90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Ni puta ni dama: ajedrecista

destacada

Por Mariana Levy y Tali Goldman

Estimados lectores y lectoras:
En esta nota vamos a analizar algunos aspectos de Gambito de dama, la serie de Netflix que se convirtió en una de las más vistas a nivel mundial. Según la propia información que da la plataforma, “es una ficción que explora la vida de una huérfana prodigio del ajedrez llamada Beth Harmon desde los ocho a los veintidós años, mientras lucha contra la adicción en la búsqueda de convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo”.
Como es una serie sobre ajedrez, les queremos proponer un pequeño juego, el famoso  multiple choice. Si ya vieron la serie les resultará una tarea muy sencilla mas no estúpida: prometemos que tiene recompensa teórica. Si no la vieron, jueguen igual. Las respuestas serán reveladas parcialmente en este artículo y por eso advertimos que habrá algún que otro spoiler. Sin más rodeos, arranquemos.Escena 1
Una niña de 8 años llamada Beth Harmon baja al sótano del orfanato en el que vive, por un pedido que le hace su maestra. En el sótano hay un hombre: Mr. Shaibel. Es el encargado de maestranza. Tiene alrededor de 50 años. Están solos y hay una luz tenue que proviene de una lamparita colgada del techo. ¿Cómo sigue?
a) Mr. Shaibel es un pedófilo que se obsesiona con las niñas del orfanato.
b) Mr. Shaibel viola a Beth y la obliga a mantener silencio durante toda su vida.
c) Mr. Shaibel la invita a jugar al ajedrez y descubre un talento único en Beth.Escena 2
Beth Harmon tiene 18 años. Es una estrella en ascenso de ese deporte. Viaja por Estados Unidos compitiendo. Es la única mujer entre varones. Uno de sus primeros rivales, Townes, la invita a su cuarto con la excusa de jugar una partida de práctica. Se sientan al borde de la cama a menos de un metro de distancia.
a) Se besan apasionadamente. Tienen sexo. Son felices.
b) Se besan. Pero Townes es un hombre posesivo. No soporta que ella sea mejor que él. Es un violento y maltratador.
c) Cuando se están por besar entra un hombre a la habitación. Townes es gay. Harmon y Townes no se besan, en cambio juegan ajedrez.  Escena 3
A sus 15 Beth Harmon es adoptada por un matrimonio disfuncional: Mr. and Mrs. Wheatley. Ella es depresiva. Aspira a que la llegada de Beth le de un motivo para seguir viviendo. Apenas entran a la casa Mr. Wheatley la mira intensamente.
a) Una vez que se muda con los Wheatley, lejos del control del orfanato y del Estado, por las noches, Mr. Wheatley la viola.
b) Su madre adoptiva la odia. Verla le recuerda a su hija muerta y se desquita con ella. Le hace la vida imposible.
c) Mr. Wheatley abandona a la Sra. Wheatley y ella queda destrozada y al borde de la ruina económica. Pero en vez de hundirse en su depresión, la Sra. Wheatley apoya a Beth en su carrera como ajedrecista y cuando empieza a irle bien, Beth la convierte en su manager. Se vuelven en un dúo dinámico, ellas solas contra el mundo.

En Gambito de Dama no hay misterio pero sí hay efectos sorpresa que revierten todos los lugares comunes y estereotipos a los que estamos acostumbrados como espectadores de series. Sabemos, con solo leer la sinopsis, que efectivamente Beth Harmon se convertirá en la mejor jugadora de ajedrez del mundo: ella es una niña genio, va a triunfar, está condenada al éxito. Acá no hay intriga en cuanto al desenlace. La serie toma una estructura tradicional y muy transitada. En las películas y series de deportes, para poder triunfar en la disciplina que lo obsesiona, nuestro/a protagonista tiene que enfrentar muchas pruebas, pero, en última instancia, se tiene que enfrentar consigo mismo/a. Hasta acá, Gambito es predecible. Sin embargo, tanto Beth Harmon como los personajes que en apariencia son muy tradicionales y muy transitados, hacen algo completamente inesperado. Y en eso radica nuestra fascinación. 
***
La imagen que vende la serie es muy atractiva. Beth Harmon es una pelirroja que mira fijo un tablero de ajedrez con las manos cruzadas por debajo de la pera y por su estética sabemos que, al menos, está ambientada en la década del 50. Beth es interpretada por Anya Taylor-Joy.  Criada en Argentina, suma puntos de orgullo patrio frente al resto de las series en el catálogo de Netflix. La sonrisa se dibuja cuando la escuchamos hablar en diversas entrevistas en un perfecto castellano, confesar que su “calidad humana y su actitud ante la vida” son por “ser argentina” y contar que es de

Etiquetas: