1 / 2

Netanyahu ratifica a Hamas que sin rehenes libres no habrá alto el fuego en Gaza

destacada

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió nuevamente este martes a Hamas que no habrá alto el fuego ni entrega de combustible a la Franja de Gaza si no libera a los rehenes y advirtió a su aliado libanés, Hezbollah, que “cometería el error de su vida” si entrase en guerra contra Israel, en el marco del aniversario del primer mes desde el inicio de la guerra.

“No habrá suministro de combustible, ni permiso de entrada de los trabajadores (de Gaza), ni el cese del fuego sin la liberación de los rehenes”, declaró Netanyahu tanto a sus “enemigos como amigos”, en un mensaje televisado, al cumplirse un mes del inicio de la guerra.

En la misma línea, afirmó haber hablado con el presidente de la Cruz Roja e instado a que trabajara para conseguir su liberación inmediata, “como exige el derecho internacional”.

El 7 de octubre, Hamas lanzó un ataque contra Israel en el que murieron unas 1.400 personas, en su mayoría civiles, y más de 240 fueron secuestradas, entre ellos una veintena de nacionalidad argentina.

En respuesta al ataque de Hamas, Israel lanzó varias oleadas de ataques aéreos y el 28 de octubre anunció que las tropas israelíes habían entrado en Gaza y procedían a la segunda fase de la guerra para destruir la del movimiento islamista palestino y recuperar a los rehenes.

Hasta la fecha, los ataques causaron unos 10.300 muertos y 25.900 heridos en la Franja de Gaza, según los últimos datos disponibles.

Netanyahu detalló que “en el sur, la guerra avanza con una fuerza que Hamas nunca ha visto”, mientras que “la ciudad de Gaza está rodeada”.

“Estamos operando dentro de ella, estamos profundizando la presión sobre Hamas cada hora, cada día”, precisó el premier, y agregó que la operación terrestre había destruido “innumerables” centros de mando, posiciones y túneles del movimiento islamista palestino.

“Hamás está descubriendo que estamos llegando a lugares a los que pensaban que nunca llegaríamos”, celebró el premier israelí.

En el norte, las Fuerzas de Defensa Israelí (FDI) defienden y atacan, aseguró Netanyahu, y advirtió que Israel no aceptará que Hezbollah o Hamas en Líbano “dañen a nuestras comunidades y a nuestros ciudadanos”.

“Si Hezbollah decide unirse a la guerra, cometería el error de su vida”, añadió durante su alocución a la nación desde la base militar de Kirya, ubicada en la ciudad de Tel Aviv.

“Responderemos con artillería pesada a cualquier ataque”, agregó el primer ministro, que destacó hablar regularmente con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a quien le agradeció el apoyo, según replicó la agencia de noticias AFP.

Esta declaración se produce en momentos en que la zona fronteriza entre Israel y Líbano es escenario de ataques mutuos entre el Ejército israelí, por un lado, y Hezbollah y sus aliados, por otro.

En paralelo, Netanyahu insistió a la población palestina que reside en la Franja de Gaza para que se desplace hacia el sur en el marco de su de bombardeos e incursiones terrestres en el enclave palestino.

“Ya lo están haciendo: completenlo, porque no vamos a parar”, afirmó Netanyahu,

Desde el 9 de octubre, Israel mantiene el enclave palestino sin provisiones básicas, si bien el día 16 reinició el suministro de agua para el sur de Gaza, adonde se desplazan cientos de miles de civiles.

Un vídeo compartido por el Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios, una agencia del Gobierno israelí, mostró a una hilera de palestinos camino hacia el sur, muchos de ellos portando banderas blancas.

Poco antes, el ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, había aseverado que el líder de Hamas en la Franja de Gaza, Yahya Sinwar, se encontraba “escondido en su búnker” aislado de los líderes del grupo.

Gallant también había subrayado que la totalidad de la Franja de Gaza es “la mayor base terrorista jamás construida por la humanidad”. “Destruiremos a Hamas, no tenemos interés en herir a los civiles”, resaltó.

Etiquetas: