro de las Lenguas Indígenas u Originarias del Perú” con 48 lenguas andinas y amazónicas, en el marco del “Decenio de las Lenguas Indígenas del Mundo”.

Medalie Reyes Liñán, analista de la Dirección del Libro y la Lectura del Ministerio de Cultura de Perú –también lingüista, con estudios en la carrera de Edición en la Universidad de Buenos Aires- conoce de cerca la feria de Buenos Aires y cuenta que la gestión del país para tener su espacio en la Feria comenzó en 2018. “Para nosotros poder ser es un gran logro porque nos acerca a un mercado amplio y dinámico y nos permite mostrar publicaciones peruanas de todo tipo: comerciales, independientes y de fondos universitarias”, cuenta Pérez Liñán en diálogo con Télam y cuenta que la curaduría del stand tuvo muy presente la diversidad de texturas pero también lingüística, algo que el visitante podrá constatar ni bien ingresa, al leer la palabra “bienvenido” en varias lenguas andinas y amazónicas. “Nos interesó salir de los íconos y los clichés sobre nuestro país y presentar un stand con texturas y opciones que den cuenta de la riqueza bibliográfica del país”, sostiene.

En el stand 1611 del Pabellón Amarillo, Chile presenta ejemplares de más de 40 editoriales y reúne propuestas de literatura infanto juvenil, narrativa, poesía, ensayo y teoría feminista. Además, organizó una grilla de charlas entre editoras argentinas y chilenas y una programación que incluye la presentación de la escritora Alejandra Costamagna y su último libro: “Imposible salir de la tierra” el 10 de mayo a las 20 horas y la participación de la escritora Diamela Eltit como oradora en el diálogo “La literatura como forma de resistencia”, el 7 de mayo a las 18:30.

“La curaduría de los eventos del stand pone en los intercambios productivos y simbólicos entre distintos agentes culturales tanto de Argentina como de Chile. La programación unió experiencias editoriales de sellos independientes de ambos países, como sucedió con Gabriela Halac de Documenta/Escénicas y Marisol Vera de Cuarto Propio, o María Yaksic de Banda Propia y Ana Asprea de La Cebra para reflexionar alrededor de los oficios y encontrar puntos de contacto y divergencia en sus trabajos”, cuenta a Télam Mariano Vespa, escritor, programador invitado en el stand de Chile, sobre la impronta del stand. “Generar un espacio de diálogo posibilita compartir un momento, cruzar trayectorias y contextos de gestión. También, se activaron lecturas de poesía y recibimos a otros escritores, como Paulina Flores o Gastón Carrasco, en conversaciones sobre la afinidad entre nuestros territorios y presentaremos el libro de Alejandra Costamagna, editado por un sello argentino, Añosluz”, repasa Vespa.

Italia, con el stand 1709 en el Pabellón Amarillo, dedica esta edición en la Feria a tres escritores en el centenario del nacimiento: el también cineasta Pier Paolo Pasolini, Giorgio Manganelli y Beppe Fenoglio y además recuerda a Giovanni Verga a 100 años de su muerte. Para remitir a lo más reciente de la literatura italiana, exhibe ejemplares de los últimos candidatos al Premio Strega, el máximo galardón literario del país.

Alemania, que se presenta en la Feria con un stand colectivo organizado por la Feria del Libro de Frankfurt en colaboración con el Goethe-Institut Buenos Aires, exhibe una serie de publicaciones que dan cuenta de la riqueza editorial y también una selección de bibliografía infanto juvenil con propuestas que van de las fábulas a temáticas LGBTIQ.

Uruguay, en el stand 1801 del Pabellón amarillo, tiene dos protagonistas bibliográficas: Cristina Peri Rossi e Ida Vitale. El viernes 13 de mayo a las 18.30, el stand organizó una mesa “Peri Rossi total” para dialogar sobre la obra de la poeta ganadora del Premio Cervantes 2021.

Brasil, en el stand 1914 en el Pabellón Amarillo, ofrece ejemplares de​​ autores de esa nacionalidad, en español y en portugués y opera con la Librería de las Luces para celebrar el Bicentenario de la Independencia que contará con la participación de escritores y académicos que vienen especialmente como Gilberto Schwarstmann, Camila do Valle y Paloma Vidal.

“Es un año especial porque celebramos el bicentenario y la participación de Brasil en la Feria tiene ese sello. También trajimos material de museos y centros culturales de Brasil”, cuenta el jefe del área Cultural de la Embajada, Rodrigo Almeida. El domingo 8 de mayo a las 17, para celebrar la fecha patria, Brasil le pondrá música y color a la Feria con una exhibición de capoeira en el playón al aire libre del Pabellón Azul.

Etiquetas: