90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Ocho de cada 10 peruanos apoyan a Vizcarra ante su eventual destitución

destacada

Martín Vizcarra deberá comparecer ante el Congreso acusado de pedir a sus asesoras que mientan. Ocho de cada 10 peruanos piensan que el presidente Martín Vizcarra debe seguir en el cargo, según un sondeo privado divulgado este martes, tres días antes de que el Congreso vote una moción para destituirlo.
Vizcarra fue acusado de pedir a dos asesoras que mintieran en una investigación parlamentaria sobre un presunto contrato de un cantante que el Ministerio de Cultura hizo de manera irregular, de acuerdo con la difusión de unos audios.
Por dicho episodio, el viernes pasado el Congreso aprobó someter al actual mandatario a juicio de destitución, que será votado este viernes.
Sin embargo, medios locales advirtieron que a los partidarios de la salida de Vizcarra no les será fácil reunir los 87 votos necesarios después de que la admisión de la moción de vacancia (juicio político) fuera apoyada solo por 65 legisladores.
De todos modos, el Ejecutivo aspira a que el proceso de vacancia sea suspendido por orden del Tribunal Constitucional (TC), ante el cual presentó ayer una demanda que cuestiona la competencia del Congreso para juzgar a Vizcarra en este caso.
El TC advirtió hoy en un comunicado que su presidenta, Marianella Ledesma, será “la única vocera autorizada para dar a conocer el estado de esta causa”, sobre la que hasta esta tarde no había novedades.
El conflicto entre el Ejecutivo y el Legislativo caracterizó al actual período quinquenal de gobierno y legislatura, iniciado el 28 de julio de 2016, cuando por primera vez en décadas un partido opositor -el fujimorista Fuerza Popular (FP)- tuvo mayoría propia en el Congreso.
En la primera consecuencia, el presidente Pedro Pablo Kuczynski renunció en marzo de 2018 para evitar ser destituido, tres meses después de haber sorteado otro proceso de vacancia, y fue sucedido por su hasta entonces primer vicepresidente, Vizcarra.
En septiembre de 2019, Vizcarra disolvió el Congreso en uso de la facultad constitucional que le permite hacerlo si el parlamento deniega su confianza al gabinete por segunda vez en un mismo período de gobierno.
En aquel momento, el Congreso intentó resistir la medida suspendiendo a Vizcarra y designando en su lugar a la vicepresidenta Mercedes Aráoz, quien dejó su cargo un día después de haber aceptado el frustrado ascenso, lo que dejó al titular del parlamento en el primer puesto de la línea de sucesión presidencial.
El motivo central de los últimos enfrentamientos fue una reforma política promovida por el Ejecutivo, a la que el Congreso introdujo cambios y demoró en aprobar.
De hecho, el actual parlamento, surgido de elecciones en enero pasado, sancionó solo el viernes pasado la ley que impide postularse a cargos electivos a personas que tengan condenas en primera instancia, promulgada ayer por Vizcarra.
En ese contexto, el Congreso debatió durante dos días una moción de censura a la ministra de Economía, María Antonieta Alva, pero resultó rechazada esta noche con 76 votos en contra, 46 a favor y seis abstenciones, según la agencia de noticias Andina y la radio RPP.

Etiquetas: