90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Un club de fútbol no sancionará a sus jugadores por apoyar a un acusado de abuso

destacada

Un de fútbol de la Primera B de la Liga Santafesina, cuyo equipo salió a la cancha con una bandera que decía “Ni Uno Menos”, en apoyo al padre de un jugador acusado de abuso sexual, no aplicará sanciones al plantel al considerar que el joven que promovió la acción “es una víctima”, a pesar del repudio recibido.

Así lo confirmó este viernes el vicepresidente del El Cadi, de la localidad santafesina de San José del Rincón, quien dijo que “vemos al responsable del hecho como una víctima de esta situación”.

“Tratamos el hecho desde puertas adentro. Lo de afuera lo dejamos en manos de la Justicia y desde el nos dedicamos a cumplir nuestra función”, afirmó el dirigente.

El hecho, que generó el repudio de organizaciones feministas, ocurrió el 10 de septiembre último cuando el equipo de El Cadi, que compite en la Primera B de la Liga Santafesina de Fútbol, salió a la cancha con una bandera que decía “Ni Uno Menos”, invirtiendo el género de la conocida consigna de los feminismos.

 
La bandera, aparentemente introducida al campo del juego sin el conocimiento de las autoridades del club, tenía como fin brindarle apoyo a un hombre que cumple prisión preventiva por el presunto abuso sexual de su sobrina.

La abogada de la víctima, Carolina Walter Torres, dijo a Télam que el acusado, Jorge Pereira, irá a juicio en mayo próximo y que la Justicia rechazó en varias ocasiones su excarcelación.

Explicó que se trata del chofer de un transporte escolar que, según la investigación, habría aprovechado esa condición para abusar de la niña cuando la trasladaba, hechos que se prolongaron entre los 6 y los 17 años de la víctima.

La abogada inscribió el hecho de la bandera de apoyo al acusado en el partido de fútbol en un contexto de “familiares de abusadores condenados que plantea que se trata de casos de falsas denuncias”.

 
“Esta consigna (Ni uno menos) ha sido tomada por un grupo de familiares de personas condenadas por abuso sexual, que sostiene que estas condenas han sido dictadas en base a falsas denuncias y están llevando a cabo una militancia, diría yo, en favor de abusadores sexuales y en contra de las víctimas”, dijo Walter Torres.

Además, indicó que “si bien el manifestó que eso había sido realizado sin autorización de la comisión directiva, lo cierto es que tampoco tomó ninguna medida sancionatoria ni de formación en género de los jugadores”.

Por eso, la abogada adelantó que pedirá “a la Liga Santafesina de Fútbol la descalificación o la sanción que estime correspondiente contra ese equipo, porque consideramos que más allá de la libertad de expresión, una manifestación de este tipo implica un acto de violencia simbólica hacia las víctimas de abuso sexual”.

“Hay un intento de silenciamiento de las víctimas de este tipo de acciones por parte de varones que sostienen una bandera con esa consigna”, abundó.

 
La decisión de los jugadores de El Cadi de exhibir la bandera de apoyo al acusado de un delito grave generó el repudio, también, de la “Mesa Rincón”.

El miércoles, la publicó un texto en sus redes sociales en el que señaló que repudian “la consigna de #NiUnoMenos ya que usando la misma frase del reconocido ‘Ni Una Menos’ busca minimizar e invisibilizar la lucha y el reclamo histórico de las mujeres”.

De ese modo, sigue el texto, se deslegitima “su palabra, intimidando a quienes se atreven a alzar la voz por los hechos de violación sufridos (con el argumento de ‘falsa denuncia’) y generando enfrentamientos sociales que lejos están de erradicar la violencia”.

El vicepresidente del confirmó hoy, con relación a posibles sanciones al plantel, que “se decidió que no”.

 
“Nos reunimos con él, le explicamos la situación y el proceder que tuvo. No lo sancionamos porque lo vimos como víctima, pero le explicamos los procedimientos”, dijo dirigente en declaraciones a radio Aire de Santa Fe.

Además, el directivo sostuvo que el jugador es el hijo de…, “el que está en prisión preventiva es el padre”, y resaltó que “todavía la condena está en manos de la justicia” ya que el acusado “está procesado, pero no condenado. Si le tienen que dar los años que sea, que lo hagan, es ajeno a la institución”, sostuvo.

“La polémica y el debate son para la sociedad. No queremos llevar a la institución a ese debate social porque es muy complejo. La sociedad tampoco se pone de sobre este caso” particular, consideró.

Etiquetas: