1 / 2

Nuevo impulso a la causa por la muerte del padre de Pachelo

destacada

Al menos cinco testigos, algunos de ellos familiares, fueron llamados a declarar para la semana próxima en la causa que investiga la muerte del padre de Nicolás Pachelo, el principal acusado del crimen de María Marta García Belsunce, ocurrida en 1996 y que inicialmente fue considerada un suicidio, informaron fuentes judiciales.

El pedido fue formulado por el juez de Garantías 5 de San Isidro, Diego Martínez, quien en septiembre había rechazado un pedido para otorgarle el sobreseimiento definitivo a Nicolás Pachelo por la muerte de su padre Roberto (51) y ahora pretende darle un nuevo impulso a la pesquisa con estas testimoniales para intentar establecer si existió la comisión de un delito.

En su resolución, a la que tuvo acceso Télam, el juez señala que para el miércoles próximo por la mañana fueron citados a declarar Jacqueline Barbará, entonces esposa de Roberto Pachelo, y Sebastián Codeau, hijo de un primer matrimonio de la mujer.

Ambos deberán presentarse desde las 9 en la sede de la División Homicidios de la Jefatura Departamental Conurbano Norte, en la avenida Cazón al 1400, de ese distrito.

En tanto, al mediodía deberá presentarse Rodolfo Oscar Pachelo, hermano del hombre fallecido hace 26 años.

Luego, el jueves desde las 10 deberán presentarse Osvaldo Juan Lynzz, Enrique Héctor Victorica y Dionisio Alcides Simón, amigo y socio de Pachelo en la tosquera de Pilar.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que como el hecho que se investiga ocurrió en 1996, hace 26 años, cuando no existía el sistema penal acusatorio a cargo del Público Fiscal, el caso es instruido directamente por un juez, en este caso Martínez, que en San Isidro es el juez de Garantías que absorbe todas las causas que hayan quedado de esa época, en transición.

La muerte de Roberto Pachelo

Roberto Pachelo fue encontrado muerto el 9 de enero de 1996 de un disparo en la cabeza en su casa del partido bonaerense de Pilar, y el expediente judicial fue cerrado provisoriamente por el entonces juez en lo Criminal y Correccional 11 de San Isidro, Marcelo García Helguera, quien no halló elementos para presumir la existencia de un delito y consideró que se había tratado de un “suicidio”.

En su resolución del 12 de febrero de 1996, el juez García Helguera dictó el “sobreseimiento provisorio” de la causa “a la espera de nuevas probanzas que produzcan su reapertura”.

Sin embargo, el 22 de septiembre, los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González, a cargo de la acusación a Nicolás Pachelo en el juicio por el crimen de María Marta, solicitaron que el imputado sea investigado como presunto autor del homicidio de su padre, y el juez hizo lugar al requerimiento.

Si bien el hecho que se investiga ocurrió hace más de 26 años, el Público indicó en su momento que la acción penal aún no prescribió para Pachelo hijo porque éste estuvo imputado por otra serie de delitos en 2003, 2015 y 2017 y sigue acusado por el crimen de García Belsunce.

Según las fuentes, la decisión del magistrado se basó en que existen nuevos elementos probatorios que vincularían a Pachelo hijo como autor del crimen de su padre, los cuales fueron incluidos por los judiciales mediante las declaraciones de testigos en el marco del juicio por el asesinato de la socióloga, cometido en octubre de 2002, y en el que la fiscalía pidió la condena a prisión perpetua para el acusado.

Uno de esos testimonios que impulsaron a la fiscalía pedir la de esta causa fue el de Mariano Maggi, dueño de una concesionaria de autos de Pilar que en 2000 denunció a Pachelo por estafa en la compra de un vehículo y que a raíz de ello éste lo amenazó con la siguiente frase: “Si tuve los huevos de matar a mi padre, imaginate que matarte a vos o a tu vieja no significa nada”.

Otro testimonio destacado por el Público fue el de la viuda de Pachelo padre, Barbara, quien mencionó la mala relación de Roberto con Nicolás y recordó que su suegro, al enterarse de la muerte de su hijo, dijo: “Me lo mató este hijo de puta”, en referencia a su nieto.

“Nunca me comí el tema del suicidio. Pienso que lo mató Nicolás”, afirmó la mujer cuando fue su turno de exponer su declaración ante el TOC 4 de San Isidro en el juicio por el caso García Belsunce, donde agregó: “Yo no le tengo miedo a Nicolás. Le tengo miedo a lo que puede hacer con mis nietos o mis hijos. Mi vida ya me la destruyó. Mi vida sin Roberto fue otra”.

También los dichos de dos hermanos de Pachelo, quienes dijeron estar convencidos de que Nicolás mató a su padre, fueron de los que llevaron a los fiscales a pedir que se investigue esa posibilidad.

“Sé que es un asesino porque mató a mi padre. No me cabe ninguna duda de que mató a Roberto Pachelo. Lo mató a mi padre por plata y por resentimiento”, dijo Francisco Pachelo al declarar en la causa por el crimen de la socióloga días atrás.

Entre las pruebas más importantes presentadas por la fiscalía para pedir la de la causa también se halla el resultado de autopsia al cuerpo de Pachelo padre, que indica que no se hallaron rastros de deflagración de pólvora sus manos al momento de ser encontrado muerto con un disparo en la cabeza en la cama de su habitación de su casa de Pilar.

También los fiscales destacaron que un hermano de Roberto Pachelo recordó que un mes antes de ese hecho Nicolás había tenido un episodio violento en las oficinas de su padre, a quien intentó agredir mientras gritaba “lo voy a matar”.

Otra prueba que los fiscales aportaron contra Pachelo es el testimonio de Daniel Alberto Casanova, otro empleado de la tosquera, quien aseguró que Nicolás “no tenía ningún sentimiento” hacia su padre y que lo vio dispararle a unas fotos que tenía con su imagen.

Etiquetas: