90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Un documental sobre el caso Luciano Arruga, premiado en el Festival de Trieste

destacada

El documental “¿Quién mató a mi hermano?”, de Ana Fraile y Lucas Scavino, enfocado en la lucha de Vanesa Orieta por hacer justicia en torno a su hermano Luciano Arruga, detenido, desaparecido y asesinado en democracia, ganó la Competencia Contemporánea del 35to. Festival de Cine Latino Americano de Trieste.
La película producida por Pulpofilms, con el apoyo de La Retaguardia, tuvo su estreno en la Selección Oficial de Derechos Humanos del último Bafici.
El encuentro que finalizó el pasado fin de semana, distinguió al filme de Fraile y Scavino sobre la batalla de Orieta, su madre y un grupo de militantes por conocer la verdad sobre Arruga (desaparecido el 31 de enero de 2009 y hallado muerto el 17 de octubre de 2014).
La película producida por Pulpofilms, con el apoyo de La Retaguardia, tuvo su estreno en la Selección Oficial de Derechos Humanos del último Bafici, donde agotó sus tres funciones y obtuvo una mención en ese aparatado.Además “¿Quién mató a mi hermano?”-que llegó a los cines en septiembre de 2019- tuvo un venturoso paso por festivales: alcanzó el primer premio como documental nacional en el Festival de Derechos Humanos, el de mejor documental en el Festival de las Alturas y mereció el lauro al documental social en el Festival de Cine y Video de Rosario.
La presencia argentina en el palmarés de Trieste donde el cine venezolano impuso en la Competencia Oficial a la mejor película (“Lunes o martes, nunca domingo”, de Maruvi Leonett Villaquirán y Javier Martintereso Calvo) y logró el Premio Especial del Jurado (“Voy por tí”, de Carmen La Roche), se completó con el Premio Compromiso Civil para “Los Modernos”, de Guillermo De CarliLa desaparición de Luciano
Luciano fue visto por última vez el 31 de enero de 2009 pero su cuerpo fue hallado más de cinco años después. Luciano Arruga fue visto por sus familiares por última vez el 31 de enero de 2009, cuando salió de su casa en el Barrio 12 de Octubre, en el partido bonaerense de Lomas del Mirador, supuestamente para ir a un ciber de la zona.
Desde entonces, la madre y hermana de Arruga recorrieron hospitales, morgues y comisarías buscando al adolescente, aunque sin éxito.
Cinco años más tarde, tras una denuncia del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), se logró la exhumación de un cuerpo enterrado como NN en el Cementerio de la Chacarita y se confirmó que se trataba del joven.
Investigaciones posteriores determinaron que Arruga murió la misma madrugada del último día de enero, cuando cruzó corriendo la avenida General Paz, a la altura de Mosconi, y fue atropellado por un auto.
El 15 mayo de 2015, el policía Julio Torales fue condenado a diez años de prisión por torturar a Arruga antes de su desaparición, en un fallo unánime del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de La Matanza, que lo consideró coautor del delito de “torturas”.
Para los jueces Diana Volpicina, Gustavo Navarrine y Liliana Logroño quedó acreditado que el 22 de septiembre de 2008, entre las 11 y las 19, Arruga estuvo alojado en el sector de la cocina del destacamento de Lomas del Mirador, tras haber sido detenido como sospechoso de un robo y allí fue torturado a golpes “con un elemento duro o romo” por Torales, mientras otro policía lo sostenía.

Etiquetas: