90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Tras la polémica por el Covid-19, el gobernador de Florida originó un nuevo escándalo

destacada

En medio de un enfrentamiento entre Donald Trump y varios gobernadores y alcaldes por el manejo de la crisis del coronavirus -en especial en Nueva York- el gobernador de Florida, Ron DeSantis, profundizó la polémica al asegurar que le parece “inapropiado” aplicar la cuarentena a nivel estatal, ya que “hay que tener en cuenta los efectos secundarios” que provocarían que gran parte de la población perdiera su empleo.
“Creo que en algunas regiones del estado donde hay casos más esporádicos sería un problema ordenar a la población que no pueda ganarse un salario, cuando si ellos van a trabajar no tiene ningún efecto en lo que respecta al virus”, explicó DeSantis, quien pertenece, como Trump, al Partido Republicano.
Según los últimos datos del Departamento de Salud en Florida, hay 1.467 casos confirmados de coronavirus, 20 personas han muerto y hay 1.221 personas pendientes de los resultados de la prueba.
Cerca de una decena de congresistas urgieron a DeSantis, declarar “de inmediato” un aislamiento social obligatorio en todo el estado para evitar que se convierta en “el nuevo foco” del Covid-19 en Estados Unidos.
Además, el ex vicepresidente Joe Biden -el más firme candidato a disputar la presidencia con Trump en las elecciones de noviembre próximo por el Partido Demócrata- solicitó hoy a DeSantis extremar las medidas contra el nuevo coronavirus en Florida, donde más de 240.000 personas han firmado una petición por internet en la que le piden “el cierre total de Florida”.
“El sur de la Florida se dirige rápidamente a convertirse en el próximo gran epicentro de esta epidemia, y en este momento, estamos peligrosamente atrasados”, se lamentó la congresista de origen ecuatoriano Debbie Mucarsel-Powell, citada por la agencia de noticias EFE.Ella y otros ocho congresistas demócratas que representan a Florida, entre ellos Ted Deutch, Donna Shalala y Debbie Wasserman Schultz, enviaron una carta a DeSantis solicitándole la orden de cuarentena.
“Florida ahora tiene casi 1.500 casos. Sin embargo, a diferencia de muchos otros estados con más de 1.000 casos, no tiene una orden estatal de confinamiento”, se quejó Mucarsel-Powell.
Señalaron que “una orden estatal de refugio en el lugar” protegerá a los floridanos, en particular a las personas mayores y a aquellos con problemas de salud crónicos, y ayudará al sistema de atención de la salud, que ya está recargado.
Biden, candidato presidencial que lleva la delantera en las encuestas y en el número de delegados en las primarias, criticó en una declaración pública la respuesta de DeSantis a la pandemia.
“Mientras que otros estados grandes continúan tomando medidas fuertes, urgentes y radicales para detener la propagación de Covid-19, Florida no lo ha hecho”, dijo.
El mayor número de casos se ha detectado en el sureste de Florida, y los condados de Miami-Dade y Broward son los más afectados con 367 y 312 casos respectivamente, por lo que los gobiernos locales ya han comenzado a tomar medidas como las ciudades de Miami y de Miami Beach.
Sus ciudadanos tienen la orden de permanecer en sus casas para prevenir contagios de coronavirus, aunque pueden salir a comprar alimentos y productos de primera necesidad, a hacer ejercicio e ir al trabajo con ciertas limitaciones.
La nueva polémica originada por DeSantis vino a echar más leña al fuego en el firme enfrentamiento que Trump mantiene con gobernadores y alcaldes que le reclaman haber minimizado los efectos del nuevo coronavirus, que según la Universidad Johns Hopkins ya causó en el país 894 muertes sobre un total de 62.873 casos confirmados, con 361 dados de alta.
Trump, dijo hoy que trabaja “muy duro” para dar ayuda al estado de Nueva York, que con más de 30.000 contagios y 285 muertos se transformó en una virtual zona cero del brote de coronavirus en el país.
En su cuenta de Twitter, el mandatario aseguró que trabaja junto al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y que parte de la ayuda será para la construcción de “cuatro nuevos centros médicos y cuatro nuevos hospitales”.
Sin embargo, Cuomo informó que el número de casos supera ya los 30.000 y consideró insuficiente el paquete de estímulo fiscal de 2 billones de dólares enviado al Congreso, porque la asignación que le correspondería al estado, epicentro de la pandemia en el país, es “una gota” frente al “agujero” económico que se estima causará en sus finanzas.

Etiquetas: