1 / 2

Una mujer despertó tras estar un mes en coma y acusó a su novio por intento de femicidio

destacada

Una joven de 22 años que a fines de marzo pasado cayó del tercer piso de un edificio de la ciudad de La Plata y sufrió graves heridas que la dejaron inconsciente durante más de un mes, acusó al volver en sí a su pareja de haberla arrojado al vacío, por lo que el sospechoso, un rapero conocido en el ambiente como “Ober”, fue detenido para ser indagado por la Justicia, informaron fuentes y la madre de la víctima.

La causa, que inicialmente se investigó como un presunto intento de suicidio, dio un giro en las últimas horas a raíz de la acusación que realizó Sofía Tummo Espinoza (22) contra quien era su pareja, Facundo Lemos (23), apodado “Ober” o “Ebrio”, quien en las últimas horas fue detenido y será indagado por la fiscal platense Betina Lacki, acusado por el delito de “tentativa de homicidio”.

El hecho ocurrió el 28 de marzo pasado en un departamento ubicado en el tercer piso del edificio situado en la calle 44, entre 1 y 2, de La Plata, a metros de la Estación de Trenes de La Plata.

Tal como quedó registrado por las cámaras de seguridad de la cuadra, la joven cayó al vacío sobre la vereda y sufrió graves heridas por las que fue internada en el Hospital San Martín, de la bonaerense, donde se determinó que presentaba politraumatismos, fractura de pelvis, de columna cervical y de escápula, por lo que fue intervenida quirúrgicamente y permaneció inconsciente durante casi un mes.

Durante ese tiempo, Lemos declaró que fue la joven quien se arrojó al vacío por su propia voluntad y pese estar demorado, fue liberado a las pocas horas de ocurrido el hecho.

Pero días atrás Sofía recobró el conocimiento y declaró que fue su pareja, Lemos, quien la empujó con violencia por el balcón.

Según informaron fuentes a Télam, la versión fue corroborada con informes y testigos que dijeron que la pareja estaba discutiendo esa noche, por lo que ayer la fiscal Lacki solicitó la detención del acusado.

El joven fue apresado en calle 8, entre 634 y 635, de La Plata, y durante esta jornada será indagado por la fiscal, dijeron los voceros.

Tras la detención de Lemos, la mamá de la joven, Guadalupe Espinosa Viale, explicó a Télam que Sofía estuvo 18 días en terapia intensiva y cinco en coma, y que “ahí no se acordaba lo que había pasado, pero una vez en sala, cuando empezó a caminar, se despertó un día con ataque de pánico y recordó todo lo que sucedió con lujo de detalles”.

Dijo también que durante los ocho meses que duró la relación con Lemos, habían tenido episodios de violencia, en los que él “se iba a las manos”, pero que esta vez “la marcó y la quiso matar”, y agregó que, mientras la joven permanecía internada, Lemos “salía a rapear, hacia vivos en Instagram, iba a la cancha, salía a bares con los amigos con total impunidad”.

La madre de Sofía publicó este martes en redes sociales un en el que apuntó contra el denunciado y cuestionó que se difundiera hasta ahora su versión de lo que había sucedido, refiriéndose al hecho como un suicidio.

“Mientras mi hija estaba en el hospital, peleaba por su vida y yo estaba en terapia intensiva con ella, los medios decían que se había tirado, decían lo que el femicida había declarado en la policía, como si fuera la verdad absoluta”, se lamentó.

En primer plano y quebrada pero con énfasis en pedir “justicia por Sofía”, Viale agregó: “Lo único que quiero es que este tipo no vuelva a tocar a ninguna mujer y que pague por lo que le hizo a mi hija”.

Además, dijo que los golpes que tenía su hija no eran producto de la caída, como se dijo en un principio, sino que Lemos “la golpeó dentro del departamento”, y remarcó, con lágrimas en los ojos, que él “la agarró del cuello, la tiró por la ventana, y Sofía se llegó a agarrar de un cable, y él la miró y la dejó caer”.

“Estamos pidiendo Justicia y vamos a seguir pidiéndola hasta que le den el máximo de años que correspondan. Es un femicida. La tiró, no bajó ni bien la tiró, ni siquiera tuvo el tupé de avivarse a ver si quedaba poquitito menos culpable, y se fue a llamar a una vecina, se arrodillaba y decía yo no fui, pero no bajo ni a verla”, agregó la mujer.

.

La madre de Sofía, quien adelantó que convocará a una marcha para pedir justicia, se refirió a la actitud de Lemos esa noche, al asegurar que se fue del lugar en taxi diciendo que iba a buscar una ambulancia mientras la joven permanecía inconsciente en el suelo.

“Dijo que iba a buscar una ambulancia, demorando la atención médica de mi hija, haciendo que mi hija pudiera morirse en ese momento”, expresó la madre de la víctima, quien agregó que “por suerte los vecinos llamaron a la ambulancia y (Sofía) pudo llegar al hospital, casi sin signos de vida”.

Viale remarcó que ahora su “hija se despertó y pudo hablar” y “recordar lo que le hizo este hijo de puta, después de golpearla, de tirarla, de verla como se estaba cayendo y no alcanzarle un brazo para zafar de la cagada que había mandado, lo único que pido es Justicia, que pague lo que hizo”, aseveró.

En ese tono, agregó: “No puedo creer que lo hayan dejado salir, debería haber quedado presa desde el primer día, hasta que Sofia se pudiera recuperar de la terapia intensiva, gracias a Dios sobrevivió para contar su verdad, y no va a hacer otra mujer muerta más por un femicida y que eso quede impune, queremos Justicia por Sofia nada más”.

Etiquetas: