90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Ómicron: Ocho datos clave que es preciso conocer

destacada

Desde que fue detectada en Sudáfrica, a comienzos de noviembre, la variante Ómicron del SARS-Cov-2 presenta características por las que es considerada “preocupante” por la OMS. El inmunólogo Jorge Geffner y la infectóloga Florencia Bruggesser ponen luz sobre esta variante que nos recuerda que la pandemia no ha terminado.

Hace poco más de un mes que la palabra Ómicron para los habitantes de nuestro planeta dejo de ser una letra del alfabeto griego para convertirse en el nombre de una nueva variante del que se está extendiendo a toda velocidad por Europa y los Estados Unidos.

Ambos coinciden en el valor de las campañas de vacunación y en seguir extremando los cuidados porque el no ha sido derrotado.

-¿Qué es la variante Omicron y por qué es considerada por la Organización de la Salud como preocupante?

Florencia Bruggesser:  -Los virus se replican constantemente y en esa replicación se generan nuevas variantes con características distintas. La variante Ómicron presenta 50 mutaciones, 30 de ellas ligadas a la proteína S, o Spike, que el virus utiliza para ingresar en la célula del huésped. Se observó que esta variante aumentaba la transmisibilidad y por eso la la calificó como “de preocupación”.

Jorge Geffner: -La Ómicron es la quinta variante de preocupación, definida como tal por la OMS. Lo que sabemos hasta ahora es que es más transmisible y  evade la respuesta inmune, tanto la inferida naturalmente por haber cursado la enfermedad, como la conferida por las vacunas. Lo que resta saber es si, se asocia a cursos de infección más leves.

-¿Por qué es más contagiosa que variantes anteriores?

FB: La mayor transmisibilidad tiene que ver con las mutaciones en áreas críticas, como a nivel de la proteína Spike. Un estudio realizado en Hong Kong se muestra que Ómicron se reproduce más rápido en los bronquios que la variante Delta, pero se replicaría menos a nivel del tejido pulmonar. Esto indicaría que las infecciones tendrían menor gravedad.

-¿Qué síntomas presenta, son similares a los de la gripe u otras variantes del Sars-Cov-2?

JG: -Por ahora los síntomas son muy generales, y parecidos a infecciones por otros virus, como un cuadro gripal y fuerte decaimiento general. No se asocia a pérdida de gusto y olfato. Para comprobar que se trata de una infección por esta variante del Sars-Cov 2, hay que hacer un hisopado.

FB: -No se registra pérdida del olfato y del gusto, pero sí fatiga y cansancio muscular. También más sudoración nocturna. Por ahora lo que sabemos es que hay fiebre, dolor de garganta, tos, dificultad respiratoria y otros síntomas generales como cefaleas, dolores musculares, vómitos y diarreas.

-¿Es cierto que presenta cuadros más leves? ¿Se conoce si deja secuelas una vez superada la infección?

FB: -Hasta ahora se ven síntomas más leves, pero también se presenta en personas más jóvenes. Las secuelas, una vez superada la infección, todavía no se conocen.

-¿Las vacunas actuales son efectivas frente a esta variante?

JG: -La efectividad de las vacunas frente a esta variante es menor. Por eso se recomienda acelerar las dosis de refuerzo. Según estudios realizados hasta el momento, las actuales vacunas con una tercer dosis son efectivas.

-¿Cuánto tiempo podría demorarse una vacuna para esta nueva variante?

FB: -Podría demorar entre 2 y 3 meses para hacer los ensayos y lograr las aprobaciones pertinentes.

-¿Cuál es la prevalencia de variante Ómicron en la Argentina? ¿Estiman que en algún tiempo puede llegar a ser la variante más prevalente?

JG: -Hasta ahora la prevalencia es muy baja, pero ya está presente, sobre todo en Córdoba y CABA. Se estima que en algún momento será la de mayor circulación. La clave es que esto se produzca lentamente, y que nos dé tiempo de completar los esquemas de vacunación de dos dosis y brindar una tercera dosis de refuerzo a los grupos más vulnerables por edad o enfermedades pre-existentes.

-¿Qué enseñanzas nos deja la aparición de esta nueva variante?

FB: -Nos muestra la importancia de completar los esquemas de vacunación y acceder a dosis de refuerzo, y que la vacunación sea equitativa en todo el mundo. La irrupción de nuevas variantes ocurre por la inequidad en la distribución de las vacunas. En África la mayoría de los países tienen menos de 10% de su población vacunada; algunos llegan a más del 20% y solo tres cuentan con coberturas para la mitad o más de su población. Si hay menos vacunación, hay más circulación, mayor mutación y, por lo tanto, más posibilidades de que surjan variantes de preocupación.