1 / 2

Telleldín se presentó en Comodoro Py y pidió que se confirme su absolución por el atentado

destacada

La defensa de Carlos Telleldín pidió este martes que se confirme su absolución en la causa por el atentado a la AMIA, en una audiencia ante la Cámara Federal de Casación en la que el imputado estuvo presente y dijo a los jueces que fue víctima de una “persecución encarnizada”.

En tanto, el fiscal ante esa instancia, Raúl Pleé, reclamó que se revoque la absolución porque “se ha probado que el imputado se representó que con su aporte favoreció al hecho de que otras carguen con explosivos la camioneta por él entregada para perfeccionar el atentado terrorista”, según consignó en el escrito que presentó y al que tuvo acceso Télam.

“La causa esta me llevó la mitad de mi vida. Fui detenido a los 33, fue detenida mi madre con 74 años un mes en Ezeiza. Hubo una persecución encarnizada de toda mi familia, buscaban quebrarme de todas formas”, refirió Telleldin al hablar ante los jueces Ana María Figueroa, Diego Barroetaveña y Carlos Mahiques, en el cierre de la audiencia que tuvo lugar de manera semipresencial en los tribunales federales de Retiro.

Poco antes, su defensor oficial Hernán Pagano reclamó que se confirme la absolución resuelta el 23 de diciembre de por el Tribunal Oral Federal 3 en el segundo juicio al que fue sometido como supuesto vendedor de la camioneta Trafic que se cargó con explosivos y detonó el 18 de julio de 1994 en la mutual judía del barrio de Once.

El atentado terrorista causó 85 muertos y centenares de heridos.

“Es una causa que me angustia tremendamente”, dijo Telleldín a los jueces en la sala de audiencias a la que concurrió junto a su defensor, mientras que el fiscal Pleé y las querellas y DAIA y Familiares de víctimas se conectaron de manera remota.

“Yo me recibí de abogado para entender. Cuando estaba en la cárcel de Devoto dije ‘quiero entenderla’ porque tenía cinco abogados particulares y ninguno me podía explicar que yo me podía representar el resultado”, agregó sobre la acusación.

Telleldín dijo que al día de hoy, con 20 años de ejercicio de la abogacía, sigue “sin entender la imputación” en su contra en la causa por el atentado a la AMIA.

“Vendí cuatro camionetas, tres fueron localizadas, de la misma forma, aviso en Clarín, en ninguna pusieron una bomba ni se usó para delito”, agregó sobre la venta de la Trafic que según la acusación concretó el 10 de julio de 1994, días antes del atentado y que se habría acondicionado como cochebomba.

En 1994, cuando quedó preso, “no se usaba el ‘lawfare’, pero los servicios trabajaron para ensuciar a mi persona de todas formas”.

“No sé cambiar una goma de auto y me pusieron mecánico; la verdad que yo vendía vehículos usados. Hoy tengo tres hijos, un nuevo matrimonio, rehice mi vida en todo sentido y sigo sin entender la imputación”, concluyó.

Poco antes, su defensor oficial reclamó que Casación confirme la absolución resuelta en por el Tribunal Oral Federal 3.

“Estuvo más de diez años detenido por este expediente, hay nueve magistrados que le dieron la razón, no hubo un solo testigo que diga que sabía para qué se iba a utilizar la camioneta por él vendida”, concluyó Pagano.

La fiscalía y las querellas reclamaron por escrito que se revoque el veredicto absolutorio.

El Tribunal que lo absolvió “realizó un análisis individual de cada uno de las tesis sobre las cuales los acusadores presentaron para reconstruir la participación de Telleldín con la entrega de la camioneta”, analizó Pleé.

Con esto, los jueces prescindieron de realizar una valoración conjunta e integral” de las pruebas “que evidencian su completa complicidad con la actividad criminal”, advirtió el fiscal.

Pleé sostuvo que fue “un fallo absolutorio desprovisto de todo razonamiento lógico”.

Durante el juicio oral, la fiscalía pidió condenar a Telleldín a prisión perpetua por supuesto “homicidio calificado por la utilización de un medio idóneo para causar un peligro común en perjuicio de 85 víctimas, lesiones leves, graves y gravísimas en perjuicio de al menos 151 víctimas y daños”.

La querella por los familiares de las víctimas también había reclamado prisión perpetua mientras que la de la -DAIA solicitó condenarlo a 20 años de cárcel.

Telleldín pasó casi una década preso y fue liberado en el primer juicio oral en su contra que terminó en 2004 con absoluciones de todos los acusados al comprobarse que le pagaron de manera ilegal para involucrar en el ataque a un grupo de policías bonaerenses que fueron juzgados junto con él.

Años después, la Corte Suprema de Justicia de la anuló en forma parcial esta sentencia, dio validez a los dos primeros años de la investigación y ordenó un segundo juicio para Telleldín

Por el ilegal sí fue condenado a 3 años y seis meses de prisión y a devolver los 400 mil dólares que recibió, en un veredicto emitido en otro juicio oral, que aún no está firme y que los mismos jueces de Casación analizarán el próximo jueves, en otra audiencia.

Etiquetas: