90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Piden más transparencia y sustentabilidad ambiental para la megaminería

destacada

El nuevo proyecto anunció el compromiso de tener la mayoría de los empleados locales.
El presidente de la minera Yamana Gold Argentina, Nicolás Bareta, dijo que el sector debe generar más transparencia en la información y entender la preocupación de las comunidades en la sustentabilidad ambiental, la generación de empleo, y el de la cadena de , para aprovechar la riqueza geológica y el ciclo positivo del precio internacional de los metales.
Yamana tiene participación mayoritaria en el Proyecto Integrado Minera Agua Rica – Alumbrera (MARA), en la de Catamarca, un emprendimiento que acaba de reiniciar su fase de exploración que le permitirá recoger para un nuevo estudio de impacto ambiental, previo a la explotación de un yacimiento polimineral de cobre, oro, plata y molibdeno.Un proyecto con idas y vueltas
El proyecto, que este año terminará el estudio de factibilidad y que de prosperar podría entrar en producción a fines de 2026, fue centro de protestas e incidentes a mediados de abril, que culminaron con la vandalización de las oficinas de la empresa en la catamarqueña de Andalgalá tras el reinicio de actividades avalado por la Corte Suprema de Justicia provincial.
“Debemos trabajar mucho más en transparencia, en comunicación, con una mecánica que a veces no parece suficiente”, afirmó Bareta en una entrevista con Télam al analizar el contexto del desarrollo minero que demandará una de US$ 2.300 millones durante su etapa de construcción.
El proyecto Agua Rica tuvo sucesivos retrasos desde la década del 90, momento desde el cual su titularidad paso por las manos de tres operadores que no pudieron sobrellevar las fluctuaciones de de los metales, las preocupaciones ambientales judicializadas y la resistencia que generó por parte de grupos antimineros.Qué dice la Ley General de de la
Para el directivo de Yamana, el marco de la discusión lo establece la Ley General de Ambiente de la , con las instancias de participación ciudadana de la provincia que “se vienen realizando desde distintas plataformas para que la ciudadanía puede acceder a la información y complementar su visión sobre preocupaciones validas para la minería”.
“La exploración avanzada busca un nuevo diseño a través del programa que permitirá reunir este año la información faltante en lo geológico y de biodiversidad para ver cómo integrar el cuerpo mineralizado de Agua Rica con la infraestructura de La Alumbrera a 30 kilómetros de distancia”, explicó.”La minería metalífera es una de las salidas legitimas que tiene la Argentina para su reconstrucción, basada en los recursos que tiene y sustentablemente manejados” (A)Nicolás Bareta(S)”La iniciativa
La propuesta que Yamana espera ofrecer permitiría “reducir el impacto ambiental al utilizar infraestructura y áreas ya impactadas, además de sumar el trabajo con energías renovables, y diseñar programas operativos de manejo del agua para reducir cualquier preocupación”, explicó Bareta al aseverar que “todo proyecto de desarrollo debe tener en cuenta la mecánica sustentable de proteger el ambiente”.
Actualmente la Argentina elabora el de Desarrollo de la Minería en la Mesa Nacional Minera.
Sobre el contexto en que se desenvolverá el debate por el futuro de MARA, destacó que “la minería metalífera es una de las salidas legitimas que tiene la Argentina para su reconstrucción, basada en los recursos que tiene y sustentablemente manejados”.
“Pero también hay que destacar cuánto va a contratar y comprar localmente, cómo va a participar la comunidad de los controles ambientales, y entender cómo se van a reingresar y repatriar los fondos para seguir explorando y hacer la vida de esa mina mas grande, con impacto transformador de las comunidades”, explicó.
Desde una perspectiva macroeconómica, Bareta resaltó “la ayuda de los precios internacionales de los metales en un ciclo positivo, y el trabajo que se está dando la Argentina en potenciar otros factores que brinden mayor competitividad con un marco impositivo progresivo que signifique poder recuperar la inversión en el periodo de repago entre 5 y 6 años”.
“A partir de ese momento -continuó- se podrá trabajar en esquemas que hasta incluso superen la recaudación que establecen las normas hoy para recaudar mas cuando la mina gana mas y permitir que se recupere y mantenga la fuente de trabajo cuando los precios bajan como ocurre en Canadá o Perú”.Una mesa de discusión del sector
La Argentina a través de la Mesa Nacional Minera que culminó el viernes -en el que se elabora el Plan de Desarrollo de la Minería Argentia- está “dando una discusión amplia sobre la necesidad de que se pueda recuperar la inversión, el acceso a los mercados internacionales, la asociatividad de la cadena de valor y que se respeten reglas básicas durante los tiempos de la minería que son largos”, dijo el directivo.
Al argumentar esa posición, señaló que casi el 90% de toda la cadena de valor queda en el país: “salarios, proveedores, transporte, materiales, control de calidad, impuestos nacionales, provinciales, los cánones por el uso de agua en proyectos que son de interés público por el trabajo que genera en economías regionales, el ingreso de divisas, y la mejora en la balanza de pagos con commodities que demanda el ”.
Para el ejecutivo de Yamana, la industria tiene “demostrada su capacidad de ingreso fiscal y parafiscal, donde en término de impuesto a las ganancias, retenciones, regalías e ingresos brutos locales y aportes a distintos entes locales” y que en el caso de MARA “puede dar entre un 20 y 30% más en dólares históricos de lo que generó Alumbrera, es decir unos ingresos totales a los distintos fiscos de más de US$ 1.100 millones durante 30 años”.
“Pero si le sumamos el compromiso de tener la mayoría de empleados locales, dejar la mayor cantidad de valor en producto regional se puede multiplicar por 5 o 6 el valor de los ingresos en términos de inyección directa a la economía local”, proyectó Bareta.

Avanzan los estudios de factibilidad de Agua Rica y luego comenzará los de impacto ambiental
El megaproyecto metalífero de la mina Agua Rica, en la provincia de Catamarca, culminará este año los estudios de factibilidad para iniciar el proceso de estudio de impacto ambiental que podría habilitar una inversión de US$ 2.800 millones y la generación de 3.000 empleos en su construcción.
Así lo explicó Nicolás Bareta, el presidente de la minera Yamana Gold Argentina que encabeza el Proyecto Integrado Minera Agua Rica Alumbrera (MARA), producto de la integración entre Minera Agua Rica y Minera Alto Alumbrera, y que acaba de iniciar su fase de exploración avanzada.
Se trata de un proyecto minero en el que Yamana Gold cuenta con una participación del 56,25%, además del manejo de la operación, mientras que Glencore AG y Newmont Corporation, tienen un 25% y un 18,75%, respectivamente.
“El Proyecto Integrado MARA responde a un modelo minero sustentable, único en el , con foco en el cuidado ambiental, el control comunitario de la operación a través de reportes transparentes y periódicos, el desarrollo de proveedores locales, y la contratación y capacitación de fuerza laboral local”, dijo Bareta.
Respecto del diseño final que surgirá del estudio de factibilidad y lo que la provincia de Catamarca finalmente apruebe la propuesta que se presente de informe de impacto ambiental, el directivo dijo que en la compañía “somos sensibles de las preocupaciones sobre el agua, sobre empleo y sobre cuidado del ambiente, y por eso proponemos que la autoridad y la comunidad acompañen en esas etapas propositivas para el nuevo proyecto”.
La fase de exploración consiste en trabajos de perforación y análisis de muestras para buscar datos geológicos, geotécnicos e hidrogeológicos en distintos lugares de la propiedad minera, así como tareas no invasivas de captura de datos arqueológicos y biodiversidad, explicó el directivo.
Así, los trabajos de campo sólo incluyen tareas para recolectar información que permitan la presentación posterior de un nuevo estudio de impacto ambiental (EIA) de explotación, por lo que “en esta etapa y por los próximos años no habrá tareas de producción, ni de construcción de infraestructura, ni movimientos de suelo”, señaló.
De acuerdo a la previsión de Bareta, durante 2021 se podrá completar el programa de exploración avanzada con las únicas actividades que permite la autoridad judicial y administrativa de la provincia.
En tanto, en 2022 el plan es “trabajar con la autoridades de Catamarca en los incentivos que necesita el proyecto y comenzar el informe de impacto ambiental”, acotó el directivo.
Ese proceso permitirá a las compañías socias tomar en 2023 una decisión sobre el desarrollo que en caso de ser positiva, habilitaría la etapa de construcción en 2024 hasta comienzos de 2026, con la inversión de los US$ 2.800 millones.
De cumplirse el cronograma, Agua Rica podría entrar en etapa de operación hacia fines 2026 con una dotación mas permanente entre 1.100 y 1.500 trabajadores directos e indirectos.

Etiquetas: