90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Reino Unido anunció la mayor reducción de impuestos desde 1972 para impulsar la economía

destacada

El Gobierno británico presentó ante el Parlamento un presupuesto que contempla una drástica reducción de , tanto a los hogares como a las empresas, en un esfuerzo por impulsar la y combatir la inflación, un intento que es considerado por algunos economistas como el más grande desde 1972.

El Gobierno espera que su plan evite la recesión, tras la advertencia del Banco de Inglaterra, que anunció nuevamente el jueves una suba en las de interés para parar la inflación.

Sin embargo, los economistas y los inversores expresaron su preocupación de que el paquete lleve la deuda del Tesoro a niveles insostenibles y avive la inflación.

El denominado minipresupuesto anunciado por el ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, contempla el congelamiento de las facturas energéticas, una baja de a las ganancias, una reducción del impuesto al sellado en la compra de propiedades y la desregulación en el sector bancario, entre otras medidas.

“El crecimiento económico no es un término académico sin conexión con el mundo real. Significa más trabajos, salarios más altos y más dinero para financiar servicios públicos, como escuelas y el NHS”, dijo Kwarten en una intervención en el Parlamento.

Aseguró que esto no sucederá de la noche a la mañana, pero los recortes de y las reformas que anunció este viernes, el paquete más grande en años, envían una señal clara de que el crecimiento es la prioridad del Gobierno.

También anunció que habrá nuevas áreas de inversión que atraerán inversiones comerciales y liberarán terrenos para nuevas viviendas en comunidades de todo el país.

Según el director del Instituto de Estudios Financieros, Paul Johnson, el anuncio de Kwarteng es “el mayor evento de reducción de desde 1972”, según consignó la cadena pública BBC.

En un mensaje en la red social Twitter, Johnson, comparó el anuncio con el presupuesto anunciado por el ex ministro conservador Anthony Barber hace 50 años.

“Ese presupuesto es conocido como el peor de los tiempos modernos”, dijo, tras recordar que Barber redujo los sobre las ganancias en mil millones de libras esterlinas y otorgó más concesiones fiscales a la industria para salvar puestos de trabajo.

Explicó que “desafortunadamente, los acontecimientos pronto demostraron que estaba equivocado, la inflación se disparó, impulsada por la libra recién lanzada y la primera crisis del petróleo” y además condujo también a la derrota de Edward Heath y su reemplazo por Margaret Thatcher.

Johnson dijo que espera que el presupuesto de Kwarteng “funcione mucho mejor”.

Los partidos de oposición cuestionaron fuertemente las medidas, que consideraron demasiado generosas para los ricos y aumentarán las de interés, poniendo en peligro aún más las finanzas de millones de familias.

“Esto es de casino: apostar las hipotecas y las finanzas de cada familia en el país para mantener el partido Tory feliz”, dijo la diputada laborista Rachel Reeves, quien describió a Kwarteng y a la primera ministra Liz Truss como “dos jugadores desesperados en un casino persiguiendo una racha perdedora”.

“El ministro dejó en claro cuáles son sus prioridades hoy, no un plan de crecimiento sino un plan para recompensar a los que ya son ricos. Nunca un Gobierno gastó tanto y explicó tan poco”, expresó Reeves.

Tras el anuncio, la libra esterlina continuó su caída frente al dólar y ahora se dirige hacia 1,10 dólares, contra 1,12 antes de que Kwarteng comenzara su anuncio.

La libra ya había alcanzado un mínimo de 37 años después de que las de interés aumentaran a principios de esta semana, y bajó aún más esta mañana.

Etiquetas: