1 / 2

Lula votó y dijo que Brasil volverá a la “normalidad” si derrota a Bolsonaro

destacada

(Desde San Pablo) El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva votó en una en el Gran San Pablo y dijo que Brasil volverá “a la normalidad” si derrota al mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro en estos comicios, que describió como los más importantes de su vida.

“Hace cuatro años no pude votar porque estaba en una celda víctima de una mentira”, dijo Lula luego de votar en Sao Bernardo do Campo, en el cordón industrial del Gran San Pablo, donde forjó su actividad sindical y política en las décadas de 1970 y 1980.

“Intenté votar en la celda y no pude, y ahora estoy votando con la posibilidad de volver a ser para que el país vuelva a la normalidad”, dijo el exmandatario de izquierda, de 76 años, en un breve discurso después de emitir su voto.

Favorito a ganar las elecciones sin necesidad de balotaje según las últimas encuestas, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) dijo que él y su candidato a vice, Geraldo Alckmin, deberá “ de este país como si fuera un hijo, una madre, un hermano”.

Lula dijo que esta elección es “la más importante” de su vida tras haber sido candidato en 1989, 1994, 1998, 2002 y 2006 y luego de haber pasado 580 días preso e inhabilitado para ser candidato en 2018, elecciones para la cual era favorito y venció Bolsonaro.

Después de 19 meses de encarcelamiento, la condena a prisión por corrupción le fue anulada por la corte suprema por considerar que el juez que la emitió, Sérgio Moro, actuó de manera sesgada y confabulado con los fiscales.

“Ganando las elecciones vamos a hacer que este país vuelva a ser feliz, el pueblo quiere vivir tranquilo”, dijo Lula.

El exmandatario agregó que esta elección es clave para “nunca más permitir” que Brasil tenga a un como Bolsonaro.

Lula volvió a deplorar el muy criticado manejo de la pandemia de por parte de Bolsonaro.

“Que nunca más se permita que se muera tanta gente por falta de responsabilidad de su gobernante”, dijo.

El momento de la votación

Lula estaba con su esposa, Janja Da Silva, y el candidato a gobernador de San Pablo, Fernando Haddad, que por primera vez puede dar al PT la victoria en el estado más desarrollado y poblado del país, con 46 millones de habitantes.

Unos 150 periodistas locales y extranjeros acompañaron la declaración de Lula en Sao Bernardo, el del Gran Sao Paulo donde se convirtió en líder sindical metalúrgico contra la dictadura militar a fines de los setenta y construyó su historia política hasta ser elegido el primer obrero de la historia, cargo que ocupó entre 2003 y 2010.

Lula prometió que acudirá en la noche del domingo a la Avenida Paulista para festejar su victoria y no descartó que esta pueda ocurrir sin necesidad de un balotaje el 30 de octubre, en base a la ventaja que le otorgan las encuestas.

El exmandatario seguirá el escrutinio en un hotel del centro de San Pablo, donde el PT montó el comando electoral este fin de semana.

Etiquetas: