90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Secuestran, golpean y sedan a una fotógrafa y la liberan sin cobrar rescate

destacada

 
Una joven fotógrafa fue secuestrada, golpeada y sedada por un grupo de delincuentes que le exigió a su familia 50.000 pesos pero como el rescate no se pagó fue liberada a las pocas horas, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, informaron este sábado fuentes policiales.
Pasadas las 21.30 de ayer la joven circulaba por la localidad de Temperley, a bordo de su camioneta Renault Captur amarilla de regreso de su trabajo rumbo a la casa de sus padres, donde cumple la cuarentena.
Fuentes policiales informaron que la joven de 26 años regresaba a la vivienda de sus padres situada en Longchamps, partido de Almirante Brown, ya que durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio se había mudado allí.El secuestro
El padre de la víctima dijo a Télam que su hija les envió un mensaje en el que les avisó que ya había terminado de realizar unas sesiones de fotos y volvía a la casa con ellos.
“El viaje en auto no dura más de 15 minutos pero pasó media hora y nos empezamos a preocupar, la llamamos por teléfono pero dio apagado”, afirmó.
Es que minutos antes, varios delincuentes armados la habían interceptado y ascendieron a su camioneta, tras lo cual comenzaron a dar vueltas por la zona.
“Cuando ella venía para casa pasó por un mercadito, a mi criterio como la vieron joven y con una camioneta nueva la esperaron que salga y antes que suba la apuntaron con un arma”, aseguró el padre.
Cerca de las 22.45, el hombre recibió un mensaje de texto en el que le exigieron 50.000 pesos.
“Estás en tu día de suerte. Si esto te tocó a vos es porque sos con los últimos que mando mensaje o llamo. Si quieren ver a la rubia linda con vida me van preparando 50.000 pesos y nada de llamar a la cana si no quieren que se complique, de última le cortamos todos los dedos”, le indicaron los delincuentes al padre de la fotógrafa.
El hombre no les respondió y se comunicó al 911, por lo que inmediatamente se activó el protocolo Antisecuestros, con intervención de la Policía Federal Argentina (PFA) y la DDI Lomas de Zamora.
Durante el trayecto en el que ella misma manejaba, uno de los delincuentes golpeó a la chica con la culata de un arma de fuego en la cabeza y se desmayó.
Según su padre, la joven se despertó en el asiento trasero “amordazada con una bombacha vieja y con una pastilla en la boca”.
“Cuando se despertó la obligaron a tomársela y perdió la conciencia nuevamente hasta que en un momento escuchó a una mujer que dijo ‘descartala porque esta no nos sirve’”, contó.
Dado que los secuestradores se habían comunicado con el teléfono de la joven, la Policía empezó a rastrear las llamadas a través de las antenas, por lo que se vieron “acorralados” ya que el padre no los atendía.
“Ella no se sabe si se bajó por sus propios medios o si la tiraron de la camioneta porque no se acuerda, está drogada”, precisó.
Los delincuentes la liberaron alrededor de la 1 de la madrugada, cerca de Iparaguirre y Guernica, en Villa Albertina, tras lo cual caminó semi inconsciente hasta un quiosco y se comunicó con su padre, quien rápidamente fue con la Policía al lugar.
La fotógrafa quedó internada en la clínica Juncal, ubicada en la localidad de Temperley, añadió el hombre.
“El traumatismo de cráneo dio bien ya que no hay coágulo de sangre y el examen de orina confirmó que le dieron Clonazepam y otra cosa más”, aseguró el padre.
Y, añadió: “No sabemos si producto del shock o por la medicación que le dieron no está en tiempo y forma, no dice cosas coherentes”.
En tanto, los delincuentes huyeron a bordo de la camioneta que apareció esta mañana abandonada en la localidad de Villa Centenario.La investigación
El hecho es investigado por el fiscal federal Sergio Mola e interviene personal de Antisecuestros de la PFA y de la DDI Lomas de Zamora.
Los pesquisas aguardaban la recuperación de la joven para tomarle declaración y poder avanzar en la identificación de la banda, ya que por el momento no pudo aportar demasiados datos por su estado de salud.
En tanto, con este hecho durante el aislamiento social hubo cuatro secuestros en el país, de los cuales dos fueron en la localidad bonaerense de Ituzaingó y el restante en Salta.

Etiquetas: