90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Santos, el expresidente colombiano se declaró a favor de legalizar las drogas

destacada

“El narcotráfico, o por lo menos la violencia que genera, se acabará cuando adoptemos una política diferente al prohibicionismo y la represión”, declaró el exmandatario y Premio Nobel de la Paz en el año 2016.

El expresidente colombiano y Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos, consideró que “legalizar” algunas drogas es “el único camino” para combatir a los grupos de narcotraficantes y las problemáticas de los consumidores y lamentó que su país sigue “nadando en coca”.

“El narcotráfico, o por lo menos la violencia que genera, se acabará cuando adoptemos una política diferente al prohibicionismo y la represión”, remarcó Santos en una entrevista publicada hoy por el diario bogotano El Tiempo.

Miembro de la Comisión Global de Políticas sobre Drogas, compuesta por 25 líderes, políticos e intelectuales del mundo, y creada hace 5 años para discutir y proponer soluciones para la cuestión, Santos reveló que la titular del organismo, la ex primera ministra neozelandesa Helen Clark, alista la difusión del último informe, en el que propone la legalización de la droga. “Legalizar es el único camino”, insistió el exmandatario.

Consultado por la presencia del en Colombia y el traslado del fenómeno a México, Santos replicó que “eso pasó no solo a México, sino al entero”.

Reseñó después que cuando asumió el Iván Duque “había 170.000 hectáreas de coca, según Naciones Unidas, y el Gobierno dice que erradicó más de 100.000 hectáreas por año y que ha incautado un volumen de cocaína sin precedentes”.

“Lo mismo decíamos nosotros, lo mismo decía (Álvaro) Uribe y lo mismo decía (Andrés) Pastrana. Llevamos 50 años en estas. Si las matemáticas son exactas, no debería existir en el país una sola mata de coca, pero infortunadamente la realidad es que hoy no estamos mejor que cuando estábamos peor. Seguimos nadando en coca”, expresó.

Consideró que cerca del final de su gestión, Duque “ya no puede echarle la culpa al Gobierno anterior” y vaticinó que “esto seguirá, como en una bicicleta estática, con los gobiernos futuros mientras la prohibición y la represión sean las políticas para combatir la droga, en Colombia y en el mundo”.

Pidió atender la decisión del nuevo gobierno en Alemania, que legalizó la tenencia de , y de 19 estados en Estados Unidos, “y la evidencia que publica la Comisión Global de Drogas”.

“Es la forma de quitarles a las mafias su poder y su dinero. Hace cien años lo lograron en Estados Unidos eliminando la prohibición en el comercio del licor”, comparó Santos, que ganó en 2016 el Premio Nobel de la Paz por su impulso al acuerdo con las FARC para terminar el conflicto interno.

Entre las “políticas diferentes a prohibir”, el exmandatario sugirió “tratar a los consumidores como enfermos y no como criminales, y tener un enfoque de derechos humanos” y advirtió que el hacinamiento en las en muchas del mundo “se debe en parte a los presos por delitos no violentos relacionados con el narcotráfico”.

“En Colombia es patético. Los campesinos cocaleros son víctimas y hay que ofrecerles una alternativa para que no re-siembren, como se estableció en el acuerdo de paz. La sustitución voluntaria no produjo resiembra. Ya se probó”, insistió.

Finalmente, acerca de si Colombia debería avanzar hacia la legalización, respondió que sí, aún con las dificultades que esa decisión generaría.

“Sé que es difícil porque políticamente lo más fácil y popular, o populista, es seguir ofreciendo `mano dura`, pero después de haber ensayado todo durante medio siglo sin éxito, legalizar es el camino. Cada vez hay más evidencia de que ese es el camino, el único camino. Hasta la famosa policía montada de Canadá está de acuerdo. Regular es legalizar”, concluyó.