90.1 Malvinas Argentinas
1 / 2

Veda total para la pesca deportiva y comercial en la provincia

destacada

Lo confirmó la subsecretaria de Ambiente, Paula Soneira, quien anticipó además que emplazarán banderas en el río para informar a las embarcaciones sobre la veda. “Obviamente que estamos todos muy preocupados, sobre todo los pescadores comerciales; pero iremos delineando acciones para el caso que las condiciones del río obliguen a extender esta situación”, apuntó.

La subsecretaria de Ambiente y Biodiversidad, Paula Soneira, confirmó que desde el lunes 16 de noviembre se encuentra vigente la veda total para la pesca deportiva y comercial que “se mantendrá siempre y cuando la altura del río Paraná se encuentre por debajo del metro”. La funcionaria explicó que en septiembre se pusieron en marcha nuevas normativas consensuadas con la Mesa Pesquera cuya base es una suerte de “semaforización” que determina tres situaciones.

Así, el verde, corresponde a la Veda Extendida, con el nivel del río por encima de los 2 metros, habilita la pesca deportiva y comercial durante cinco días. Amarillo, representa la Veda Flexibilizada, con el río entre 1 y 2 metros, permite la pesca durante tres días; y rojo, Veda Total, con el río por debajo del metro de altura, con la pesca prohibida, tanto la comercial como la deportiva. 

Soneira comentó que a partir de este martes, se emplazarán banderas que comunicarán las distintas situaciones para que todos los pescadores estén al tanto y respeten la normativa vigente. “La bandera roja se mantendrá siempre que el nivel del río esté por debajo del metro de altura, en el hidrómetro de Barranqueras, e irá cambiando en función de la fluctuación de la altura”, detalló. La subsecretaria indicó en declaraciones a Radio Provincia que “las condiciones de bandera verde no se dan desde el año pasado”. 

Pronóstico complicado

La semaforización del río fue determinada en septiembre por la Mesa Pesquera

Según el Instituto Nacional del Agua, que constituye una de las fuentes principales de información de la Provincia, la perspectiva es que el río permanezca, al menos una semana más, por debajo del metro. “De todas maneras, esto no deja de ser un pronóstico, que está supeditado a lo que ocurra con las lluvias en Brasil y Paraguay: hoy estamos en 0,92 metros con lo cual una suba leve nos pondría en otra situación, por eso vamos a estar monitoreando día a día”, anticipó. 

La subsecretaria recordó que la Mesa Pesquera se conformó en abril y hasta ahora concretó 11 reuniones. Este es el espacio donde se encuentran las autoridades provinciales y los representantes de las asociaciones de pescadores comerciales y deportivos. En su última reunión, el Gobierno alertó que el domingo se cumplían los cinco días establecidos para el cambio de situación a “rojo”, tal como lo determina la Resolución 1078/20. 

“Obviamente que estamos todos muy preocupados, sobre todo los pescadores comerciales, pero iremos delineando acciones para el caso de que las condiciones del río obliguen a extender esta veda total”, apuntó Soneira. No obstante, marcó que “lo más probable” es que la situación más común para los próximos meses y el primer tramo de 2021 sea la situación “amarilla”, donde los pescadores comerciales tienen permitido pescar los lunes, martes y miércoles; y los deportivos los jueves, sábados y domingo. 

Coordinación regional

Como sucede en otros ámbitos y quedó en evidencia con las disposiciones en el marco de la pandemia, por hora el Chaco no ha encontrado en Corrientes un interlocutor válido para la necesaria coordinación de las pautas para la pesca, en todas sus variantes. A pesar que ambas provincias “comparten” las aguas del mismo río, el Gobierno correntino -aún con el Paraná bajo-, mantiene los permisos para la actividad durante cinco días a la semana. “Esto complica bastante la gestión y el control, y más aún cuando nosotros estamos en veda total como ahora; pero seguiremos insistiendo en ámbitos nacionales en que la gestión de la bajante debe darse al nivel cuenca”, señaló la subsecretaria. 

Soneira recordó que en cuanto a río y gestión de la pesca, Argentina no tiene una ley nacional que atienda todas las situaciones. “Los recursos naturales son potestad de las provincias y por eso cada una tiene su ley de pesca, pero hace años planteamos la necesidad de regular los recursos cuando son interjurisdiccionales como este; como no la tenemos, intentaremos insistir con el diálogo y el consenso”, cerró.