90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Movilización contra la extradición de un hombre acusado de traficar cocaína a Alemania

destacada

Luis Alberto Robledo asegura ser inocente y que le robaron su identidad.
Un hombre de 38 años que había sido en enero pasado en el partido bonaerense de La Matanza acusado de haber traficado cocaína líquida a Alemania desde Uruguay será extraditado a ese país europeo el próximo 26 de abril, por lo que sus familiares y amigos cortaron este miércoles la Autopista Dellepiane en reclamo de su liberación, ya que aseguran que es inocente.
Se trata de Luis Alberto Robledo, quien trabaja como repartidor de una empresa de productos lácteos y en la madrugada del jueves 28 de enero fue capturado por Interpol en la localidad de Isidro Casanova, en dicho partido del conurbano, en una causa por narcotráfico que tramita en la justicia alemana.
Guillermo Baqué, quien asumió la representación de Robledo en segunda instancia, confirmó a Télam que el repartidor tiene fecha de extradición a ese país europeo para el próximo 26 de abril, y que se encuentra “preparando un recurso más” para intentar frenarla.
De ser extraditado le podría esperar una pena de 15 años de cárcel en Alemania. (Foto: cortesía de familiares de Robledo)El letrado explicó que Robledo “fue mal asesorado” por las abogadas que contrató luego de ser detenido, ya que le recomendaron que firmara la extradición, que fue otorgada un día después por el juez Federal en lo Criminal y Correccional 2 de Morón, Ernesto Rodríguez.
Ante esa sentencia, Baqué señaló que existe un plazo legal de “tres días para apelar a la Corte y no apelaron nada porque no les interesaba”.
“De ahí en más fue un derrotero tratando de dar vuelta la situación, tratando que el Ministerio de Relaciones Exteriores tomara conocimiento de todo”, aseguró el letrado.
Luego, Baqué indicó: “Hice todo un descargo de Robledo, con 64 homónimos que hay en el país, dos con antecedentes penales contemporáneamente a los hechos que le endilgan a él, que nunca había salido del país, que no tenía tarjeta de crédito, que no tenía nada que era un laburante.”
“Pero nada sirvió para que el juez, que ya había dictado sentencia y no correspondía que volviera atrás, porque se habían agotado los términos, tomara otra determinación”, expresó el abogado y añadió: “El juez actuó acorde a derecho. Acá la ignorancia supina fue de parte de las abogadas.”
Por último, expresó que la situación del repartidor de lácteos le da bronca y dijo que no pueden “permitir que se lleven a un muchacho que tiene 15 años de expectativa (de prisión) sobre la cabeza por un delito que no cometió”.Por otro lado, familiares y amigos de Robledo realizaron un corte en la Autopista Dellepiane y Mozart, en el barrio porteño de Villa Lugano, para reclamar la liberación del repartidor ya que afirman que es inocente y que está preso por una “causa armada”.
Támara, “amiga de toda la vida de “Beto”, dijo a Télam que el hombre es “un laburante” que hace 20 años trabaja “repartiendo leche”.
Familiares, amigos y compañeros de Robledo pidieron su liberación. (Foto: cortesía de familiares de Robledo)
“No puede ser que Luis no pueda demostrar acá que él estuvo trabajando, tiene las fichadas, puede demostrar que nunca salió del país, que su documentación fue alterada, de que están sustrayendo su identidad y que le están arruinando su vida”, sostuvo la mujer.
Tamara contó que Robledo “vive con sus padres, que son personas muy mayores” y que “lo acusan de narco, de que envió cocaína líquida a Alemania”, cuando “no habla alemán, no habla inglés, no sabe mandar mails, no tiene conocimiento y nunca estuvo cerca de tener contactos de ese calibre”.
Por último, expresó que están “desesperados” y “muy mal”, porque “se lo quieren llevar” y no lo van a ver “más” a “Beto”, padre de dos hijas de 17 y 15 años y un varón de 12.
Fuentes y judiciales confirmaron que efectivos de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento Interpol detuvieron al hombre por una orden de Captura Internacional a pedido de las autoridades judiciales de la República Federativa de Alemania, con relación a la causa caratulada “Violación a la de Estupefacientes”.
Robledo figura como imputado de haber vendido y transportado entre y noviembre de 2010 un total de 11 kilos de cocaína líquida desde Argentina y Uruguay hacia las ciudades alemanas de Hamburgo y Lübeck, a través de encomiendas que contenían ropa embebida en esa droga.

Etiquetas: