90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Una entidad para pymes y emprendedores que necesitan algo más que asistencia financiera

destacada

La Empretec es una entidad abocada a llevar adelante una política de mayor acercamiento a pymes, mipymes y emprendedores, ampliando la oferta de programas de capacitación en un conjunto con el Banco Nación.

Así lo destacó en una entrevista con Télam el de la Empretec, Adrián Lebendiker, quien sintetizó la tarea de la entidad en cuatro ejes: “capacitación, divulgación, asistencia y conexión”.

Es que el de las pymes, mipymes y emprendedores se enfrenta diariamente a una serie de desafíos que exceden lo estrictamente financiero, aunque en cierta medida estén fuertemente vinculados.

Estudios de mercado, gestiones comerciales, relaciones laborales, vínculos con proveedores o potenciales compradores, alianzas de cooperación y hasta la presentación de un de para obtener un crédito o simplemente abrir una cuenta bancaria son algunos de los factores que pueden facilitar u obstaculizar el desarrollo de varios emprendimientos.

Para el abordaje de esos casos, desde 1988 el Banco Nación y la Unión Industrial Argentina son socios de Empretec, una iniciativa impulsada en el orden por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (Unctad), la tercera pata de la entidad que por entonces, desarrolló en varios países la iniciativa de reproducir la capacidad de emprendimientos exitosos, en tiempos en los que aún nadie hablaba de emprendedores.

Cofundador y director entre 2000 y 2007 del Centro Metropolitano de Diseño, Lebendiker fue convocado a principios del 2020 para darle un nuevo impulso a Empretec por el del Banco Nación, Eduardo Hecker, con quien ya había trabajado en la Secretaría de Desarrollo Económico de la de Buenos Aires, durante la gestión de Aníbal Ibarra.

Superada la etapa más dura de la pandemia, para Lebendiker la vuelta a las actividades presenciales es vista como una “recuperación del territorio”, si se tiene en cuenta que la mayor parte de los encuentros se lleva a cabo en el interior.

Los requerimientos son variados, pero pueden agruparse entre los de los emprendedores y los de las pymes, diferenciados tanto por las dimensiones de las firmas como también por la historia y trayectoria, por lo general más dilatada en el segundo caso.

“Los emprendedores arrancan generalmente con gente con ideas: tienen un ‘know how’ de su producto o servicio, pero no tienen el conocimiento necesario para desarrollar su negocio”, explicó Lebendiker.

Para esos casos, los interesados cuentan con un taller de comportamiento emprendedor, con una simulación de la formación de equipos de trabajo, apuntando más a lo que son las actitudes que a la gestión.

“Apuntamos a que terminen el taller armando negocios y proyectos comerciales”, continuó, tras lo cual agregó que también se busca “ampliar sus redes de contacto a través del conjunto con el de Desarrollo Productivo, lo que les facilita bajar las barreras de acceso, ya sea a través de fuentes de financiamiento o el otorgamiento de subsidios”.

En el caso de las pymes, los requerimientos apuntan a “mejoras en procedimientos de gestión, marketing digital o comercio electrónico y acceso a Sociedades de Garantías Recíprocas”, señaló.

“Para las pymes exportadoras, hay talleres específicos de inteligencia comercial y culminamos con una ronda de negocios”, agregó, precisamente a días del inicio de una ronda virtual para empresas del sector de la economía del conocimiento, en la que del 11 al 13 de mayo se buscará conectarlas con compradores internacionales para dar a conocer sus productos y servicios, ampliar su base de clientes y concretar nuevos acuerdos y oportunidades comerciales.

En sus 34 años de actividad, Empretec realizó más de 9.000 capacitaciones a través del Taller de Desarrollo del Comportamiento Emprendedor (DCE), en el que, a lo largo de seis jornadas consecutivas de ocho horas, dos instructores certificados por Naciones Unidas facilitan a los participantes el aprendizaje.

“Busca familiarizarlos con los patrones de comportamiento del empresario exitoso para que puedan identificar, reconocer y evaluar estos patrones en sí mismos y ser capaces de fortalecer aquellos que consideren necesarios, con el fin de aplicarlos en la gestión de sus propios negocios”, destaca la fundación.

Pero para Lebendiker, eso no era suficiente: “en nuestra gestión decidimos ampliar la oferta de programas de apoyos a pymes, en especial a las vinculadas a la economía del conocimiento”, explicó, dando pie a un más asociado con el Banco Nación -de hecho, las oficinas de la están en el mismo banco- para que la capacitación y la asistencia financiera vayan de la mano.

“Antes, Empretec estaba volcada exclusivamente al programa de la Unctad. Si tengo que hacer críticas a la gestión anterior, en realidad le caben al Banco Nación, no a la Fundación, porque el banco había desatendido a las pymes”, explicó.

En una gestión que caracteriza como “una política de mayor cercanía a las pymes”, Lebendiker cuenta con un equipo permanente de 9 colaboradores más una red de más de 20 capacitadores o consultores, a los que se los convoca para tareas específicas.

En ese marco, Empretec trabaja en conjunto con el Banco Nación en los consejos consultivos, que son ámbitos de relacionamiento y debate, con la participación de ONG y cámaras empresarias.

“Apuntamos a lugares donde no haya grandes concentraciones, llegar a lugares donde otros no estén llegando tanto”, indicó el titular de la fundación.

En el corto plazo, las actividades tendrán lugar en Tierra del Fuego y Jujuy, sumándose a la recientemente realizada en Luján en conjunto con la Cámara Textil de la bonaerense.

Etiquetas: