1 / 2

Majdalani: “Estamos entre los 10 primeros del mundo y trabajamos para ser top 5”

destacada

El regatista bonaerense Mateo Majdalani, quien compite junto a Eugenia Bosco en la clase Nacra 17 de vela, señaló este martes que la dupla “está dentro de las 10 mejores del mundo” y se fijó como objetivo del año próximo “alcanzar el top 5”, además de lograr la plaza para los Juegos de París 2024.

“Estamos dentro de los 10 primeros del mundo. Hay una gran diferencia, un claro corte entre ese grupo y los que vienen detrás. Y ahora trabajando mucho para alcanzar el top 5 y a los barcos de punta”, afirmó Majdalani en declaraciones a Télam desde Marsella, Francia, donde se entrena.

Majdalani, de 28 años, y Bosco, de 25, navegan juntos desde 2017; ganaron la medalla de plata en los Panamericanos de Lima 2019, y tienen becas del Ente Nacional de Alto rendimiento (Enard) y de la Secretaría de Deportes.

El 6 de septiembre pasado, la dupla argentina -séptima en el ecuménico de Omán 2021- obtuvo el décimo puesto en el Mundial de Halifax, Canadá, y se clasificó a los Panamericanos de Chile, a disputarse del 17 al 26 de noviembre de 2023.

Previamente, el 4 de junio los velistas argentinos alcanzaron el quinto puesto en la Regata Allianz, en Almere, Países Bajos, y en julio, en el Campeonato de Europa en Aarhus, Dinamarca, finalizaron en el undécimo puesto.

El 30 de abril legaron a la final de la Semana Olímpica Francesa, en la que ganaron la medal race y concluyeron en el séptimo puesto.

Télam: ¿En qué momento se encuentran si se toma en cuenta que navegan juntos en Nacra 17 desde 2017?

-Mateo Majdalani: Que naveguemos juntos hace tanto tiempo es una ventaja porque nos conocemos mucho y formamos un equipo. Es el momento en el que nos encontramos más estables y con mayor estructura para poder encarar los objetivos gracias, entre otros, al Enard. Hace poco incorporamos a Javier Conte (ndr: ganador de la medalla de bronce en la clase 470 de vela en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000) como entrenador y gracias a eso, a que nos vinimos a vivir a Europa y a otras decisiones, tenemos muchas más posibilidades.

T: En 2022 disputaron cinco torneos: en tres quedaron entre los diez primeros (Hyeres, Regata Alliaz y el Mundial de Canadá) y dos veces undécimos (el Trofeo Princesa Sofía en España, y en Campeonato Europeo. ¿Estos resultados qué indican?

-MM: Como indican los resultados, estamos claramente dentro de los diez primeros del mundo. Hay una gran diferencia, un claro corte entre ese grupo y los que vienen detrás.
Estamos bien establecidos en el top 10 y ahora trabajando mucho, muy fuerte para alcanzar el top 5 y los barcos de punta.

T: Después del décimo puesto que lograron en el Mundial de Halifax, Canadá, en el que lograron la plaza para Argentina a los Juegos Panamericanos de 2023, que se dirimirá el año próximo con Santiago Lange y Victoria Travascio, expresaste: “Esta actuación ratifica que estamos en el top 10”. ¿Qué que les falta para pelear por medallas?

-MM: Podemos tener momentos en los que tenemos la misma velocidad que los primeros pero no los podemos mantener durante toda una regata. Estamos trabajando para que cuando cambien las condiciones podamos adaptarnos rápido para tener siempre el barco rápido. Ese es el foco principal en Marsella para poder darle pelea a barcos de más adelante que nos hicieron una diferencia en ese aspecto en esta temporada.
Nuestro objetivo en el Mundial fue entrar en la medal race y lograr la plaza panamericana. Fue el campeonato en el que más diferencia le hicimos al undécimo. Le ganamos a todos los barcos americanos. Fue un con saldo muy positivo

T: Están en la clase en la que compite una leyenda de la vela Mundial como Santiago Lange, triple medallista olímpico, quien comenzó un nuevo proceso con Victoria Travascio. ¿Qué provoca luchar por una plaza para los Juegos de Paris 2023 con una figura de esa magnitud. Amedrenta, estimula?

-MM: Hoy por hoy estamos muy enfocados en lo nuestro y con ganas de mejorar. Obviamente sabemos que tenemos que ganarles para poder representar a Argentina en los Juegos Olímpicos, que es nuestro gran objetivo. Y tenemos mucho respeto por ellos como deportistas pero, a su vez, muchas ganas de tener esta plaza para Argentina. Nos impulsa a trabajar más duro.
¿Si amedrenta o estimula? No sabría decirlo. Creo que hoy tenemos muchas ganas de navegar bien, para eso sabemos que les tenemos que ganar y estamos muy motivados.

T: ¿Lograr la plaza olímpica en La Haya en agosto del año que viene es su máximo objetivo de 2023?

-MM: Es uno de los objetivos del año. Se otorgarán nueve plazas. La verdad es que con los resultados que obtuvimos este año deberíamos poder conseguirlo y creemos que vamos a estar más arriba. También es un objetivo clasificar internamente en el país según el selectivo que publique la FAY (Federación Argentina de Yachting).

T: El presidente de la FAY, Luis Velasco, luego del séptimo puesto en Hyeres, donde ganaron la medal race expresó, en diálogo con Télam, al referirse a ustedes: “Su crecimiento no tiene un límite”.

-MM: Obviamente es una mochila. La verdad es que sentimos mucho respaldo de de la federación y del Enard y eso nos ayudó mucho. Sin ellos, no lo podríamos estar haciendo. Recibir esas palabras de la FAY son muy importantes para nosotros.

T: ¿Qué opinión tenés sobre las bases que armó la FAY en Valencia y Marsella? Y ¿en qué beneficiará a los regatistas argentinos?

-MM: Nosotros hacemos mucho uso principalmente de la que se armó en Valencia y es muy importante. A principios del año pasado nos mudamos a Europa justamente para llevar a cabo la campaña olímpica. Esta idea de plantar base en Valencia y brindar herramientas para los que entrenamos ahí es muy importante: tenemos donde guardar el material, donde entrenarnos. Para nosotros resultó fundamental y si los regatistas argentinos sabemos aprovecharlo va a cambiar mucho porque uno deja de ser un extranjero, se siente más como en casa, más local, y eso a la hora de entrenarse y prepararse es muy importante.

Etiquetas: